La mítica frase de Carlos Saúl Menem en 1996, sobre un “cohete que se va a remontar a la estratósfera para llegar a cualquier lugar del mundo”, tiene competencia: un congresista republicano planteó “alterar la órbita de la Luna” para combatir el cambio climático.

El congresista Louie Gohmert, representante del distrito 1 de Texas y uno de los republicanos más conservadores de la Cámara baja, sugirió este plan, sin ninguna evidencia científica, durante una audiencia con el servicio forestal de Estados Unidos.

“Por lo que usted ha dicho sobre el Buró de Gestión de Tierra (Bureau of Land Management) y el Servicio Forestal, usted quiere trabajar mucho en el tema del cambio climático”, le dijo Gohmert a Jennifer Eberlien, de la agencia forestal.

“Fui informado por el anterior director de la NASA que habían descubierto que la órbita de la Luna ha cambiado ligeramente, al igual que la órbita de la Tierra alrededor del Sol, y que esto lo puede hacer el Servicio Nacional Forestal o el Buró de Gestión de Tierras. Obviamente eso tendría cambios significativos en nuestro clima”, destacó el congresista.

La respuesta de Eberlien fue muy política. “Tendré que investigar más eso, señor Gohmert”, contestó con una sonrisa. El republicano no duró en contestarle que “si el Servicio Forestal encuentra una forma de hacer ese cambio -en la órbita lunar- le gustaría saberlo”.

Un congresista de California, el demócrata Ted Lieu, aprovechó la propuesta de Gohmert para burlarse en las redes y “viralizar” la bizarra consulta de su colega.

Tengo la respuesta para la pregunta del representante Louie Gohmert. Capitana Marvel. Ella puede alterar órbitas planetarias con sus superpoderes. Voy a trabajar en una resolución para pedirle ayuda”, tuiteó en un claro homenaje a la heroína de Marvel.

Por supuesto, no hay evidencia científica de que se pueda alterar la órbita de la Luna o si esto ayudaría al cambio climático. Pero la propuesta del republicano podría tener un mensaje clave no tan obvio: culpar a la naturaleza, y no al hombre, de los problemas de la Tierra. De esta forma, por ejemplo, Estados Unidos no tendría que cumplir con las medidas que piden otros países.

La NASA, además, explicó en su página Web el tema de los llamados ciclos de Milankovitch y si estos pueden ser responsable, o no, del calentamiento global desde la Revolución Industrial.

“Los científicos están seguros de que el aumento actual de la temperatura global se debe principalmente a las actividades humanas, en particular a la liberación directa de dióxido de carbono a la atmósfera terrestre a través de la quema de combustibles fósiles”, detalla el informe.