Connect with us

Mundo

Cómo es el Helicoide, la cárcel más atroz del régimen de Maduro y donde se presume que fue recluido Edgar Zambrano

Grupo CLAN

Publicado

on

“Fuimos sorprendidos por el SEBIN, al negarnos salir de nuestro vehículo, utilizaron una grúa para trasladarnos de manera forzosa directamente al Helicoide. Los demócratas nos mantenemos en pie de lucha”, escribió Edgar Zambrano desde el interior de su auto blindado. El vehículo era trasladado a la fuerza a la sede del servicio de inteligencia chavista, y el presidente de la Asamblea Nacional se transformaba, así -mientras resistía-, en el relator de su propio secuestro.

Ese fue su último mensaje, y desde entonces nada se sabe de él. La dictadura no lo presentó ante la Justicia… Aunque está probada la connivencia del Poder Judicial con el régimen, su traslado ante un juez hubiese servido, al menos, para constatar su estado de salud.

El momento en el que agentes del SEBIN utilizan una grúa para secuestrar a Edgar Zambrano, que resistía en el interior de su auto blindado

El momento en el que agentes del SEBIN utilizan una grúa para secuestrar a Edgar Zambrano, que resistía en el interior de su auto blindado

No es azaroso que Zambrano haya sido trasladado al Helicoide, la prisión es conocida por ser el destino de dirigentes políticos, periodistas y activistassecuestrados en plena noche, ciudadanos de a pie detenidos en las manifestaciones contra el régimen, pero también llegan allí criminales comunes. Muchas veces, sus familiares pasan días sin saber cuál fue su destino, hasta que se enteran de que los llevaron al temido Helicoide.

Edgar Zambrano y Juan Guaidó durante una sesión de la Asamblea Nacional

Edgar Zambrano y Juan Guaidó durante una sesión de la Asamblea Nacional

El último detenido tristemente célebre en llegar a sus mazmorras fue Roberto Marrero, jefe del despacho del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó, quien fue detenido el 21 de marzo pasado en su casa y se le imputaron los delitos de traición a la patria, conspiración y usurpación de funciones.

Roberto Marrero, el jefe de Despacho de Juan Guaidó, también está secuestrado en el Helicoide (Foto: Facebook)

Roberto Marrero, el jefe de Despacho de Juan Guaidó, también está secuestrado en el Helicoide (Foto: Facebook)

La sede del SEBIN es la prisión más cruel del régimen, y está ubicada en la zona centro-sur de Caracas, entre las comunidades de San Pedro y San Agustín del Sur. Nació como un ícono arquitectónico y terminó convertido en el centro de detención y torturas más temido de la dictadura.

Según detalló la periodista Veda Everduim en Infobaeel edificio vanguardista con forma helicoidal comenzó a levantarse con fines recreativos en la década del 50, durante la era de la bonanza económica de Venezuela por el auge petrolero. Iba a ser un gran centro comercial, con helipuerto, club, salas de exposición, parque, hotel, 300 tiendas y ascensores traídos desde Viena hasta Caracas… Pero su construcción se demoró por problemas financieros.

El Helicoide en los años 80, cuando pasó a funcionar como sede de los servicios de inteligencia venezolanos (Archivo Fotografía Urbana)

El Helicoide en los años 80, cuando pasó a funcionar como sede de los servicios de inteligencia venezolanos (Archivo Fotografía Urbana)

Finalmente, en 1984, tomó sus instalaciones casi en ruinas la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), luego reconvertida por el chavismo en Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), cuyas oficinas ocupan hoy los pisos superiores del Helicoide, junto con los de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Entre ambas fuerzas, convirtieron el edificio en un temible centro de reclusión y tortura de presos políticos.

El centro penitenciario, o la mazmorra del régimen de Nicolás Maduro, como la llaman algunos, cuenta con siete óvalos. El sexto de ellos, que está ocupado por el SEBIN, tiene celdas, oficinas, cuartos de aislamiento y espacios pequeños que parecen baños, pero que son utilizados para realizar torturas.

Lorent Saleh, activista por los Derechos Humanos, sabe de lo que habla cuando describe el Helicoide como un edificio viejo y sórdido. Estuvo secuestrado allí por cuatro años luego de participar en las protestas contra Maduro en 2014. Para Saleh, entre sus muros reinan la depravación, la extorsión y la tortura. En la primera entrevista que concedió al salir de la temible estructura de concreto, publicada por El Mundo, el defensor de los derechos humanos contó cómo era la prisión: “Era ruido, mugre, hacinamiento, depravación. Presos políticos y opositores se mezclaban con presuntos corruptos y con 200 presos comunes (…) El Helicoide es la pura expresión del Estado mafioso. Ahí reina la extorsión, sobre todo económica. A niveles que nadie es capaz de imaginar”.

Donald Trump recibió a Josh Holt en la Casa Blanca tras su liberación (Reuters)

Donald Trump recibió a Josh Holt en la Casa Blanca tras su liberación (Reuters)

En esta cárcel, el terror no solo alcanza a los venezolanos. Extranjeros como Joshua Holt, un misionero mormón de origen estadounidense, también sufrió tras las paredes del Helicoide. Holt, detenido en 2016 y liberado en mayo de 2018, perdió 27 kilos, sufrió de bronquitis, de sarna, de cálculos renales y de hemorroides. No recibió atención médica, solo una inyección con analgésicos. Mientras tanto, su esposa era torturada para obligarla a firmar una confesión en su contra. Se negó, y a cambió, fue electrocutada con una pistola Taser y sus dedos fueron colocados en un sacapuntas. “Fue lo más cercano al infierno (…) Tenemos suerte de haber salido con vida”, aseguró el norteamericano durante una entrevista desde su casa en Riverton, Utah.

Lo que pasa intramuros se esconde con disciplina -y castigo- militar. Los carceleros del régimen no revelan lo que allí sucede. Es que su temor más profundo es terminar en una de sus celdas…

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mundo

Bolsonaro moviliza al Ejército ante la presión internacional por la crisis en el Amazonas

Publicado

on

Por

La fuerte presión internacional, que incluye protestas convocadas en las Embajadas brasileñas en varias ciudades del mundo y campañas en defensa de la Amazonia en las redes sociales, ha obligado al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a dar marcha atrás y aceptar su responsabilidad en la crisis que ha consumido 20.000 hectáreas del gran pulmón planetario. Bolsonaro confirmó en la cadena nacional la noche del viernes que movilizará al Ejército a las regiones amazónicas para intentar atajar los incendios, que en 2019 se han intensificado respecto del año anterior. El mandatario aprovechó el breve mensaje para defender sus políticas ambientales y afirmó que los incendios forestales “existen en todo el mundo” y que eso “no puede ser pretexto para sanciones internacionales” ante las amenazas vertidas por líderes europeos.

Durante cuatro minutos, Bolsonaro se dirigió al mandatario francés, Emmanuel Macron, quien amenazó bloquear el acuerdo de la Unión Europea con el Mercosur a causa de las “mentiras” de Bolsonaro. Macron ya había anunciado este viernes su intención de incluir esta “crisis internacional” en la cumbre del G7, que se realiza este fin de semana en la localidad francesa de Biarritz. Según Bolsonaro, Brasil “es ejemplo de sostenibilidad” y “tiene una ley ambiental moderna”.

El presidente también dijo que “es nuestro deber” la protección de la Amazonia y que es consciente que entre sus tareas está la de “combatir la tala ilegal y cualquier tipo de actividad criminal que ponga la selva en riesgo”. El presidente, que durante la campaña electoral llegó a afirmar la “Amazonia no es nuestra”, ahora se ha visto obligado a aceptar su responsabilidad frente una creciente perplejidad mundial.

El mandatario anunció el envío de ayuda militar a los nueve Estados que comprenden la Amazonia. El decreto, llamado GLO Ambiental, ha sido firmado la mañana de este viernes y prevé el uso de las Fuerzas Armadas hasta el 24 de septiembre en caso de que “lo requieran los gobernadores [de los Estados]”. Hasta la noche del viernes, las entidades de Roraima y Rondônia, al norte del país, ya habían requerido la ayuda. Mientras el presidente hablaba en cadena nacional se registraron manifestaciones, conocidas como “cacerolazos”, en algunos puntos de grandes ciudades, como São Paulo, Río de Janeiro y Recife.

Defensa en las embajadas

La reacción del Gobierno de Bolsonaro a la repercusión internacional de los incendios, que ya han devastado más de 20.000 hectáreas de vegetación en la Amazonia y la zona del Pantanal, no se limitó al discurso en televisión. Doscientas Embajadas brasileñas alrededor del mundo recibieron documentos con orientaciones a las autoridades para que defiendan la Amazonia. En el documento hay un apartado para el Fondo Amazonia, financiado por Noruega y Alemania —que cancelaron las ayudas el pasado 16 de agosto—. El Gobierno brasileño defiende que los incendios forestales ocurren el Brasil “todos los años” y que está actuando para contener los focos.

La narrativa del presidente este viernes ha sido diferente de la adoptada hasta ahora. El pasado miércoles, el presidente había afirmado, sin presentar pruebas, que las organizaciones no gubernamentales (ONG) podrían estar detrás de los incendios. “Puede haber –no estoy afirmando– una acción criminal de esas ONG para llamar la atención precisamente contra mí, contra el Gobierno del Brasil. Esta es la guerra que enfrentamos. Haremos todo el posible e imposible por contener el fuego criminal”, dijo entonces.

En su mensaje televisivo, Bolsonaro atacó las informaciones publicadas en todo el mundo sobre los incendios de los últimos días que consideró “infundadas”: “Es necesario tener celeridad. Compartir datos y mensajes sin fundamento dentro y fuera del Brasil no ayuda”. También señaló que recibió oferta de ayuda de otros países para lidiar con los incendios, una referencia directa a Estados Unidos. El presidente Donald Trump escribió en su Twitter que había conversado este viernes con Bolsonaro afirmando que tenían buenas perspectivas comerciales. “Le dije que EE UU puede ayudar con los incendios de la Amazonia, ¡estamos listos para ayudar!”, escribió el republicano en la red social.

Seguir leyendo

Mundo

La violencia vuelve a las manifestaciones de Hong Kong

Publicado

on

Por

Tras una pausa de 10 días, la violencia ha regresado este sábado a las calles de Hong Kong. La policía ha cargado contra los miles de manifestantes que, pertrechados con máscaras de gas y cascos de albañil, habían erigido barricadas cerca de una comisaría en el barrio popular de Kwun Tong, en la península de Kowloon.

Al menos 28 de los participantes —18 hombres y 10 mujeres— fueron detenidos cuando, tras horas de tensión en torno a las barricadas, las fuerzas de seguridad comenzaron a lanzar botes de gas lacrimógeno contra los manifestantes. A su vez, los participantes en la protesta respondieron con el lanzamiento de botellas, piedras y otros objetos arrojadizos. En las vallas se leían mensajes como “Policías perros” o “Los hongkoneses queremos ser libres”.

El metro de Hong Kong había cerrado varias de sus estaciones para evitar, según la empresa operadora, que los manifestantes interrumpieran los servicios. La iniciativa había recibido numerosas críticas de los ciudadanos, que alegaban que se interrumpía un medio de transporte muy utilizado por todo tipo de personas, sin alternativas reales. La compañía había advertido de que si se producían “peleas, actos de vandalismo u otros incidentes de violencia”, los trenes de las estaciones afectadas podrían suspender sus operaciones de inmediato.

Entre los objetos contra los que se volvieron los manifestantes se encontraban varias farolas inteligentes, capaces de analizar datos como el flujo de tráfico o el nivel de contaminación. Entre los participantes en las protestas había circulado el rumor de que estos pilares podían también recopilar datos personales. El Gobierno autónomo hongkonés lo niega, aunque la credibilidad del Ejecutivo entre los manifestantes ya es prácticamente inexistente.

“Los manifestantes han dañado varias farolas inteligentes. El Gobierno autónomo ha precisado en numerosas ocasiones que las farolas no cuentan con capacidad de reconocimiento facial y no infringirían la intimidad personal. Se las ha comenzado a usar para recabar datos como la calidad del aire o el tráfico, para facilitar el desarrollo de la ciudad inteligente… No obstante, manifestantes irracionales han hecho caso omiso de la realidad y han dañado las farolas ostentosamente”, indica un comunicado oficial.

Los incidentes llegaban menos de 24 horas después de que los manifestantes en el territorio autónomo organizaran una cadena humana de entre 45 y 60 kilómetros de longitud, según las versiones, de manera pacífica, para exigir sus cinco reivindicaciones: la marcha de la jefa del Gobierno autónomo, Carrie Lam; la apertura de una investigación independiente sobre la represión policial de las manifestaciones; la libertad de los detenidos en esas marchas; la retirada definitiva del proyecto de ley de extradición —el origen de las 12 semanas de las protestas—, y el relanzamiento del proceso de reformas democráticas en Hong Kong, suspendido hace cinco años.

El proyecto de ley de extradición desató las primeras protestas el 9 de junio, cuando el centro del territorio autónomo presenció una marcha en la que participaron más de un millón de personas, según los organizadores. Desde entonces, cada fin de semana se han desarrollado actividades en las que han participado decenas de miles de personas. Si inicialmente las protestas fueron en su inmensa mayoría pacíficas, a mediados de julio, víctimas de la frustración por la falta de respuesta oficial a sus exigencias, se tornaron cada vez más violentas. El clímax llegó el 12 de agosto, cuando miles de jóvenes tomaron el aeropuerto de Hong Kong, en una protesta en la que se cancelaron todos los vuelos desde y hacia este importante centro de tránsito aéreo asiático.

Entonces, las escenas en las que se veía a decenas de manifestantes rodear a un presunto policía, o a un periodista del periódico oficial Global Times, y golpearlos con violencia obligaron al movimiento, que carece de líderes, a replantear su comportamiento. La semana pasada, una manifestación masiva por el centro de Hong Kong en la que participaron cerca de 1,7 millones de personas según los organizadores, se desarrolló sin incidentes, entre exhortaciones de los organizadores a recuperar el espíritu pacífico inicial.

La noche del viernes, al menos 45.000 personas —siempre según los organizadores— participaron en una cadena humana que cubrió casi 60 kilómetros, a lo largo de tres grandes rutas de metro y por zonas tan simbólicas como la Roca del León, la montaña más alta de Hong Kong. La idea del “camino de Hong Kong” se había inspirado el “camino báltico” de hace 30 años. Entonces, cerca de dos millones de personas en Estonia, Letonia y Lituania juntaron sus manos a lo largo de un recorrido de 600 kilómetros para protestar contra el dominio soviético, que había ocupado las tres repúblicas bálticas en 1940 tras la firma un año antes del pacto Molotov-Von Ribbentrop, por el que Europa se dividía en dos bloques.

Aquella cadena humana el 23 de agosto de 1989 supuso un punto de inflexión en las demandas de independencia de las repúblicas bálticas, que se verían cumplidas definitivamente en 1991. Pocos meses más tarde, el 26 de diciembre de 1991, la hasta entonces aparentemente todopoderosa Unión Soviética quedaba disuelta de modo oficial.

Seguir leyendo

Mundo

Las fotos de la gigantesca mansión que comprará el ex presidente Barack Obama

Publicado

on

Por

El ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa, la ex Primera Dama Michelle Obamason unos de los posibles compradores de una de las propiedades más preciadas en el mercado de bienes raíces estadounidense.

Se trata de la mansión del dueño de los Boston Celtics de la NBA (Liga de basquetbol profesional, por sus siglas en inglés), Wyc Grousbeck, ubicada en Martha’s Vineyard, una isla en el este de Estados Unidos que es conocida principalmente por ser un refugio de verano de las personas más acaudaladas de ese país.

La isla, ubicada en el condado de Dukes, en el estado de Massachusetts, es un lugar al que sólo se puede acceder por mar y por aire. La mansión que pretenden comprar los Obama tiene actualmente un precio de mercado de unos USD 14,85 millones. Tiene siete recámaras y ocho y medio baños en una residencia que abarca poco más de 650 metros cuadrados.

La mansión tiene 29 acres comparte una playa privada con otros residentes en la lujosa isla conocida como “Martha’s Vineyard” (Foto: Coldwell Banker)

La mansión tiene 29 acres comparte una playa privada con otros residentes en la lujosa isla conocida como “Martha’s Vineyard” (Foto: Coldwell Banker)

Afuera de la construcción principal, se encuentran amplios patios que abarcan más de 29 acres, compartidos con otras propiedades de la zona, además de una alberca propia, una cocina apta para chef profesional, chimenea al aire libre y dos alas de invitados en la construcción.

Sin embargo, Grousbeck ha tratado vender la mansión desde hace cuatro años. En 2015, cuando entró en la lista de ventas, cotizaba en unos USD 22,5 millones, pero su precio ha caído debido a que no hay demanda.

El ex mandatario estadounidense y su esposa ya le han rentado al duelo de los Celtics la propiedad en cuestión, pero sólo en el verano, y de acuerdo con los reportes de medios locales, han quedado encantados con el lugar y piensan adquirirlo de manera definitiva.

La propiedad tiene una alberca privada, una chimenea al aire libre, siete recamaras y 8,5 baños (Foto: Coldwell Banker)

La propiedad tiene una alberca privada, una chimenea al aire libre, siete recamaras y 8,5 baños (Foto: Coldwell Banker)

Ya en 2017, cuando el precio estaba en unos USD 16,3 millones, se interesaron por ella, pero el acuerdo no se ha cerrado, ya que la finca, que cuenta también con una playa privada, está bajo un fideicomiso, lo que requiere un proceso más lago de lo común para poder transferir los papeles de compraventa.

De hecho, los Obamas no serían la primera familia presidencial en vivir en Martha’s Vineyard, ya que Jacqueline “Jackie” Kennedy Onassis, viuda del ex presidente John F. Kennedy, tenía una casa en la isla de Massachusetts hasta su muerte en 1994.

Además, la isla es uno de los tradicionales lugares de retiro del clan Kennedy, que tienen en el estado su principal residencia históricamente, y está a menos de dos horas de distancia del mítico Hyannis Port, donde se encuentra la residencia oficial de dicha familia.

El lugar tiene un amplio espacio por si los nuevos dueños quieren ampliar el complejo (Foto: Coldwell Banker)

El lugar tiene un amplio espacio por si los nuevos dueños quieren ampliar el complejo (Foto: Coldwell Banker)

La propiedad que buscan los Obamas fue construida en 2001 y la habitación principal de la residencia cuna con una zona privada para camas de bronceado, así como una chimenea interior.

El lugar es descrito por las compañías de bienes raíces de lujo como “limpia y moderna, pero sin embargo, tradicional”. Los interiores son predominantemente blancos que son complementadas por las espectaculares vistas del pasto y los árboles de la zona.

“Se combinan el verde esmeralda y el agua azul cristalina” del mar, explican. Los techos son abovedados tienen vigas que le agregan “drama y altura”, que le dan un toque informal a una casa que fue construida sobre todo para ser un “refugio de verano”.

En los interiores del complejo, el blanco es el dominante (Foto: Coldwell Banker)

En los interiores del complejo, el blanco es el dominante (Foto: Coldwell Banker)

De acuerdo con el agente que se encarga de vender la propiedad, un nuevo dueño tiene un amplio espacio para construir aún más complejos en el lugar, de acuerdo con el sitio especializado realtor.com.

“Ciertamente tiene la capacidad de expenderse a más de un complejo, como es ahora. Se pueden construir incluso dos propiedades completas de gran tamaño si se quiere, para crear un espacio de encuentro generacional” para la familia que la compre.

Tras dejar la Casa Blanca en enero de 2017, los Obamas anunciaron un lujoso acuerdo editorial para la publicación de sus memorias, tanto las de Michelle como las de Barack, sobre sus años en el lugar más influyente del mundo.

La residencia tiene techos abovedados y grandes vistas (Foto: Coldwell Banker)

La residencia tiene techos abovedados y grandes vistas (Foto: Coldwell Banker)

El acuerdo de la ex pareja, firmado en conjunto con Penguin Random House, es por una cifra cercana a los USD 65 millones, la más alta para un libro presidencial y de memorias en la historia.

Michelle publicó su libro, “Becoming” (“Mi historia”, en español), en noviembre pasado y para marzo de este año ya había vendido más de 10 millones de copias.

El libro de Obama, cuya fecha de publicación todavía no se ha hecho publica, será una “memoria directa sobre su presidencia”, y no se espera que se salga durante este año, aunque podría estar listo para el proceso electoral estadounidense de 2020.

Seguir leyendo

FM CHACO ONLINE

Tendencias