Connect with us

ECONOMÍA

En julio, una familia tipo necesitó ingresos por $31.934,44 para no ser pobre

Publicado

on

La Canasta Básica Total, que mide la línea de pobreza, subió 2,5% respecto del mes anterior. En tanto, la Canasta Básica Alimentaria, que determina el nivel de indigencia, trepó 2,9%. Para cubrir las necesidades alimenticias, una familia tuvo que contar con ingresos de $12.773,78

Una villa ubicada en el partido de Quilmes (Foto: Reuters)
Una villa ubicada en el partido de Quilmes (Foto: Reuters)

Durante julio de este año, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a junio de 2019 fue de 2,9%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 2,5%. La primera determina la línea de la indigencia y la segunda la de la pobreza.

Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 57,3% y 58,6%, respectivamente, según informó el Indec esta tarde. Así, para no caer en situación de indigencia y poder cubrir el costo de la canasta básica de alimentos, el ingreso familiar (en un hogar de cuatro integrantes) debió ser de $12.773,78 (el mes anterior había sido de $12.409,72).

Fuente: Indec

Fuente: Indec

En tanto, el precio de la canasta básica total fue de $31.934,44 para un hogar de cuatro integrantes.

En la medición anterior, había sido de $29.493,65, un 2,5% menos.

Este mes el Indec también dio a conocer los datos de inflación de julio: 2,2% y con un acumulado de 54,4% en los últimos 12 meses. Claro, aún falta el impacto de la devaluación post PASO que impactará en el indicador a partir de mes próximo.

La suba de precios acumula un alza de 25,1% en lo que va del año. Para agosto, se espera una inflación superior al 4%, pero para septiembre, superior al 6 por ciento.

La semana pasada, el Gobierno anunció un paquete de medidas luego de la devaluación post PASO. Entre ellas el IVA cero para los alimentos de la canasta básica. “Tomé una decisión excepcional, que nunca se tomó en la Argentina”, detalló el presidente Mauricio Macri en un video que se difundió en las redes sociales.

“La medida ayudará a compensar el impacto de la devaluación en los precios”, destacaron desde Casa Rosada.

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ECONOMÍA

El alto índice de riesgo país afecta más a la industria manufacturera que al agro y al sector petrolero

Publicado

on

Por

Mientras que el PBI de la Argentina disminuyó 2,1% entre el 2011 y el 2019 (tres primeros trimestres de cada año), el valor agregado correspondiente a la “Industria Manufacturera” cayó nada menos que un 18,6%. El sector se achicó, por ende, 16,5 puntos porcentuales más que el promedio de la economía.

 Mientras que el PBI de la Argentina disminuyó 2,1% entre el 2011 y el 2019 (tres primeros trimestres de cada año), el valor agregado correspondiente a la “Industria Manufacturera” cayó nada menos que un 18,6 por ciento

En este período, de 2011 a 2019, el sector agropecuario se incrementó un 6,8%, por lo que acumuló una brecha de 25,5 puntos porcentuales con la industria. El sector Construcción, por su parte, cayó 5,5% (brecha de 13,2 p.p. con el sector fabril) y el de Explotación de Minas y Canteras disminuyó 7,9% (diferencia de 10,7 p.p.).

Entre 2012 y 2019, en cada uno de los años la performance de Industria Manufacturera fue peor que la del promedio de la economía. Los tres años en los que la caída del sector registró la mayor brecha con la variación del PBI fueron 2014 (4,7% vs. 2,4%), 2016 (6,1% vs. 2,3%) y el caso más extremo fue el del año pasado, cuando se contrajo 7,6% (tres primeros trimestres) vs. una merma del PBI de 2,5%. No hay dudas que este ensanchamiento de la brecha a 5,1 puntos porcentuales se explica en buena medida por la contracción crediticia que experimentó la economía Argentina desde los últimos meses de 2018.

 No hay dudas que este ensanchamiento de la brecha negativa de 5,1 puntos porcentuales entre el desempeño de la industria y el PBI total se explica en buena medida por la contracción crediticia que experimentó la economía desde los últimos meses de 2018

A lo largo del período, tenemos etapas con y sin control de cambios, con mayores o menores restricciones al comercio exterior, con y sin metas de inflación. Por lo que es difícil encontrar una explicación al fenómeno de contracción industrial considerando sólo los instrumentos de política económica.

La industria tiene en común con Agro e Hidrocarburos el hecho que produce bienes que son comercializables internacionalmente y están expuestos a la competencia global. Sin embargo, el retorno de la inversión en la industria es más lento (lleva más tiempo) que el que se deriva de invertir en una cosecha o en un pozo “no convencional” de gas o petróleo.

 Las elevadas tasas de riesgo país y los problemas de falta de horizonte de las políticas económicas tienden a afectar más a las inversiones y al crecimiento potencial del sector industrial

Además, parte de las eventuales ventajas competitivas en agroindustria e hidrocarburos se apoyan en la disponibilidad de recursos naturales, mientras que las chances de la industria propiamente dicha descansan en “todo lo demás” en materia de recursos productivos. Por ende, las elevadas tasas de riesgo país y los problemas de falta de horizonte de las políticas económicas tienden a afectar más a las inversiones y al crecimiento potencial del sector industrial.

A esto se suman otros elementos, con incidencia específica sobre el sector manufacturero, el “factor China” y el “factor Brasil”:

1. La irrupción de la competitividad de China y Asia en general, fenómeno que se empieza a expresar con fuerza desde la primera década del siglo XXI. Aunque existan mecanismos de protección (aranceles, trabas aduaneras, etc), las inversiones en la industria local probablemente se han pasado a evaluar “como si” la economía fuera más abierta. Esto es porque las diferencias para competir de igual a igual pueden llegar a ser tan significativas que para un número importante de proyectos ya no se puede contar con la exportación como mercado, mientras que la facturación en el mercado interno ha pasado a depender de barreras cada vez más elevadas.

2. Las tribulaciones de la economía de Brasil (que en muchos casos se explican por haber adoptado políticas semejantes a las que llevó a cabo la Argentina) han tenido gran incidencia en el período analizado. Obsérvese que las exportaciones totales de Argentina a Brasil (incluye todos los productos) pasaron de USD 16.905 millones en 2011 a USD 10.552 millones en 2019, una caída del 37,6 por ciento.

(Presidencia)

(Presidencia)

El abordaje al problema industrial, por tratarse de un sector que produce bienes comercializables internacionalmente, debe hacerse desde la vertiente de la competitividad.

Señales preocupantes

Pese a la profunda recesión de Brasil (2015/16) y, a posteriori, a similar fenómeno en el país, la industria en promedio (hay excepciones, por supuesto) no ha podido compensar en forma perceptible la merma en la facturación local con exportaciones a terceros mercados.

Desde 2009 está cayendo en forma tendencial la participación de la industria local en las exportaciones mundiales de MOI, neteadas del Mercosur. En 2009, la participación fue de 0,15% de las exportaciones mundiales (sin Mercosur), para descender a 0,10% en 2018. Un dato llamativo es que, cuando ocurrió la crisis de 2001/02 (en la que también tuvo participación Brasil) el market share de las exportaciones industriales de la Argentina subió de 0,14% (1998) a 0,18% (2002%). Es decir, en aquella crisis, la industria, por su competitividad, pudo jugar un rol anticíclico, fenómeno que brilla por su ausencia en esta oportunidad.

 En la crisis de 2002 la industria, por su competitividad, pudo jugar un rol anticíclico, fenómeno que brilla por su ausencia en esta oportunidad

La dificultad para aumentar la participación en el comercio mundial en el contexto recesivo de Brasil y la Argentina abre un serio interrogante acerca del potencial de al menos parte de la capacidad ociosa que hoy detenta la industria.

Si a esto se agrega la hipótesis de que un buen número de proyectos de inversión en el sector se evalúan “como si” la economía fuera más abierta de lo que surge de los indicadores tradicionales, entonces no caben dudas que se necesita un replanteo integral de políticas.

Los autores son economistas de IERAL de Fundación Mediterránea, presidida por María Pía Astori

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Nike evalúa irse de la Argentina, pero busca modelos de negocios para seguir vendiendo sus productos en el mercado local

Publicado

on

Por

El rumor tiene algunos días y generó mucha preocupación en la industria del calzado, un sector golpeado en los últimos años, con una caída de 10% en octubre, según el Indec (para el rubro “Textil y calzado”). Nike Argentina, la subsidiaria local de la empresa estadounidense líder en indumentaria deportiva, con presencia propia en el país desde hace más de dos décadas, analiza irse del país en medio de un contexto de reforma global de su modelo de negocios impactado también en la Argentina por la crisis de los últimos dos años y las nuevas complicaciones para su esquema de importación de productos que impuso este Gobierno con el regreso de la licencias no automáticas.

La empresa, desde donde reconocen las versiones sobre su salida, no quiso comentar oficialmente el tema con Infobae. Con todo, este medio pudo saber de fuentes calificadas que aunque la Nike se vaya del país como subsidiaria, mantendrá la presencia de marca y la venta de sus productos por medio de terceros. Podrían ser uno o más licenciatarios –como lo fue Alpargatas en los ‘90– que se encargarían de la logística, importación y distribución de la marca de la pipa. También de los empleados y los locales propios. Aún no hay nombres definidos y otra duda a despejar es si esta empresa licenciataria sería argentina o extranjera.

 Dejaron Boca y no es un tema menor, más allá de la estrategia. Es una marca que arrastra y yo creo que es una señal preocupante (Amicone)

Todo se da en un contexto en el que la marca es noticia en las últimas semana porque su rival, Adidas, la desplazó del contrato de indumentaria con Boca Juniors. No son pocos los protagonistas de esta industria que creen que esa decisión de dejar un activo de marketing tan significativo y poderoso dice mucho sobre la estrategia de la compañía. En el mundo, el panorama es otro para Nike, con un gran crecimiento en EEUU y China, con su acción en máximos históricos y un valor de mercado de casi USD 160.000 millones.

Plan global

Desde el sector aseguran que la casa central de la icónica marca deportiva, en Oregon, EEUU, no estaría del todo conforme con la rentabilidad de la marca en el país. “Pero no van a dejar de aprovechar los 7 millones de pares de zapatillas que venden por año. Para el consumidor las cosas no van a cambiar, pero la empresa como tal se está yendo”, dijeron a este sitio fuentes de la industria del calzado.

Este año la marca de las tres tiras volvió a vestir al club de la Ribera

Este año la marca de las tres tiras volvió a vestir al club de la Ribera

La compañía podría aplicar la misma estrategia, si finalmente es exitosa, en otros países de la región en los que tiene presencia directa. Si el modelo funciona, aseguran allegados, podría ser el camino para otros mercados más grandes, como México y Rusia.

“La mayoría de la producción de calzado de Nike no se hace en la Argentina sino en Asia, por desarrollo y costos. El modelo es sólo de ensamble, se pegan dos partes. Los productos dicen ‘industria argentina’, pero local es sólo la caja, ni siquiera aparecen los talles de acá”, aseguró Hugo Álvarez, presidente ejecutivo de la Cámara Argentina de Industriales Proveedores de la Industria del Calzado (Caipic), quien detalló que el país importa por año unos 25 millones de pares, de los que un 79% es calzado deportivo en toda sus gamas, desde botines hasta running“Hace cinco años fabricábamos 125 millones de pares y hoy no más de 80 millones”, enumera.

 La salida es un proceso que ya empezó: tiene menos clientes y la importación bajó

La incertidumbre que produce la falta de definición sobre quién podría operar la marca, si la subsidiaria abandona el país, dificulta la sustentabilidad de la producción. El año productivo se define por estos días ya que el tiempo de fabricación demora entre seis y nueve meses y al no haber definiciones, hay inestabilidad y nerviosismo en la industria.

“Nike creció gracias a las licencias para importación, desde 2006 en adelante. De esa manera ganaron participación de mercado, pero ahora necesitan mucho capital de trabajo en dólares para sostenerlo. Hay que ver quién puede ser licenciatario de ese negocio en medio de una política industrial que está cambiando. Ellos no quieren fabricar, quieren importar. La salida es un proceso que ya empezó: tiene menos clientes y la importación bajó”, explicó otro ejecutivo del mercado.

Fábrica en Misiones

En octubre pasado se conoció la noticia de que una de las principales fábricas proveedoras locales de Nike planeaba despedir a 400 trabajadores. Era la planta que el grupo brasileño Dass tiene en Eldorado, en Misiones. Si bien el ministerio de Trabajo provincial dictó la conciliación obligatoria, finalmente algunos trabajadores optaron por el retiro voluntario y quedaron unos 330 trabajadores de un total de 600. Suola es el otro fabricante de calzado local, con una planta en Villa Soldati.

“Dejaron Boca y no es un tema menor, más allá de la estrategia. Es una marca que arrastra y yo creo que es una señal preocupante. Estamos pidiendo reuniones desde hace unos días con la marca y los fabricantes, pero todavía no atienden. Hay preocupación. Las señales parecen claras, si bien ellos nunca estuvieron presentes en el país como fabricantes. También vamos a hablar con el Gobierno que con las últimas medidas complicaron el esquema de importación. Los rumores están”, asegura Agustín Amicone, secretario General del Sindicato del Calzado (Uticra).

En medio de un contexto global de cambios, Nike analiza cómo serán sus próximos pasos en el país. Desde el sector gremial aseguran que hay pedidos de zapatillas hasta junio. Y nada más.

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Dos aerolíneas comenzarán a emitir pasajes en dólares para evitar el recargo del 30%

Publicado

on

Por

Desde ayer las agencias de turismo están habilitadas a emitir los pasajes en dólares y así “ahorrarles” a sus clientes el tener que tributar el impuesto PAIS por pasajes al exterior.
Aerolíneas Argentinas y Latam Airlines informaron este viernes a las agencias de turismo que comenzarán a emitir pasajes en dólares de modo de que los pasajeros, al pagarlos en esa moneda, puedan evitar tributar el 30% correspondientes al impuesto PAIS.

De acuerdo con la ley de Solidaridad Social y Reactivación Económica el impuesto PAIS rige para los pasajes internacionales de todas las líneas aéreas, pero el gravamen no se aplica si el consumo se cancela en moneda extranjera.

En la actualidad los pasajes al exterior disponibles en las páginas de internet están tasados en pesos por lo que el impuesto se aplica. En este caso, mediante agencias de viaje, se podrá obtener pasajes en dólares consignó ámbito.com.

Para saltear el impuesto, Aerolíneas Argentinas y Latam Airlines habilitaron el trámite para que las agencias de viajes puedan emitir los tickets en dólares, de modo que los pasajeros puedan comprarlos por esa vía sin el recargo del tributo.

En un comunicado, Latam informa a las agencias que desde el 23 de enero (desde ayer) la empresa “habilita las emisiones en dólares vía BSP”. Este sistema (Billing and Settlement Plan) permite que las agencias puedan emitir los tickets en dólares.

“En estas emisiones en dólares no se cobra el Impuesto PAIS, es decir no se aplica el 30% de recargo”, explica. En cuanto a los requisitos aclara que es necesario el CUIT, CUIL o pasaporte de comprador. Y sobre el final recuerda que “si la emisión es en moneda dólar, el pago en BSP debe ser en la misma moneda”.

Aerolíneas Argentinas se sumó y emitió también un comunicado para las agencias con similares características. “A partir de hoy, jueves 23 de enero de 2020, se encuentran habilitadas las emisiones de pasajes en dólares para Aerolíneas Argentinas”, sostiene.

La aerolínea de bandera recuerda según la ley 27.541 las emisiones en dólares no se encuentran alcanzadas por el impuesto PAÍS, por lo que el mismo se deberá excluir en las emisiones de pasajes efectuadas en esa moneda. Al igual que la otra aerolínea, aclararon que “todas las emisiones en moneda dólar deberán ser abonadas por las agencias en esa misma moneda en la cuenta del banco compensador del BSP”.

Seguir leyendo

Tendencias