Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tecnología

Vulneraron la seguridad informática y terminaron en la mira del FBI: las historias de cinco de los hackers más famosos

0 años de prisión por hackear y robar información de Dave & Buster, TJX, Barnes & Noble, Office Max, Heartland y otras empresas.

Al sentenciarlo el juez dijo: “Lo que me pareció terrible fue que usted engañó a la agencia del Gobierno con la que al mismo tiempo estaba colaborando, por lo que usted era un agente doble”, según publicó en aquel entonces el diario El País. En la actualidad sigue cumpliendo su pena de prisión.

Jonathan James, el primer adolescente sentenciado por delitos cibernéticos

 Entre junio y octubre de 1999, James, cuyo apodo era C0mrade, logró vulnerar la seguridad de la NASA Entre junio y octubre de 1999, James, cuyo apodo era C0mrade, logró vulnerar la seguridad de la NASA

Jonathan James se hizo conocido por ser el primer adolescente en ser sentenciado por delitos cibernéticos. Tenía 16 años cuando fue condenado a seis meses de arresto domiciliario, la prohibición de utilizar computadoras y libertad condicional hasta que cumpliera la mayoría de edad.

¿Pero cómo llegó a eso? Entre junio y octubre de 1999, James, cuyo apodo era C0mrade, logró vulnerar la seguridad de la NASA y acceder a computadoras donde robó información que valía casi dos millones de dólares. Era el código fuente que controlaba varias aspectos vinculados a la supervivencia dentro de la Estación Espacial Internacional. Por tratarse de datos tan críticos, la agencia decidió apagar todo y reescribir la información para evitar daños posteriores.

Apenas unos meses después ya había logrado ingresar al sistema escolar del condado de Miami-Dade, el de la compañía BellSouth y del Centro de Vuelo Espacial Marshall en Alabama. Pero el gran golpe sería su intromisión al Departamento de Defensa de los Estados Unidos en el Pentágono.

Jonathan entró por una puerta trasera en uno de los servidores y allí instaló un sistema que le permitió espiar la comunicación entre los empleados de la agencia. Así obtuvo los usuarios y contraseñas para ingresar a diez computadoras del sistema de la Agencia de Reducción de Amenazas a la Defensa (DTRA).

Tiempo después fue condenado y sentenciado. Pero antes de cumplir los 18 años violó las condiciones de su libertad condicional, por lo cual fue sentenciado a otros seis meses pero esta vez en un centro correccional juvenil de Alabama.

En enero de 2007 se empezó a investigar un mega delito informático que había afectado a grandes compañías como TJX Companies, Barnes & Noble y Dave & Buster’s, entre otras. Las miradas apuntaron a Jonathan, que siempre se declaró inocente. Luego se descubriría que el principal responsable de esos ataques había sido Albert González, y de hecho fue condenado por eso.

En el trascurso de las investigaciones el Servicio Secreto allanó la casa de Jonathan y otros allegados y no se encontraron pistas de que hubiese participado de ningún modo en aquellos delitos. Las acusaciones pesaron sobre Jonathan, que sufría un cuadro de depresión, y el 18 de mayo el joven de 25 años fue encontrado muerto en la ducha de su casa. Tenía una herida de bala en la cabeza y había dejado una nota donde afirmaba, una vez más, que no había tenido nada que ver con los delitos que se investigaban.

“Recuerden, no se trata de lo que ustedes ganen o pierdan, se trata de lo que yo gano o pierdo al estar sentado en una prisión por 20, 10 o incluso 5 años por un crimen que no cometí, esta no es mi forma de ‘ganar’, por ello prefiero morir libre”, decía en el mensaje.

Advertisement

También Te Puede Interesar

Sociedad

El Ministerio de Salud Pública de Chaco informa que, hasta este miércoles 5 de mayo de 2021, se registran 45.660 casos confirmados de COVID-19,...

Politica

La interna de la Unión Cívica Radical (UCR) no cesa sus chispazos entre los distintos dirigentes, y tras las declaraciones de ayer de la...

Sociedad

El Servicio Externo de la Comisaría Segunda intervino en el hurto del biciclo, tras tareas investigativas la halló en poder de un joven de...

Sociedad

Se trata de dos hombres de 31 y 22 años y una mujer de 18 años. Llevaban más de un kilo y medio del...