El ministro de la Comunidad a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa, Aníbal Gómez, arrastró a un manifestante en el capó de su camioneta varios metros durante una protesta de comerciantes ante la Casa de Gobierno provincial.

El manifestante se subió al capó del vehículo para detener su marcha, pero el ministro siguió avanzando como si nada sucediera, a baja velocidad, hasta que el hombre fue bajado por efectivos policiales.

El hombre fue identificado como Pablo Siddig, uno de los referentes de Comerciantes Unidos Formoseños, según el diario El Comercial.

“Que de la cara, lo único que queremos es hablar”, dijo una mujer que protestaba en el lugar tras la cuarta extensión consecutiva del confinamiento estricto en la provincia.

Protesta de comerciantes en Formosa (Foto: captura de TN)

Los comerciantes intentaron hablar con los ministros integrantes de la Mesa del COVID-19 que se habían reunido poco antes en la Casa de Gobierno, en el centro de la capital provincial.

Cuando el ministro Gómez salió a bordo de su camioneta, Siddiq se paró frente al vehículo y puso sus brazos en alto para indicarle que frenara la marcha al grito de “bajá a hablar con la gente”.

Sin embargo, el funcionario no detuvo la camioneta y siguió avanzando a contramano en la calle Uriburu. En ese instante, el comerciante se arrojó sobre el capó y se aferró para no caerse en medio de los gritos de los manifestantes.

Pocos metros después, el vehículo detuvo su marcha y entonces intervinieron los policías que estaban en el lugar que procedieron a retirar al manifestante.

Siddig denunció que terminó golpeado en su pierna derecha. Según El Comercial, dijo: “Nos están pasando por encima, literalmente. No doy más, esto te da mucha impotencia. Encima que me chocan, me quieren llevar detenido”.

Reclamo de comerciantes

La propuesta de los gastronómicos

Los incidentes coincidieron con la presentación de un nuevo protocolo de apertura comercial presentado por un grupo de empresarios gastronómicos en medio de las restricciones impuestas por el gobierno provincial contra el coronavirus. El proyecto gira en torno a cuatro propuestas: horarios de atención al público, testeos previos, circuito comercial y control de clientes a través del QR Salud.

“Como desde el gobierno pidieron propuestas superadoras, decidimos presentar un nuevo protocolo de reapertura con 4 puntos específicos para el sector gastronómico que en otras ciudades de provincias vecinas dieron resultados positivos”, dijo Patricio Evans, uno de los referentes del grupo.

Se trata, según La Mañana on line de Formosa, de una sugerencia de reactivación comercial con horarios de atención al público, testeos previos al salir, circuito controlado en peatonales habilitadas para el rubro y chequeos de clientes a través del QR Salud para determinar si pueden transitar o no en la vía pública.