Connect with us

Deportes

Una pieza superclásica

Publicado

on

Bajan los dos juntos por el ascensor. Vienen charlando. Van rumbo al almuerzo, al primero en Salvador. Y es una imagen que, sin dudas, llama la atención. Ahí van el arquero de River y el arquero de Boca. Los que jugaron la final más trascendente de la historia de la Copa Libertadores. Los que ahora compiten por el arco de la Selección. Una especie de enemigos íntimos.

La pieza ubicada en el tercer piso del hotel Novotel Hangar de Salvador es un superclásico en sí mismo. Y una intriga tras otra. ¿Hablarán de la final de la Copa? Parece inevitable. ¿Charlarán sobre la actual Libertadores, los equipos más fuertes, el cruce que no fue pero que puede ser? Quizás también. Es cierto que la Selección los une y los pone en el mismo foco, pero a la vez, también los hace competir, como si nunca pudieran dejar de hacerlo: entre ellos dos saldrá el arquero titular, con ventaja para el de River.

Los arqueros del plantel con Martín Tocalli, el entrenador del tridente.

Los arqueros del plantel con Martín Tocalli, el entrenador del tridente.

Lo que salta a la vista es que se llevan bien. Lo confirman, incluso, puertas adentro (de esa pieza). “El Flaco es un pan de Dios. Es imposible que se lleve mal con alguien”, dicen sobre Andrada. Pero que esté con Armani no deja de sorprender. Sobre todo, porque el arquero de Boca también fue compañero de Marchesín en Lanús. Sin embargo, el portero del América es el único que está solo: como son 23 jugadores y las habitaciones son para dos personas, el tercer arquero la tiene únicamente para él.

¿Y el resto de las parejas? Hay, en esa convivencia particular dentro de la convivencia general, varias coincidencias. Sin dudas, la habitación principal es la que comparten Messi y Agüero. Lo de Leo y el Kun es histórico y se mantiene inalterable. Después, hay otros vínculos. River, por caso, une a Pezzella con Funes Mori. Racing al Huevo Acuña con Saravia. Central a Di María con Lo Celso, que además son muy amigos y jugaron juntos en el PSG. Y la Juve, a Dybala con el Tucu Pereyra (jugaron juntos en la temporada 2015/16). Después, claro, hay más parejas más desparejas. Pero Armani y Andrada son, sin dudas, el otro clásico, el que nunca termina.

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Deportes

Especial: La semana de Diego Armando Maradona

Grupo CLAN

Publicado

on

Diego Armando Maradona dio el sí y el fútbol argentino lo volverá a tener bien cerca. El astro aceptó el desafío de agarrar Gimnasia e intentará revertir el mal momento que atraviesa el equipo platense, último en la tabla de posiciones.

Lógicamente, Maradona generó una revolución. El Lobo sumó socios, se agotaron las camisetas del 10, la gente llenó el estadio en su presentación… Los entrenadores y jugadores de los otros equipos mostraron su felicidad por la vuelta de Diego.

El domingo será el debut frente a Racing y todo lo que generó Maradona en estos días te lo resumimos en este especial: La semana del 10.

Seguir leyendo

Deportes

Augusto Fernández golpea primero en San Marino

Publicado

on

Por

Las primeras sesiones de Moto2 celebradas en el circuito de Misano han vivido un duelo entre Augusto Fernandez y Alex Marquez por colocarse en lo más alto de la tabla combinada al final del día.

En la primera sesión de entrenamientos libres hemos visto a Tetsuta Nagashima como piloto más rápido. El piloto del Stop And Go ha dejado la referencia de esta primera tanda de entrenamiento en un 1’38.504. A algo menos de una décima se ha quedado Augusto Fernández, que ha sido segundo con un tiempo de 1’38.592. Tras firmar un 1’38.758, el piloto australiano Remy Gardner, y compañero de equipo de Nagashima, ha conseguido la tercera posición. Marco Bezzechi, piloto del equipo Red Bull, ha logrado la cuarta posición con un 1’38.881. Finalmente, el top 5 lo ha cerrado Niccolò Bulega, con una marca de 1’39.031.
Las condiciones de esta primera sesión han sido muy cómodas, pero con una humedad del 51%. La pista estaba a 35º y el termómetro de la temperatura ambiental ascendía a los 26º. Los tiempos en esta sesión han estado muy apretados, pues hasta 16 pilotos han dejado sus tiempos en menos de un segundo.

Augusto Fernández y Álex Márquez han apretado sus tiempos en el FP2
La segunda sesión libre ha visto un cambio de liderato. En concreto, ha sido el balear Augusto Fernández quien se ha colocado en lo alto de la tabla del FP2, dejando la referencia en 1’38.325. En segunda posición, y a tan sólo 0.049, se ha situado Álex Márquez, con un tiempo de 1’38.374. Fabio Di Giannantonio ha conseguido la tercera posición, merced a la mejor marca personal conseguida, que ha sido de 1’38.463. Tetsuta Nagashima ha sido cuarto, con un crono de 1’38.473. Lorenzo Baldasarri ha sido el encargado de cerrar el top 5, con un tiempo de 1’38.494.

En esta ocasión, las condiciones han sido algo más difíciles, pues la humedad ha aumentado, hasta un 55%. Además, la temperatura de pista ha subido hasta los 40º, y la ambiental se ha mantenido en torno a 26º. Los tiempos de cabeza han estado muy apretados, pues el top3 ha dejado sus tiempos en 0.148, y hasta 23 pilotos se han quedado en menos de un segundo.

Los tiempos de la tabla combinada se han tomado del FP2, pues han sido más rápidos que la sesión precedente, el FP1. Esta combinada ha confirmado a Augusto Fernández como piloto más rápido, con un 1’38.325, y acompañado en el top 3 por Alex Marquez y Fabio Di Giannantonio. Cerrando el top 5 vemos a Nagashima y a Baldasarri.

Seguir leyendo

Deportes

Mucho más que talento

Publicado

on

Por

Las canciones son de fútbol. “Para ser campeón, hoy hay que ganar”, grita desde la tribuna ese puñado de argentinos en Beijing. “El domingo, cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar”, sube la exigencia de la hinchada. Se sabe, en Argentina el optimismo carece de límites. Esas letras son repetidas en la cancha de Boca o de Colón, en la de Talleres o en la de Atlético Tucumán, en la de River o en la de San Martín de San Juan casi con idéntica convicción. Pasional, el hincha no mide: pide. Se sabe, el fútbol es un deporte donde casi cualquier cosa puede pasar. El básquet no. El básquet es un deporte lógico, donde en un altísimo porcentaje gana el mejor. Que los hinchas argentinos, más allá de su optimismo, se hayan animado a cantar lo que cantaron, es mérito exclusivo de esta selección histórica a la que el plateado ya le sabe a poco. Estos muchachos subieron la vara: se la subieron a ellos mismos, se la subieron a los rivales hasta hacerla inalcanzable y se la subieron a la gente para que se anime a pedir sin que suene quimérico.

Ahora bien: ¿por qué grita la gente? ¿En qué se basa su esperanza? ¿En el talento de Campazzo, en la fuerza incontenible de Scola? No, claro que no. Con talento, simplemente, no alcanza. Ni con fuerza. Si fuera por talento, probablemente Argentina ya habría sido campeón mundial de fútbol un par de veces en esta última década. Y de América. Estuvo cerca pero nunca se dio por un motivo o por otro. Sin embargo, el talento en ese caso era crucial: la presencia de Messi -el mejor del mundo-, la buena compañía de Agüero, de Di María o de Higuaín, muchos de ellos en las altas cumbres de su carrera europea, eran la virtud excluyente. Faltaban pequeños detalles: el espíritu de equipo, el despojo de los egos, la seriedad de un proyecto, la continuidad en el tiempo, una alternancia sin grietas como la del básquet donde dos técnicos como Hernández y Lamas -por citar un ejemplo-, que pueden ser rivales en una cancha cuando de equipos se trata, luego pueden unirse a favor de una causa nacional deportiva.

Trasladémoslo al fútbol. Al Cholo Simeone se le reconoce la competencia en el alto nivel; a Gallardo, su capacidad estratégica en los mano a mano; se dice que hay pocos ojos como los del Chacho Coudet para elegir jugadores. ¿Alguien se los imagina trabajando a todos juntos? ¿Alguien se los propuso alguna vez? ¿Estarían dispuestas nuestras figuras a agachar la cabeza e ir detrás de ese objetivo común sin mirar que sus cuentas bancarias son en algunos casos infinitamente superiores a las de quienes deben darles las órdenes?

Trasladémoslo al país. Y lloremos un poco, en silencio. Miremos la desgarradora imagen que nos devuelve el espejo.

La selección de básquet, esta selección que el domingo puede ser campeona o no, es un ejemplo. Un ejemplo a seguir en esta transición que empezamos a vivir, y que es la curva descendente de la carrera de Messi. Esta nueva creación del Oveja tiene a Ginóbili disfrutando en la platea de un formidable juego de equipo en el cual el compromiso y la solidaridad están por encima de los nombres. Scola, el alma del Alma, se abraza transpirado y en musculosa con Manu. También él estará más temprano que tarde de civil, a un costado del campo. ¿Se lo extrañará? Claro. Pero hay una base. Un equipo. Un proyecto. Hay formas y fondo. Qué bueno saber que en la Argentina también es posible.  

Seguir leyendo

FM CHACO ONLINE

Tendencias