El Tesoro Nacional colocó este miércoles deuda en cinco tipos distintos de Letras (Letes), obtuvo financiamiento por $160.000 millones y cubrió más de la mitad de los vencimientos de junio gracias al apetito de los bancos por los títulos atados a la inflación, en lo que fue su primera participación en la compra de títulos públicos con un porcentaje de los encajes.

Fue en la primera de las tres licitaciones previstas de junio, un mes en el que los vencimientos acumulan cerca de $244.500 millones.

En la colocación se recibieron 913 ofertas, adjudicándose un total de $159.617 millones, lo que representa un valor efectivo de $163.063 millones, según informó el Ministerio de Economía a través de un comunicado.

En total, el Palacio de Hacienda esperaba obtener ofertas por al menos unos $19.000 millones en valor nominal de los títulos: $2.000 millones por cada una de las Ledes y Lepase con vencimiento en septiembre, y $5.000 millones para la Ledes con vencimiento en noviembre y las Lecer que integran capital e intereses en 2022.

“Finanzas gana aire con la licitación de hoy gracias al ´bonus track´ de los bancos de poder encajar con bonos del Tesoro. Se vio en la demanda que hubo en la Lecer de marzo y mayo que cortaron con tasas de 1,2 y 1,5% más inflación, que además es una tasa atractiva y brinda una cobertura interesante de capital en un contexto de alta inflación y donde la apreciación del tipo de cambio llegó para quedarse. Es un buen resultado el de la licitación”, analizó Federico Furiase, director de Anker Latam.

Va a ser clave el número de licitación de Leliq del Banco Central de mañana. Seguramente expanda y no renueve todos los vencimientos y parte de eso vaya a la liquidación de Finanzas del viernes”, dijo el economista a Infobae.

Y agregó: “Probablemente el BCRA no renueve todos los vencimientos de Leliq y eso es parte de la demanda que tuvieron hoy los títulos CER”.

En tanto, Juan Ignacio Paolicchi, economista de Empiria, dijo a este medio que “fue una buena licitación en la que el Gobierno consiguió 160 mil millones de pesos, muy por encima de lo que venía logrando”.

Probablemente influyó mucho la participación delos bancos rotando de leliqs a bonos del Tesoro en la parte de CER. La demanda se concentró ahí en un 80%”, remarcó.

En ese sentido, indicó: “Hay que seguir el resultado de las licitaciones de las Leliqs. Ahí va a ser fundamental si el comportamiento es expansivo o contractivo”.

El jueves último el BCRA habilitó a las entidades financieras a integrar un porcentaje de los encajes de depósitos actualmente en Leliq -cerca del 10%, por unos $700.000 millones en todo el sistema financiero- para comprar títulos del Tesoro con vencimientos a más de 180 días que, en este caso, aplica a las Lecer con vencimiento en 2022.

Va a ser clave el número de licitación de Leliq del Banco Central de mañana. Seguramente expanda y no renueve todos los vencimientos y parte de eso vaya a la liquidación de Finanzas del viernes (Federico Furiase)

La medida busca darle profundidad al mercado de deuda en pesos y, a su vez, quitarle al Tesoro la necesidad de apelar a la emisión monetaria para financiar el déficit fiscal en caso de ser necesario.

El BCRA aspira a que de este modo comenzará a reducirse el stock de Leliq, que actualmente supera los 2 billones de pesos. De ese monto, entre $700.000 y 800.000 millones, según cálculos oficiales, pueden ser colocados por los bancos en las licitaciones de deuda pública que regularmente realiza la secretaría de Finanzas.

Cabe recordar que por cada depósito que realiza el público en un banco, éste debe “encajar” una parte en el Banco Central para asegurar su liquidez, como medida prudencial. Las entidades financieras pueden cumplir con ese requisito depositando efectivo, los títulos Bonte 2022 o bien Leliq, los títulos de regulación monetaria del BCRA.

A su vez, la medida ayuda al ministro de Economía, Martín Guzmán, a tener algo más de demanda de sus emisiones de deuda en pesos, un punto clave para el financiamiento público dado que la Argentina está fuera del mercado de deuda en dólares.

El mes pasado Economía afrontó vencimientos de deuda por $323.685 millones y tuvo un financiamiento neto positivo cercano a los $49.500 millones mientras que, en lo que va de 2021, renovó vencimientos por $1,2 billones y obtuvo un financiamiento neto positivo cercano a los $200.000 millones.