Connect with us

Hi, what are you looking for?

Economia

Walter Graziano: “Yo prohibiría los depósitos en dólares, son un instrumento de inestabilidad”

Walter Graziano es uno de los economistas más escuchados, sobre todo en épocas de crisis. Tiene una mirada siempre crítica, nunca atada a dogmas. Este es un resumen del diálogo con iProfesional sobre la dinámica en el mercado cambiario.

-¿Cómo analiza la dinámica del mercado cambiario después de la baja de las cotizaciones de los dólares “alternativos” en la última semana?

-Es más lógico lo que vimos esta semana que lo ocurrido la semana pasada. El Gobierno hizo algunas cosas bien, y otras las hizo mal. Es cierto que el Banco Central se comportó de manera amateur con las medidas que fue tomando, desde el 15 de septiembre en adelante. También es verdad que la rebaja de tres puntos en las retenciones a la soja resultó cosmética. Pero también es cierto que algunas de las medidas tomadas -como los ATP y los IFE- han servido para atender al tejido económico y social argentino en estos meses. Había que atender las consecuencias de la pandemia, y lo han hecho bastante bien. Es cierto que eso significó una emisión monetaria excepcional, pero.. ¿en dónde no? Fue algo lógico ante lo imponderable.

-¿La reacción del mercado fue desmedida frente a esa excepcionalidad?

-La situación enloqueció a muchos creyendo que se venía la hiperinflación. También hubo un coro de economistas libertarios que viene sosteniendo que la Argentina se encamina hacia la híper, y yo disiento profundamente con ese mensaje. Acá no hay emisión descontrolada como hubo en una parte de los años ´80. Estamos a años luz de que la situación se parezca a aquélla; o a la que vivimos después del corralito de 2001. En la última semana, las variables se movieron con más lógica. Aunque hay algunas cuestiones que van a tener que pulir.

-¿A qué se refiere?

-Por ejemplo, que no puede pensarse que las cotizaciones pueden sostenerse apretando a las sociedades de Bolsa. Es infantil. A la larga, esas prácticas sólo sirven para subir el precio del “blue”. En un mundo globalizado resulta imposible impedir que se hagan transacciones.Walter Graziano, consultor influyente en la City, mantiene una mirada crítica sobre la estrategia financiera del GobiernoWalter Graziano, consultor influyente en la City, discrepa con sus colegas que agitaron el riesgo de una hiperinflación

-¿Cuál debería ser el próximo paso para consolidar esta baja de las cotizaciones e impedir una devaluación del dólar “oficial”?

-No sé qué tienen pensado. Hasta dónde privilegian que no suban las cotizaciones alternativas. Que no suban las tasas de interés demuestra que no están muy preocupados. Es muy difícil la situación. Porque si suben las tasas se aseguraría una baja del dólar pero matarían a la economía, que ya está muy débil.

-¿Qué debería hacerse entonces?

-No me gusta decir eso por los medios. Lo único que digo es que todo depende de lo que se busque privilegiar. Si las Reservas bajan a consecuencia de que el “contado con liqui” y el “blue” suben, entonces sí habría que hacer algo para bajar fuerte esas cotizaciones. Ahora, privilegiar las cotizaciones alternativas por sobre el nivel de actividad sería vivir en otro país. Porque el “blue” y el “contado con liqui” tienen efecto sobre la vida de unas pocas personas, en tanto no afecten el nivel de las Reservas. Ahora, las ventas de dólares del BCRA disminuyeron sensiblemente este mes. Lo que no está quieta es la salida de depósitos en dólares. Y esto es lo más preocupante. De alguna manera tienen que convencer a los ahorristas que dejen los dólares en los bancos.

-¿Qué medida tomaría?

-Este no es el momento más indicado, pero la tendría en el radar para más adelante: prohibiría los depósitos en dólares. No tendrían que existir. Son un instrumento de inestabilidad. No tienen ningún sentido; no sirven para nada.

-El Gobierno se plantó en que debe evitarse la devaluación. ¿Lo lograrán?

-Ellos saben perfectamente la cantidad de dólares en las Reservas y la cantidad de soja por liquidar como para armar el rompecabezas y saber si le ganan la pulseada a los exportadores. Yo quiero poner el acento en un punto: que usen los encajes de los argendólares para atravesar estos meses, hasta la próxima cosecha, puede ser razonable, en tanto lo que se utilice no sea demasiado. Necesitamos que los depósitos en dólares se queden; no que se vayan por el temor de los ahorristas.El hecho de que el BCRA haya atenuado el ritmo de asistencia al Tesoro es visto en la City como una señal de estabilización de corto plazoEl hecho de que el BCRA haya mantenido las tasas relativamente bajas es visto por Graziano como una señal de que no hay una preocupación por un colapso inminente

-¿Dónde debería enfocarse el Gobierno para sostener la estabilidad cambiaria? ¿En un nuevo acuerdo con los sojeros?

-No se puede confiar en un solo sector la suerte de un país. Yo prefiero un acuerdo con el Fondo Monetario, porque ellos tienen un complejo de culpa con la Argentina. Saben a la perfección que hicieron las cosas mal. Y que todo el mundo ya sabe que tomaron decisiones con un criterio eminentemente político en la época de Macri. No puede dejar al Gobierno actual de a pie. Si la Argentina se prende fuego va a quedar muy expuesto que el FMI es uno de los grandes responsables. Y si bien, para la historia de la Argentina, una mancha más al tigre no cambiaría demasiado, al FMI lo perjudicaría enormemente en su prestigio en el Primer Mundo.

Estoy seguro que el Fondo va a financiar al país en caso de que el Gobierno le muestre un programa fiscal y monetario coherente. El acuerdo será más fácil de lo que se cree. Se podrían refinanciar los u$s3.500 millones que vencen en 2021 y, además, recibir unos u$s15.000 millones. Sería un papelón si no financiaran a Alberto Fernández después de lo que le brindaron a Macri.

-¿O sea que la clave para estabilizar sería un acuerdo con el FMI con plata fresca?

-Salvo que consigan destrabar el swap chino. O fondos del Tesoro americano, con una partida que ellos disponen para auxiliar a países en crisis. Como lo hizo con México a mediados de los años ´90, por ejemplo.

-Algunos de sus colegas plantean que, antes de un acuerdo con el FMI, habría que devaluar de manera ordenada. Llevar el dólar a $120, por ejemplo.

-¿Y por qué habría que hacerlo? Con el dólar a $80 tenemos un superávit comercial enorme. ¿Qué lograríamos con un dólar a $120? No le veo lógica. Es cierto que se han generado muchos pesos por la pandemia pero también es verdad que esa masa de dinero no es exorbitante. Yo me conformo con no dejar atrasar el tipo de cambio real actual. Aceleraría un poco, pero no demasiado. Una devaluación sería dramática. Yo iría a Washington este mismo fin de semana para arreglar con el Fondo porque no tenemos demasiado tiempo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

También Te Puede Interesar

Sociedad

Otras 145 personas murieron y 8.234 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, con lo que suman 51.795 los...

Tecnología

YouTube anunció el lanzamiento de una nueva funcionalidad que permite a preadolescentes – menores de 13 años – explorar el portal con una cuenta...

Politica

En un tono autocrítico y algunos guiños hacia otros dirigentes de la oposición, Fernando “Chino” Navarro manifestó su disconformidad con los programas sociales que...

Sociedad

Docentes, no docentes, directivos y personal de apoyo de instituciones educativas oficiales de cualquier nivel que deseen recibir las dosis podrán registrarse en una...