Connect with us

Hi, what are you looking for?

Espectáculos

Verónica Ojeda rompió el silencio: la muerte de Maradona y advertencia a Morla

La expareja de Diego habló de su experiencia sobre el fallecimiento del Diez y los vaivenes que debió vivir como madre de Diego Fernando. Al abogado lo desafió: “Cuando me tocan a mi hijo, mato”.

En la serie de nuevos testimonios sobre el deceso de Diego Maradona, que inició Matías Morla provocando la reacción de muchas figuras del entorno del Diez, este miércoles habló Verónica Ojeda, quien dio su visión sobre el intrincado contexto que rodeaba al astro y su defensa de su hijo Diego Fernando, a quien el abogado le habría cortado la asistencia médica.

“Dejé todo para Dieguito. Le detectaron un autismo chiquito, a los tres años. No sabía nada de nada. Empecé a consultar con los mejores especialistas de Argentina, me moví por todos los institutos de Argentina. Hasta que Alejandro Druetto me dijo que fuera a Estados Unidos. Lo podía llevar gracias a su papá. Cada vez que se acercaba a su papá, era un avance increíble. Por eso fuimos a México y dos veces al año íbamos a Estados Unidos por un tratamiento. En México hay especialistas del mismo nivel. Diego me propuso de hacer la terapia y refuerzo de escuela para que empiece primer grado bien en Buenos Aires. Era bárbaro. Teníamos buena relación como padres”, recordó.

 

Mi hijo disfrutó mucho en México con él. Quiero que se quede con eso. Cuando iba a la cancha con su papá o entrenaba. Jugaba, la pasaba bárbaro. De México tuve que volver porque perdía el año escolar en Argentina. Cuando yo necesitaba, en este caso tratamientos para Estados Unidos, me la hacían difícil. No llegaba a Diego ni a Matías (Morla) por razones obvias. Ustedes lo saben. Tenía que hablar con la contadora de Matías. Para que quede todo claro, le dije a Andrea (la contadora) que se lo pagaran directamente al instituto donde iba Dieguito. Quería ser políticamente correcta. Esos tratamientos van nenes de todas partes. No es fácil que te den un lugar. Por ahí ibas, hacías la entrevista y te daban el turno a los seis meses”, contó.

 

Enseguida, ahondó sobre su relación con Morla, quien le había recriminado no dialogar con él: “Las veces que te llamé, Matías, para hablar. Te llamó Mario (su pareja, Baudry). Matías, vos me conocés y sabés la clase de persona que soy. Pero cuando me tocan a mi hijo, mato. No me toqués a Dieguito, reviento como una bomba. Estoy muy enojada, Matías, porque estás diciendo que Diego (Maradona) te dijo que cuides a sus hermanas. Que yo sepa, cada una tiene su empresa y su hermana. Diego les dio un montón y me parece bárbaro. Está perfecto. Pero, ¿Dieguito Fernando qué es?. Tiene toda una vida. Tiene ocho años. Necesita un montón de cosas. Cada hermana tiene su familia constituida. Te pido por favor, Matías, que si querés hablar, no tengo ningún problema”.

 

“Yo lo único que le digo a Matías, que si está enojado por el velatorio, no sé por qué. Yo hablé con la hermana porque no tenía acceso. Él no me contestó. Todo lo que quieras hablar, estoy abierta. No tengo problema. Con Mario no vas a tener problema. Hablaste con él. Con Matías tuve una relación muy cordial. Yo quiero creer que no lo va a dejar afuera a Dieguito. Y las hermanas son bastante grandes y tienen una vida hecha. Su hijo necesita lo que le corresponde por derecho a su papá”.

 

Ojeda, otra que señala que le dificultaban tomar contacto con Maradona

“Yo no tenía accedo a Diego. Esto comenzó en 2016 más o menos. Yo con Matías tenía una excelente relación. Las imágenes de Diego Fernando en el Mundial de Brasil, cuando Diego lo reconoció públicamente. La pareja y el séquito que estaba con él… Rocío no me dejaba, por supuesto que no. Yo no tenía acceso a su papá”, remarcó.

“Un día me llamaron, que me iban a mandar un avión de Buenos Aires a Mar del Plata porque Diego quería verlo a Dieguito Fernando. Yo accedí, les había dicho a mis padres porque estaba trabajando. Pero lo llevaron a Diego a una fiesta, en un boliche. Las personas que lo llevaron sabían que se tenía que ver con Dieguito Fernando. Las imágenes están. Yo no estoy diciendo algo que no es”, acusó.

 

Y enseguida, repasó otro hecho como ejemplo de la situación que vivía: “Cuando falleció don Diego, le mandé una corona con el nombre de Dieguito Fernando. Un montón de personas dirigían el velatorio: la pareja de Diego, su madre, sus hijas y su ex mujer. No dejaron entrar la corona de don Diego. A mi padre no lo dejaron ingresar a ver a su amigo de toda la vida. Quiero que se sepa la verdad con todo. Yo cuando me enteré que esta chica no pudo entrar… Fue su última pareja, su último gran amor. Yo no lo sabía. De lo contrario, la dejaba entrar. Yo la hubiera dejado. Tiene derechos. No soy mala persona”.

 

Los últimos tiempos de Diego

 

Los hijos sabían de lo de la marihuana. Yo fui al juzgado y declaré. Sin que nadie sepa, acá está el audio con quién hablé y dije. Eso fue en la casa de Brandsen. A Diego lo vi tres días antes de la muerte. Salí llorando. Estaba la habitación a oscuras. Entró Dieguito corriendo, se le tiró encima de la cama y lo abrazó. Le pregunté a él qué necesitaba. Me dijo que estaba bien. Le pedí que estuviera bien para Dieguito. Cuando salgo de ahí, le dije a Morla que Diego no podía estar tan mal. Que (la psiquiatra, Agustina) Cosachov hiciera algo. (Carlos) Díaz, el psicólogo, entró y salió cinco minutos. Eran 300 lucas que se llevaba“, acusó.

 

Advertisement

También Te Puede Interesar

Sociedad

El Ministerio de Salud Pública de Chaco informa que, hasta este miércoles 5 de mayo de 2021, se registran 45.660 casos confirmados de COVID-19,...

Politica

La interna de la Unión Cívica Radical (UCR) no cesa sus chispazos entre los distintos dirigentes, y tras las declaraciones de ayer de la...

Sociedad

El Servicio Externo de la Comisaría Segunda intervino en el hurto del biciclo, tras tareas investigativas la halló en poder de un joven de...

Sociedad

Se trata de dos hombres de 31 y 22 años y una mujer de 18 años. Llevaban más de un kilo y medio del...