Connect with us

Mundo

El último barco de esclavos en EEUU fue descubierto en Alabama 160 años después

Grupo CLAN

Publicado

on

Cudjo Lewis recordó la mañana en que se despertó al amanecer de una violenta redada en su aldea africana, dirigida por un rey que había venido para capturar a su gente y venderla como esclava. Lewis recordó cuando los soldados lo ataron en una fila con docenas de otros y los hicieron marchar a la costa durante días. Cómo, cuando llegaron al Reino de Dahomey, todos fueron colocados en un barracón, una pluma para esclavos, y cómo, cuando un hombre blanco llegó a comprarlos, fueron desnudados y reunidos debajo de la cubierta en un barco llamado Clotilda. Fue el último barco en hacer el viaje transatlántico de esclavos desde la costa de África hasta las costas de los Estados Unidos en 1860, mucho después de que el comercio de esclavos fuera ilegalizado.

Acurrucándose en la oscuridad, Lewis recordó haber pensado: “Todos estamos solos por nuestro hogar”, como recordaría en 1927 a la autora Zora Neale Hurston, quien grabó las palabras de Lewis y el dialecto exactamente cómo las pronunciaba. “Sabemos lo que vamos a ser de nosotros, no queremos que nos aparten de la otra”.

Durante muchos años, los testimonios de primera mano de los de Clotilda, documentados por Hurston y otros, fueron todo lo que quedó como prueba de la existencia del viaje ilegal. Nadie supo lo que le sucedió a la Clotilda, la evidencia palpable del viaje final del Paso Medio que trajo a 110 africanos a los Estados Unidos y un artefacto evasivo que los descendientes de Lewis y los otros esclavos esperaban encontrar por generaciones.

Ahora, después de un renovado esfuerzo de búsqueda por parte de arqueólogos, buzos e historiadores, finalmente llegó el día: la Clotilda se descubrió a lo largo del río Mobile, anunció el miércoles la Comisión Histórica de Alabama.

El descubrimiento, según lo informado por National Geographic y Smithsonian Magazine, “es un hallazgo arqueológico extraordinario”, que representa “evidencia tangible de esclavitud”, dijo la directora ejecutiva de la comisión, Lisa Demetropoulos Jones, en un comunicado.

Los descendientes estaban llenos de alegría, dijo ella. Muchos todavía viven en Africatown, Alabama, una ciudad fundada después de la Guerra Civil por los esclavos emancipadosque habían sobrevivido todos juntos en la Clotilda.

“Al encontrar este barco, tenemos la prueba de que aquí estaban al igual que sus espíritus”, dijo Lorna Gail Woods, descendiente del hermano de Cudjo Lewis, Charlie, a la revista Smithsonian. “No importa lo que nos quites ahora, esto es una prueba para las personas que vivieron y murieron y no sabían que alguna vez se encontraría”.

La misión de encontrar la Clotilda fue encabezada por la Comisión Histórica de Alabama, el Proyecto de Desastres de Esclavos del Museo Nacional Smithsoniano de Historia y Cultura Afroamericana, y SEARCH Inc., con el apoyo financiero de la National Geographic Society.

Como Hurston describió en su libro póstumamente publicado, “Barracoon: La historia de la última ‘carga negra'”, el barco nunca se encontró porque los que lideraron la expedición la quemaron, tratando de enterrar la evidencia del contrabando ilegal. El comercio de esclavos había sido ilegalizado en los Estados Unidos en 1808.

Los numerosos intentos de recuperar la goleta habían fracasado a lo largo de los años, pero el interés se renovó hace un par de años, a petición de los descendientes y después del descubrimiento de un naufragio por parte de un reportero de AL.com, que pensó que había encontrado la Clotilda. Aunque no fue así, el rumor atrajo la atención de los arqueólogos, quienes continuaron la búsqueda donde el periodista, Ben Raines, dejó de escribir.

El año pasado, enterrados en cieno, encontraron lo que creían que era la verdadera Clotilda, utilizando escáneres 3D y otra tecnología, según National Geographic. Para confirmar su autenticidad, los historiadores involucrados en la búsqueda reunieron cientos de registros de más de 2,000 barcos atracados en el Golfo de México a fines de la década de 1850. Al encontrar los documentos de seguro y registro del siglo XIX para la Clotilda, lograron comparar los materiales del barco y otras cualidades de identificación con las del barco descubierto en el río Mobile, informó National Geographic. En cada paso, fue una coincidencia, dijo James Delgado, un arqueólogo marítimo del proyecto, en un comunicado.

“Somos cautelosos al colocar nombres en los naufragios que ya no llevan un nombre o algo así como una campana con el nombre del barco”, dijo, “pero la evidencia física y forense sugiere poderosamente que esto es Clotilda”.

La historia de la Clotilda ha sido documentada por antropólogos como Hurston e incluso por el propio capitán del barco en relatos de primera mano, lo que permite a los historiadores reconstruir todo el viaje a pesar de las grandes distancias que el capitán inicialmente hizo para ocultarlo.

La Clotilda zarpó de Alabama en marzo de 1860 en una expedición encabezada por Timothy Meaher y el constructor del barco, el Capitán William Foster, como lo registró Foster en un diario escrito a mano. La goleta, restaurada con una bodega de esclavos, llegó en julio de ese año a Dahomey, el actual Benin, donde se había detenido a Cudjo Lewis. Foster compró a los 110 africanos con 9.000 dólares en oro, escribió.

El viaje de casi dos meses, como lo describió Lewis en sus entrevistas con Hurston, fue a veces insoportable.

“Pronto llegamos al barco y nos acostamos en la oscuridad”, dijo, según consta en “Barracoon”. Lewis dijo que les daban agua dos veces al día, que a menudo se morían de hambre y que las olas rugían tan fuerte que sonaban como mil bestias gruñendo en los arbustos.

Habiendo sido despojado de su ropa, Lewis dijo que se sentía avergonzado, temeroso de que una vez que llegara a territorio estadounidense, los estadounidenses pensaran que eran “salvajes desnudos”.

La Clotilda entró a las aguas de los EEUU Y atracó en la isla 12 Mile a lo largo del río Mobile el 9 de julio de 1860, al acecho en la oscuridad para evitar la detección por parte de las autoridades gubernamentales. Los esclavos fueron trasladados a un barco de vapor, se llevaron de contrabando y se vendieron a los dueños de las plantaciones u otros esclavistas. Lewis trabajó para Meaher, transportando la carga de los barcos en un muelle móvil.

En una de sus primeras noches en América, Lewis dijo que sentía una pena tan inmensa que pensó que podría morir mientras dormía, soñando con su madre en África.

“Lloramos por casa. Nos alejamos de nuestra gente. Pasamos setenta días cruzando el agua del suelo de Affica, y ahora nos separamos de uno a otro”, le dijo a Hurston. “Por eso lloramos. Podemos ayudar pero llorar”.

Tras la emancipación, aquellos que sobrevivieron al Pasaje Medio con Lewis fundaron Africatown como una forma de revivir todo lo que habían perdido, de cualquier manera posible. En Africatown, hablaban su idioma nativo, seguían sus costumbres nativas, vestían su atuendo nativo.

Las maderas futuras crecerían escuchando las historias de cómo sus ancestros fueron secuestrados de sus países de origen y llevados por la fuerza a América en la Clotilda, dijo Woods a National Geographic. Cuando los esfuerzos de búsqueda avanzaron el año pasado, ella le dijo a la revista que el descubrimiento del barco haría a la comunidad “un mundo de bien”.

“Todo lo que mamá nos dijo sería validado”, dijo.

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mundo

El Tribunal Supremo de Brasil rechazó dos pedidos de libertad de Lula da Silva

Publicado

on

Por

Dos pedidos de “hábeas corpus” que podrían haber dado la libertad al ex presidente Lula da Silva fueron rechazados el martes por la Segunda Sala del Tribunal Supremo de Justicia.

Por 3 votos a 2, la propuesta del ministro Gilmar Mendes, de soltar al ex presidente inmediatamente, fue derrotada. Votaron por la libertad de Lula los ministros Gilmar y Ricardo Lewandowski. Los ministros Edson Fachin, Celso de Mello y Carmen Lúcia votaron en contra de la liberación.

La sesión del martes comenzó con los dos pedidos interpuestos por la defensa de Lula en favor de su cliente fueran considerados en el orden del día. El primero, sobre la decisión unilateral de Felix Fischer de negar un recurso de Lula en el pasado, ya fue rechazado por 4 votos contra 1. El segundo, sobre las capacidades de Sergio Moro, fue rechazado por tres votos contra dos. 

Así, la sesión negó sobre la libertad del ex mandatario (2003-2011), quien purga una condena de ocho años de cárcel por corrupción, cuya defensa argumenta que el responsable de su encarcelamiento, el ex juez y actual ministro de Justicia, Sergio Moro, no tenía la imparcialidad necesaria para ser responsable de su juzgamiento.

Manifestantes esperan a la salida del Tribunal la sentencia sobre la libertad de Lula (Reuters)

Manifestantes esperan a la salida del Tribunal la sentencia sobre la libertad de Lula (Reuters)

El pedido estuvo a cargo, de acuerdo con la revista Veja, del abogado Cristiano Zanin Martins, quien buscó revertir así la decisión de la presidenta de la Segunda Sala, la magistrada Carmen Lúcia Antunes, quien más temprano retiró de la agenda de juicios el pedido de parcialidad de Moro, y lo había pospuesto hasta el mes de agosto.

En su argumentación, Zanin Martins explicó que el “hábeas corpus” tiene prioridad debido a que Lula se encuentra en prisión desde abril de 2018 y el juicio ya se inició.

El ministro del Tribunal Gilmar Mendes propuso, al inicio de la sesión del martes, que se concediera una medida para que Lula aguardara en libertad la decisión sobre el “hábeas corpus”.

Lula da Silva, antes de entregarse a la Justicia (EFE)

Lula da Silva, antes de entregarse a la Justicia (EFE)

Mientras se desarrollaba la sesión del Tribunal Supremo, la Bolsa brasileña, que venía en caída este martes, amplió las pérdidas aún más por el temor de que el ex presidente salga de prisión. Alrededor de las 15:30, hora local, el índice Ibovespa golpeó la mínima del día y perdió los 100 mil puntos alcanzados la semana pasada. La caída bursátil cayó un 2,13%, a 99.890 puntos.

Las dudas sobre la forma en que se realizó el juicio contra Lula, a cargo del entonces juez y hoy ministro de Justicia, Sergio Moro, aumentaron en las últimas semanas, cuando fueron difundidos por el diario The Intercept mensajes que el ex magistrado intercambió durante el proceso con fiscales de la operación anticorrupción Lava Jato.

Cientos de manifestantes se reunieron en la afueras del máximo Tribunal que definirá sobre la prisión de Lula, en Curitiba

Cientos de manifestantes se reunieron en la afueras del máximo Tribunal que definirá sobre la prisión de Lula, en Curitiba

Este lunes, Lula, quien purga en prisión una condena a 8 años y 10 meses, publicó una carta en la que afirmó que una posible anulación de la sentencia en su contra no invalida el resto de la Lava Jato, la mayor operación anticorrupción de la historia de Brasil que mandó a prisión a decenas de empresarios y políticos del país.

Seguir leyendo

Mundo

Murió el ministro de Defensa de Perú durante un viaje oficial

Publicado

on

Por

El ministro de Defensa peruano, José Huerta, murió este lunes a consecuencia de un infarto, cuando se encontraba desarrollando una visita de trabajo a la Amazonía peruana, informaron fuentes oficiales.

“Lamento profundamente el fallecimiento del ministro de Defensa José Huerta, quien nos ha dejado sirviendo a su Patria. Esta es una noticia dolorosa y que nos apena profundamente. Mis sentidas condolencias a la familia”, expresó en su cuenta de Twitter el jefe de Estado Martín Vizcarra.

Huerta, de 71 años, era un general en retiro del Ejército Peruano (EP) que asumió la cartera de Defensa en abril de 2018, en el actual Gobierno del mandatario, Martín Vizcarra.

El Ministerio de Defensa señaló que Huerta realizaba una visita al distrito de El Cenepa, provincia de Condorcanqui, en la región Amazonas, para inspeccionar un puesto de control y vigilancia territorial, cuando sufrió una descompensación.

Por ello, se le aplicaron los primeros auxilios, y posteriormente fue trasladado en un helicóptero al Hospital de Santa María de Nieva, donde recibió atención de emergencia. Sin embargo, al promedio las 10:00 hora local (15:00 GMT) Huerta falleció.

Diversas figuras políticas lamentaron el sorpresivo deceso del ministro, entre ellas el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar.

“Nuestra más sentida solidaridad con la familia del ministro de Defensa José Huerta, comprometido integrante de nuestro gabinete, destacado militar y hombre entregado al servicio de nuestra patria. Descansa en paz, apreciado José”, expresó Del Solar en su cuenta de Twitter.

También, la viceministra peruana Mercedes Aráoz, quien en Twitter ofreció sus “condolencias a sus familiares, amigos y al sector Defensa. ¡Que descanse en paz!”.

Se sumaron las condolencias de los congresistas Gino Costa, de la Bancada Liberal, y Rosa Bartra, de la fujimorista bancada de Fuerza Popular.

Costa fue el encargado de informar del deceso ante la Comisión de Constitución, la cual guardó un minuto de silencio en su memoria.

Huerta llevaba 35 años de servicios profesionales a la nación y contaba con una amplia experiencia en las áreas de asesoramiento, docencia, planeamiento y gestión estratégica, relaciones internacionales y formulación de doctrina.

El ministro Huerta se graduó en la Escuela Militar de Chorrillos, en enero de 1969, donde ocupó el primer puesto en el Arma de Artillería; y fue licenciado en Ciencias Militares con mención en Ingeniería.

Entre su experiencia laboral destaca su labor como profesor en la Escuela de Artillería y Escuela Superior de Guerra del Ejército; así como haber sido profesor invitado en la Escuela de las Américas, en Fort Benning-Georgia-USA (1988-1989).

También su trabajo como agregado militar a la Embajada de Perú en Venezuela (1995), como director de la Escuela Superior de Guerra del Ejército (1998), como Comandante General de la Región Militar del Centro (2000 -1er Semestre), así como de agregado militar a la Embajada de Perú en Estados Unidos (USA) en 2003.

Pasó a la Situación Militar de Retiro, por tiempo de servicios, cumplidos en enero de 2004, aunque continuó sirviendo al Estado en importantes posiciones del Ministerio de Defensa.

Por su labor, recibió las condecoraciones de Orden Militar de Ayacucho en el Grado de “Gran Cruz”, Orden Militar Francisco Bolognesi en el Grado de “Gran Cruz”, Cruz Peruana al Mérito Militar en los Grados de “Oficial”, “Caballero”, “Comendador”, “Gran Oficial” y “Honor”.

Recibió también la medalla Académica del Ejército en los Grados de “Al Mérito”, “Distinguido” y “Honor”, así como la condecoración “Al Mérito por Servicios Distinguidos” en el grado de “Comendador”, otorgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú.

Entre los reconocimientos recibidos en el exterior, destacan la Medalla de “Comendación por Servicios Meritorios”, otorgada por el Ejército de Estados Unidos; la Medalla “José María Córdova”, otorgada por el Ejército de Colombia; y la Condecoración “Cruz de las Fuerzas Terrestres Venezolanas” e Insignia “Honor al Mérito”, otorgada por el Ejército de Venezuela.

Seguir leyendo

Mundo

Otro avión de la fuerza aérea rusa aterrizó en Venezuela

Publicado

on

Por

Un avión de la fuerza aérea rusa aterrizó en la principal terminal aérea de Venezuela, cerca de Caracas, según un testigo de Reuters y un portal de internet que monitorea movimientos de aéreos. El arribo ocurre tres meses después de uno similar que generó un enfrentamiento verbal entre Washington y Moscú.

El régimen de Maduro no explicó el motivo de la llegada de la nave rusa ni quiénes viajaban en ella.

El régimen de Maduro no explicó el motivo de la llegada de la nave rusa ni quiénes viajaban en ella.

En marzo pasado, un centenar de soldados rusos llegó al país sudamericano, que enfrenta una importante crisis política desde que el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, juró como presidente interino del país. En la actualidad, lo reconocen una cincuentena de países, incluido Estados Unidos.

El desembarco de los soldados rusos generó una nueva confrontación entre Moscú, máximo aliado del régimen de Maduro, y Washington, que se acusan mutuamente de desestabilizar Venezuela. El presidente estadounidense, Donald Trump, instó a Rusia a abandonar el país, mientras que Moscú acusó a Washington de querer llevar a cabo un golpe de Estado en detrimento del derecho internacional.

Nicolás Maduro y Vladimir Putín (AP)

Nicolás Maduro y Vladimir Putín (AP)

La crisis venezolana solo es uno de los numerosos puntos de disputa entre Moscú y Washington. El tema fue abordado por Mike Pompeo y el presidente ruso, Vladimir Putin, durante su reunión en Sochi (Rusia) el 14 de mayo, sin que se produjeran avances destacables.

El ministro chavista de Defensa, Padrino López, recibió a los dos bombarderos rusos T160 en diciembre de 2018

Seguir leyendo

Tendencias