Connect with us

Deportes

Johanna Quass: superatleta a los 93 años

Grupo CLAN

Publicado

on

Durante toda su vida Johanna Quass fue muy deportista, pero la Segunda Guerra Mundial se interpuso en su camino hacia los Juegos Olímpicos. “Desde que era pequeña he sido deportista, después me hice profesora y hace 30 años volví a competir profesionalmente“, resume su carrera la gimnasta alemana de 93 años.

Impulsada por sus padres que le veían grandes condiciones físicas, Quass comenzó su carrera como deportista a los 8 años y la vio frenada por la II Guerra Mundial. Posteriormente se dedicó a la formación y a los 57 años decidió regresar a la competición que le significó entrar en el libro de los Guinness de los récords mundiales. “Fue un shock cuando me concedieron el Guinness World Record en 2012. Supongo que se fijaron en mi después de ganar 11 años el campeonato senior alemán de gimnasia”, comentó quien en 1963, se casó con el entrenador de gimnasia Gerhard Quaas, con quien tiene tres hijas.

Quaas se destacó en 2012, cuando un par de videos de YouTube mostraron su entrenamiento a los 86 años durante el Turnier der Meister, en Cottbus. Por entonces, los clips se convirtieron en éxitos virales instantáneos y generaron 3.2 y 3.4 millones de visitas, respectivamente.

A la hora de hablar sobre el secreto de su longevidad y vitalidad confiesa que la clave pasa por entrenar fuerte todos los días y llevar una dieta equilibrada en la que nunca faltan las verduras.

Como muestra de su admirable valentía, para honrar el 90 cumpleaños de la reina Isabel II, que tiene su misma edad, se lanzó en paracaídas.

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Deportes

Ruggeri contra Menotti: “Hay que poner la cara”

Publicado

on

Por

 

 

“No me vengan que está Scaloni y yo vengo después de la Copa América. Ayuden, si es por la Argentina. Todos sufrimos de ver la Selección así. El proyecto empieza después de la Copa América. Dale. No verseen más, sean sinceros, no puedo viajar, no se puede viajar. Está con una edad que por ahí no tiene ganas de salir. Sean sinceros con la Selección Argentina así la sacamos adelante entre todos”, comenzó el Cabezón que además aseguró que se muere de ganas de ocupar un rol dentro de la estructura de las selecciones nacionales.

“No se le puede perdonar todo. Con respeto, salió campeón del mundo pero ahora estamos mal y hay que estar, hay que poner la cara, parate al lado de Scaloni y cuando termina la Copa América, le fue mal, no te gusta, si lo querés sacar sacalo. Tiene que estar acá con Scaloni porque el chico se lo merece, hay que ayudarlo, darle todas las herramientas”, siguió con la crítica el campeón del mundo en 1986.

“Después si no te gusta, traés a otro pero vamos a hacer un proyecto de verdad, que tendría que haber empezado hace seis meses. No me vengan más con versos, ayuden a la Selección Argentina de verdad. No sean cagones, no se la quieren jugar para no mancharse”, cerró enojado Ruggeri en una crítica que incluye a toda la dirigencia del fútbol argentino.

Seguir leyendo

Deportes

El antecedente de Roldán que preocupa a la Selección

Publicado

on

Por

Conmebol comunicó las ternas arbitrales para los partidos de cuartos de final de la Copa América Brasil 2019.

El colombiano Wilmar Roldán estará en Venezuela-Argentina, el viernes desde las 16 en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. A los dirigentes de AFA no les cayó para nada bien esta designación.

Lee también: Lunati, lapidario con Roldan: “Gonca y localista”
Dos antecedentes recientes lo ligan al fútbol argentino. En 2015 arbitró en la final de la Copa América entre la Selección, dirigida en aquel entonces por Gerardo Martino, y Chile.

Esa tarde, en el estadio Nacional de Santiago, la Roja se coronó campeón por primera vez en su historia.

En ese partido se dio una jugada polémica. En el primer tiempo, el defensor Gary Medel golpeó a Lionel Messi con una terrible patada en el estómago. El juez solo le sacó tarjeta amarilla.

Dos años más tarde, Roldán dirigió el partido de vuelta de la semifinal de la Copa Libertadores entre Lanús y River.

Cuando el equipo de Marcelo Gallardo ganaba 1 a 0 (2-0 en el global), Iván Marcone metió la mano dentro del área Granate pero el colombiano no se animó a cobrar penal. Tampoco se acercó a la cabina del VAR para revisar la jugada.

Un penal dejaba a River muy cerca de liquidar la serie. Un gol más y el visitante se iba al entretiempo con una ventaja de 3 a 0 en su favor. Hubiera sido muy difícil que el equipo de Almirón remontase la llave, tal como sucedió.

Néstor Pitana dirá presente el mismo viernes en Colombia-Chile. Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti serán sus asistentes, mientras que Fernando Rapallini y Ezequiel Brailovsky estarán en la cabina del VAR. Patricio Loustau, Pablo Silva y Héctor Baldassi cumplirán el mismo rol en Uruguay-Perú.

Seguir leyendo

Deportes

Uruguay, abrazado a la esperanza en Brasil

Publicado

on

Por

Para Uruguay, esta ha sido una Copa América rara. La selección ganó siete puntos de nueve, aunque el éxito de sus resultados fue mayor que la calidad de juego que exhibió. Contra Ecuador, un rival poco exigente, el equipo de Godín, Cavani y Suárez jugó un partido notable. Pero no repitió el nivel de aquella goleada ni contra Japón, en un duelo desconcertantemente planteado por Óscar Washington Tabárez, ni contra Chile, cuando el entrenador echó mano al banco para colocar desde el inicio a una súper estrella del fútbol brasileño, cuyo rendimiento ha elogiado el mismísimo Paulo Roberto Falcão: Giorgian De Arrascaeta.

Forzado a jugar el primer tiempo frente a una línea media sin capacidad de recuperación y el segundo como volante exterior por izquierda, el enganche se fue diluyendo en la impotencia ofensiva de Uruguay, hasta que Jonathan Rodríguez, el hombre que lo reemplazó, levantó la cabeza y metió un notable pase para que Cavani, el jugador más completo del plantel, lo rematara de cabeza con exquisito gesto técnico. Acaso ese encuentro contra Chile haya sido una parábola de lo que sucedió con el seleccionado en una primera rueda en la que, pese a terminar victoriosa, tuvo algunos minutos soporíferos y limitada conexión de juego asociado en el ataque.

Dada la naturaleza del fútbol, el hincha puede olvidarse perfectamente de que el resultado contra Chile no fue lógico, de que Nicolás Lodeiro -también fuera de puesto- se convirtió en una sombra del que había aparecido contra Ecuador, y de que solo Cavani, Bentancur y Giménez mostraron la regularidad necesaria. Ocurre que, además de haberle ganado a Chile, Uruguay quedó primero en su grupo y lo logró gracias a un gol emocionante.

Como consecuencia de ello, los orientales enfrentarán, el sábado a las 16 horas por la segunda ronda, a Perú, un rival mucho más accesible que Colombia. Sobre este enfrentamiento, el eterno ídolo Diego Forlán opinó, consultado por 442: “Aunque todo va a ser muy parejo, creo que Uruguay es favorito y que Perú tiene en Jefferson Farfán a una baja sumamente importante. Pero la selección va por buen camino, y con buen fútbol”.

¿Podrá Uruguay, pese a la fe de un hombre de la inteligencia analítica de Forlán, afianzar como número 8 a Nahitan Nández? ¿Evitará Suárez los excesos que lo llevaron a insultar al juez en el partido contra Chile? ¿Seguirá Muslera siendo el que originalmente se ganó la titularidad? ¿Extrañará el seleccionado la precisión milimétrica que en las asistencias y en los tiros libres, claves en el fútbol de hoy, le garantizaba Carlos Pato Sánchez, ausente del grupo por primera vez? ¿Se resignará a seguir subutilizando a De Arrascaeta en tierras brasileñas, las mismas donde suele brillar Nicolás López, esa estrella del Inter de Porto Alegre que tampoco forma parte del plantel?

La respuesta, contrariamente a lo que se podría esperar, es: ¿por qué no? A pesar de que se pueda discutir el timing de sus cambios y una predisposición a ver en todo jugador talentoso y carente de capacidad defensiva a un hombre no apto para triunfar en la selección, Tabárez maneja las relaciones humanas con enorme inteligencia emocional, y su veteranía no es encomiable por la mera acumulación de tiempo, sino porque le ha servido para desdramatizar situaciones que a otros directores técnicos le estallarían en las manos, puesto que es un auténtico líder.

Además, ni Brasil ni la Argentina han llegado a esta Copa América en sus mejores versiones. Y, si acomoda sus piezas en esta segunda ronda, nada impedirá que la celeste deje de soñar con la gloria que alcanzó por última vez hace ocho años en el Monumental de Núñez, cuando dos goles de Forlán y uno de Suárez le dieron la conquista de la Copa América número 15 a una selección que, como manda la historia, mantiene el equilibrio, defiende con fiereza y ataca con efectividad. Abrazada a esa esperanza, pero con una buena cuota de incertidumbre, Uruguay mira el futuro con confianza.

Seguir leyendo

Tendencias