Es preocupante como aumentó el robo violento de motos en el Gran Resistencia.
Solo basta mirar las redes sociales para ver las publicaciones de las victimas pidiendo colaboración para poder recuperar sus motocicletas.

Se hace necesario la creación de una unidad policial especializada en este tipo de robos, porque evidentemente ya no son simples ladrones los que realizan este tipo de actividad delincuencial, sino que estarían existiendo verdaderas asociaciones ilícitas que se dedican a robar, desmantelar, y luego vender por piezas estas motocicletas robadas.

Y lo que es mas preocupante es que aumenta tambien el nivel de violencia ejercida al momento de realizar el robo. Los asaltantes no dudan en golpear, lastimar y hasta matar a sus victimas, para despojarlas de sus medios de movilidad.