Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Huerta en casa: qué elementos tenés que mirar antes de elegir el lugar para empezar tu proyecto

Antes de iniciar el proyecto de tuhuerta en casa hay una serie de consideraciones a tener en cuenta para que el resultado final sea el mejor posible. Un buen punto de partida es imaginar el lugar que tenés disponible visto desde el aire, como con un dron. Recorrer los posibles espacios, tanto en el jardín como en la terraza o en el balcón, te familiarizará con el proyecto.

Dónde ubicarla

Estos tres elementos son imprescindibles para el buen crecimiento vegetal. Sin sol las plantas no crecen bien. Este requerimiento biológico nos señala la importancia de conocer su recorrido en nuestro espacio. Se puede modificar y mejorar un suelo, pero nunca la órbita solar. Este punto es vital en la decisión del lugar de cultivo: Es preferible elegir un lugar con un suelo pobre y buena exposición al sol que un lugar con un suelo profundo y rico pero sombreado. Con técnicas adecuadas e incorporación de buenos abonos naturales se puede transformar un suelo pobre y compactado en un cantero apto para el cultivo de las verduras más exigentes.

El aire atmosférico aporta una serie de compuestos químicos, entre los que se destaca el dióxido de carbono (CO2) vital en el proceso de fotosíntesis. Oxígeno, nitrógeno e hidrógeno también serán imprescindibles para el desarrollo saludable de nuestras plantas. En el suelo de la huerta, el aporte de oxígeno por parte del aire posibilita la descomposición aerobia de la materia orgánica y en el sector de reciclado, facilita el proceso de compostaje. Un suelo compactado sin poros por dónde pueda circular libremente el aire impide el crecimiento vegetal.

El agua es otro elemento vital en el que se disuelven las sustancias nutritivas presentes en el suelo y posibilita la absorción de los nutrientes por medio de las raíces. Tanto su falta como su exceso acarrean problemas, aprender a gestionar y dosificar los riegos es otro pilar en una huerta exitosa.

El sol, un aliado clave para el buen crecimiento de las plantas

Cuánto sol y cuánta superficie necesito

Las hortalizas requieren entre cinco y seis horas de sol, especialmente las que nos proveerán frutos como los tomates. En cambio, tres horas de sol directo serán suficientes para las plantas a las cuales cosechamos solo sus hojas como lechuga, rúcula, escarola o espinaca.

El número de metros cuadrados se calcula en función de la cantidad de personas y al hábito de consumir verduras que tenga cada familia. Básicamente 100 metros cuadrados son suficientes para una familia tipo e inclusive con la mitad es posible cultivar las hortalizas básicas para ensaladas y platos más convencionales. Los vegetarianos, los veganos y las familias numerosas necesitan disponer de la mayor superficie posible si pretenden alimentarse solamente de la huerta.

Tip: No diseñes más espacio del que puedas llegar a atender y que sepas cuánto tiempo y esfuerzo estás dispuesto en dedicar a su cuidado. Arrancá por parcelas chicas de fácil manejo para progresivamente ir cultivando más espacios.

Cuál es la mejor orientación

La orientación es determinante en la elección de las plantas que quieras cultivar. Un balcón o una ventana orientada al sur, en nuestro hemisferio prácticamente no recibirá sol durante el invierno. Un fenómeno similar ocurre en los patios donde las sombras proyectadas por las paredes impiden la llegada de la luz solar en sectores puntuales.

En el movimiento está la solución. Colocar un sistema de ruedas debajo de las macetas más pesadas o con plantas con más necesidad de sol permitirá desplazarlas sin inconvenientes y ubicarlas en los lugares más aptos para el crecimiento de las verduras. De mediados de mayo a mediados de julio es el período de días con menos luz. Observá durante el primer año de instalación de tu huerta detenidamente los lugares que reciban más sol para aprovecharlos en los años siguientes. En una ciudad, además tenés que evaluar las sombras proyectadas por las construcciones colindantes.

Qué es el kilómetro 0

En las ciudades, indica el punto desde dónde parte la red de rutas nacionales. Pero a escala de alimentos, hace referencia a los que son producidos cerca de dónde se van a consumir con todas las ventajas medioambientales y de salud que ello implica. El traslado de cientos o miles de kilómetros de algunas verduras hasta su lugar de consumo con el impacto ecológico que conlleva su transporte, puede ser evitado, si tenemos una huerta en casa. Recordá la máxima ecológica: “Pensá globalmente y actuá localmente”. Toda acción positiva, suma. La cualidad Km 0 de los restaurantes con huerta propia suena moderno, pero este concepto fue creado en 1943 por la agrónoma inglesa Lady EveBalfour. En su libro “El suelo viviente” ella concluye qué para promover la salud, los alimentos deberían producirse en las cercanías, valorando la autoproducción. Colores, sabores, aromas y texturas únicas solo se experimentan “de la huerta al plato”.

Advertisement

También Te Puede Interesar

Sociedad

El Ministerio de Salud informó este lunes 28.680 nuevos casos de coronavirus y 505 muertes en 24 horas en la Argentina. En el reporte vespertino se detalló que...

Politica

A última hora del pasado jueves el Capitán de Pesca Rubén Meloni cobro notoriedad al ser el primer capitán de un buque civil que invocando...

Espectáculos

Sol Pérez se muestra muy feliz con su excelente año laboral. Y consciente de sus encantos y popularidad, cautiva a sus admiradores en las redes...

Sociedad

La Dirección Nacional de Vialidad informa que como consecuencia de los avances en la construcción de la autovía de Ruta Nacional 11, en su...