El primer auto de Fórmula 1 conducido por Michael Schumacher está a la venta en el Reino Unido. Es el Jordan 191 Ford Cosworth HB con el que el piloto alemán hizo su debut en la Máxima en el Gran Premio de Bélgica de 1991.

El monoplaza fue conducido también por Andrea De Cesaris y Alex Zanardi. Es uno de los 7 años construidos y uno de los dos que manejó Schumacher, que en su temporada de debut logró una vuelta más rápida y llegó al segundo lugar en un GP con esta unidad.

Con este vehículo, Jordan terminó quinto en la general en el Campeonato Mundial de Constructores de Fórmula 1 de 1991, detrás de McLaren, Williams, Ferrari y Benetton.

La compañía que lo vende no informó su precio.

Entre los galardones obtenidos por este monoplaza, se destacan el premio Autosport Racing Car of the Year Award en 1991 y el premio al mejor auto de Fórmula 1 de todos los tiempos por el diario The Telegraph del Reino Unido.

El equipo de Fórmula 1 de Jordan fue creado en 1991 por Eddie Jordan, cuya escudería había tenido éxito en el Campeonato Internacional F3000. Desde la primera prueba, el automóvil fue veloz y se desempeñó por encima de lo esperado para un nuevo equipo. Tal es así que terminó cuarto y quinto en el Gran Premio de Canadá, apenas el quinto del año.

Este coche en particular fue utilizado por primera vez por Andrea De Cesaris en el GP de Hungría de 1991. Dos semanas después, el equipo Jordan seleccionó al por entonces joven Michael Schumacher para manejar en el GP de Bélgica en lugar de Bertrand Gachot, que tenía un problema legal por un incidente callejero en Londres.

Después de algunas negociaciones entre Jordan, Mercedes-Benz y Willi Weber, el gerente de Michael Schumacher, el alemán fue confirmado como el reemplazo de Gachot. Después de un breve shakedown a principios de semana en el circuito Silverstone South, y a pesar de no conocer el circuito de Spa, inmediatamente fue más rápido que su experimentado compañero de equipo De Cesaris, quien era considerado un especialista en esa pista.

Michael comenzó el GP de Bélgica en el séptimo lugar, pero se retiró en la primera vuelta después de un problema con el embrague. Sin embargo, su actuación ese fin de semana lo convirtió en propiedad y Flavio Briatore lo contrató para el equipo Benetton F1 la semana siguiente. Oficialmente la carrera de Schumacher en la F1 había comenzado…

Tras su uso en el Campeonato del Mundo de F1 de 1991, el 191-6 se vendió al coleccionista de coches belga Jean Blatton y permaneció en su colección hasta 2005. El coche fue comprado por Didier Siruge, quien ocasionalmente lo conducía en la Boss F1 Series.

El 191-6 permanece en funcionamiento hasta el día de hoy, y el motor Ford HB fue reconstruido por Langford Performance Engineering, Recientemente, se exhibió en el Masters Historic Race Weekend en Donington Park en 2021.

Quien lo compre contará con un precalentador, un impresionante archivo histórico que incluye certificado de autenticidad, un modelo a escala firmado por Schumacher y el volante de carrera original enmarcado en una vitrina.

El precio no fue informado, pero es un hecho que no será nada barato…

El auto se encuentra en perfectas condiciones.
Michael no fue el único piloto que condujo este monoplaza.
El auto viene con el volante original de competición.
Los viejos alerones de la Fórmula 1.
Schumacher debutó con este auto en 1991.
En la primera vuelta del GP de Bélgica, Michael abandonó por un problema en el embrague.