Connect with us

Hi, what are you looking for?

FM Chaco

Tecnología

Fundas descartables, la nueva movida ecológica en el negocio de los smartphones

Protegen al teléfono y al medio ambiente en un mismo movimiento. Hay modelos creados con plantas, con maíz e incluso con redes de pesca que se desechan.

El negocio móvil navega en un sinsentido en el que pocas veces nos detenemos. Los fabricantes invierten tiempo, esfuerzos y dinero a través de sus departamentos de diseño para crear smartphones cada vez más bellos y elegantes. Sin embargo, apenas el dispositivo llega a manos de los usuarios, la estética original se esconde debajo de las fundas protectoras, accesorios necesarios para que el teléfono no se rompa en mil pedazos a la primera caída.

Un tanto más allá de aquel aparente sinsentido se asoma otra realidad en la que también vale la pena detenerse. Las empresas del sector se esfuerzan (en muchos casos debido a presiones de organismos y grupos ecológicos) para crear productos sostenibles para el medio ambiente. Eso quedó en evidencia, por ejemplo, en la reciente presentación de Apple en la que, entre las novedades de la familia iPad, la compañía aseguró que las tablets son creadas con material 100% reciclado.

Una vez más llega la instancia posterior a la compra: ¿de qué valen aquellos esfuerzos si al instante colocamos una funda de plástico, poco amigable con la naturaleza? En ese camino aparece una propuesta que gana terreno en el sector, las fundas para celulares ecológicas. Aunque en ocasiones se trate de una astuta estrategia de marketing, a fin de cuentas servirá para cuidar al medio ambiente, especialmente considerando que estos elementos para la protección de los smartphones usualmente se descartan con más frecuencia que el dispositivo.

Las eco-fundas

En el mercado local es posible conseguir algunas carcasas de protección creadas con materiales reciclables. Sin embargo, la profundización de esta movida es más evidente en otros mercados donde es posible conseguir fundas en cierta medida extravagantes, aunque esa singularidad persigue una buena causa: el cuidado medioambiental.

Una de los nombres conocidos en ese mundillo es Pela, que ofrece estuches para teléfonos creados con elementos de origen vegetal y compostables. La marca asegura que, incluso fabricadas con plantas y otras yerbas, ofrecen igualmente la protección que necesitan los dispositivos ante una caída. Por otra parte, dicen que donan el 5% de los ingresos totales a organizaciones ambientales.

La funda que vemos en esta imagen está fabricada con materiales 100% reciclables.
La funda que vemos en esta imagen está fabricada con materiales 100% reciclables.Por: (Foto: Pela)

Con sede en Barcelona, Popsicase es otra de las empresas que transita la intersección entre la ecología y la protección de los celulares. Ellos no usan plantas en sus fundas sino redes de pesca. “Es como tener un pedazo del Mediterráneo en tus manos”, dicen. Naturalmente, no se trata únicamente de una adoración por aquel océano, sino del cuidado de sus habitantes. “Nuestras fundas están hechas a partir de redes de pesca en desuso y chatarra de aluminio, contribuyendo a reducir los residuos que contaminan nuestra Tierra”, dicen desde la compañía. Además, es sabido el daño que ese material provoca en las aves y, en tanto, su reutilización propone un círculo virtuoso.

La empresa catalana también ofrece el modelo que llaman “Seed”, creado a partir de materiales biodegradables que pueden ser degradados por microorganismos en el plazo de un año “de forma que los elementos vuelven a la naturaleza de una forma real”, explican.

Los casos se multiplican y, acaso, se conviertan en un estándar próximamente. Un ejemplo de interesante mención es Casetify, en cuyo catálogo cuenta con múltiples accesorios para dispositivos tecnológicos y que también incluye una funda compostable además de personalizable. La misma está hecha con bambú y almidón de maíz. ¿Será marketing? Como fuere, prometen plantar un árbol por cada unidad que vendan en el marco de un vínculo con un proyecto medioambiental. Eso sí: las opciones en este caso sólo contemplan modelos de la familia iPhone.

Hay más: Wave tiene fundas hechas con paja de trigo; e incluso hay un fabricante del sector, Mmore, que agrega a sus carcasas protectoras compostables una capa con perfumes naturales, por ejemplo con grandes de café molinos o pétalos de jazmines.

¿Se consolidará esta tendencia? Será interesante poner en foco en la visión ecológica considerando, tal como señalamos, que en el mundo hay tantas fundas como teléfonos móviles. ¿Acaso hay alguien que use un smartphone sin protección?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

También Te Puede Interesar

Deportes

El delantero brasileño Robinho volvió a negar los abusos supuestamente cometidos por él en un caso que le condenó a nueve años de prisión por violencia sexual...

Deportes

Pasaron cuatro fechas del inicio de la temporada para el Barcelona, que viene de protagonizar una campaña para el olvido después de no poder levantar...

CORRUPCION

De un barrio para familias Qom, repartió en su familia la mitad de las casas. Ahora firmó un convenio con la Nación para hacer...

Sociedad

Aduana Argentina incautó $1.640.000 en el Centro Unificado de Frontera, en poder de un hombre que intentaba cruzar a pie hacia el vecino país,...