Connect with us

TECNO

See Sense AIR, un rastreador antirrobo para proteger tu bicicleta

Publicado

on

See Sense AIR se presenta como la solución definitiva para proteger tu bicicleta y rastrearla en caso de robo con una precisión increíble.

Y para ello, implementa una dinámica tan simple como el sistema que solemos utilizar para localizar nuestro dispositivo móvil.

Permite dar seguimiento de la bicicleta durante 3 meses (gracias a la autonomía de la batería) y rastrearla con alto grado de precisión gracias a que utiliza el potencial de la tecnología LPWA (Low-Poer Wide-Area). Redes de baja potencia que requieren bajo consumo de energía y ofrecen mayor cobertura.

[…] ser el primer dispositivo de rastreo de bicicletas en operar a través de LPWA significa que AIR funcionará donde su smartphone lo haga cuando se encuentre en un territorio NB-IoT (una tecnología para dispositivos conectados)

Es un dispositivo pequeño, de apenas unos 80 gramos, que se integra debajo del asiento de la bicicleta. Una vez que se configuran sus opciones a través de una aplicación móvil (iOS y Android) comienza a trabajar en segundo plano. Dependiendo del contexto, adopta diferentes modalidades.

  • Tiene un modo de autodefensa que se activa cuando detecta que la bicicleta comienza a moverse. Suena una alarma y el usuario recibe un alerta por SMS para que compruebe el estado de la bicicleta.
  • Si detecta que es un robo entonces activa las señales de seguimiento en dos etapas. Primero, ubicando la bicicleta en las cercanías y luego pasando a la ubicación mediante GPS.
  • También permite configurar contactos de emergencia en caso de accidente. Cuando esto sucede envía un SMS con la ubicación.

Según los planes de sus creadores, See.Sense AIR se estará lanzando en junio de 2020

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

TECNO

Un sistema para duplicar la autonomía de los coches y bicicletas eléctricas

Publicado

on

Por

Cuando se trata de la construcción de coches eléctricos, los desarrolladores siempre están en la búsqueda de materiales que no solo ofrezcan un aspecto refinado y elegante al vehículo en el resultado final, sino también que garanticen al conductor obtener el mejor provecho de su sistema propulsor en términos de rendimiento y autonomía.

En este sentido, investigadores de la Universidad de California, en San Diego han llevado a cabo el desarrollo de un dispositivo generador de ultrasonido, el cual podría ser usado para eliminar las dendritas que pudieran formarse en las baterías de metal de litio (LMB).

Dicho logro representa un avance en las intenciones por parte de las empresas fabricantes de hacer que las baterías de metal de litio sean tomadas en cuenta en el sector de la locomoción eléctrica.

Hasta el momento las dendritas impactan de forma negativa el rendimiento de las baterías reduciéndolo, afectando así, las posibilidades de ponerlas al servicio de los coches eléctricos, cuyo uso permitiría obtener hasta el doble de autonomía en la cantidad de kilómetros recorridos.

Cabe destacar que, sin importar su estructura química, el dispositivo emisor de ultrasonido puede ser implementado en cualquier batería.

En lo que respecta a su funcionamiento, el dispositivo emite ondas de ultrasonido para generar una corriente que fluya en el líquido electrolítico situado entre el ánodo y el cátodo, a fin de impedir la aparición de residuos de metal de litio, conocidos también como dendritas, durante el proceso de carga de la batería LMB.

En la construcción del dispositivo emisor de ultrasonido fueron empleados componentes reciclados de la telefonía móvil, los cuales, poseen la capacidad de producir ondas de sonidos en rangos de frecuencia altos, con hercios que pueden oscilar entre los 100 millones y los 10 mil millones.

Sumado a esto, los investigadores realizaron una demostración en la cual sometieron a prueba las capacidades de carga y descarga de la batería de litio metálica con la incorporación del dispositivo durante 250 ciclos, obteniendo como resultado, una carga de cero a 100 en 10 minutos para cada ciclo.

Seguir leyendo

TECNO

La abogada de 32 años que creó la materia Inteligencia Artificial en la carrera de Derecho en la UBA

Publicado

on

Por

La inteligencia artificial (IA) es una disciplina científica que está presente en todos los aspectos de la vida, a nivel global. Por eso, es necesario estudiarla y regularla. Esa es la opinión de Cecilia Danesi, abogada argentina de 32 años que logró abrir hace 2 años la primera materia (optativa) sobre IA en la carrera de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

“Hay que concientizar a las personas acerca de su funcionamiento, el buen uso de la IA tiene que ser una política de Estado”, señala a Infobae Danesi. Actualmente está realizando un doctorado en IA en la Universidad de Perugia. Reparte su tiempo entre Argentina e Italia.

“Los primeros pasos de la asignatura fueron en 2018. Ese año había terminado una maestría en España, gracias a una beca de la Fundación Carolina, y la tesis era sobre IA y Responsabilidad Civil. En ese momento, pensé que era el tema del presente y -mucho más- del futuro, y que era imprescindible que nuestros abogados egresen con una formación en ello”, confiesa.

Inicios y expansión

La abogada dice que la doctora Sandra Wierzba (titular en la materia Obligaciones Civiles y Comerciales) fue la “persona fundamental” en la aprobación de esta nueva asignatura en la carrera de Derecho de la UBA. El programa de la materia tuvo 3 instancias de aprobación dentro de la Universidad.

En principio, por el titular del Departamento del que dependía la materia. Luego, pasó por la Secretaría Académica y, finalmente, por el Decanato.

Cecilia Danesi llevó la IA a la carrera de Derecho en la UBA

Cecilia Danesi llevó la IA a la carrera de Derecho en la UBA

Por otro lado, la abogada está en contacto con otras universidades del mundo que también suman IA en las carreras de Derecho. En junio de 2019, estuvo presente en el Harris Manchester College de la Universidad de Oxford como profesora visitante.

“Allí, además de tener la oportunidad de reunirme con profesores de la universidad y aprender e intercambiar experiencias, profundicé mi investigación en IA y Derecho, y dicté el seminario Regulating AI through consumer and civil law (Regulación de la IA a través del derecho civil y del consumidor)”, señala.

Danesi comparte además un proyecto de investigación con otros profesionales de la UBA sobre Educación, Nuevas Tecnologías y Derecho (ented.net). Tiene pensado viajar a la Argentina para dictar clases y presentar su primer libro sobre accidentes de tránsito, que aborda problemáticas de las aplicaciones móviles para el transporte de pasajeros (Uber, Cabify, etc.) y los vehículos autónomos.

Cómo es la cursada de la materia IA en Derecho

La asignatura es optativa del Ciclo Profesional Orientado, es decir, en los últimos años de la carrera. Formalmente tiene un solo docente a cargo. “Sin embargo, dado el carácter interdisciplinario de la IA, destacados profesores invitados vienen a dictar clases”, explica.

En 2019, por ejemplo, recibieron a Ricardo Oscar Rodríguez, profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA en la asignatura IA y Ética, y a Horacio Granero, Director de la Editorial El Dial y creador de Sherlock Legal (sistema de asistencia cognitiva para búsqueda de información).

Además, el programa incluye una visita a las oficinas de IBM Argentina. Allí, el ingeniero Sebastián Porro, brindó el año pasado un seminario especialmente dirigido a los alumnos de la asignatura. Este año se suma Felicitas Escobar, quien el año pasado -cuando aún era estudiante- obtuvo el primer puesto con su disertación sobre IA y Prueba en el Concurso de ponencias del XL Congreso Colombiano de Derecho Procesal”, agrega Danesi.

La cursada dura 2 meses. Tiene contenidos tales como aproximaciones normativas de la IA, responsabilidad civil, el sistema de protección de los derechos de los consumidores frente a la IA (y productos defectuosos) y vehículos autónomos, entre otros.

Las clases son teórico-prácticas. El sistema de evaluación y promoción consiste en un trabajo de investigación sobre una aplicación que contenga IA y entre en conflicto con el Derecho (entendido en sentido amplio).

Algunos de estos trabajos de investigación fueron publicados por las editoriales La Ley y Erreius. “Reconocimiento facial y datos biométricos”, “Incidencias de la IA en el sistema penal”, “Los asistentes de Google y la invasión a la privacidad”, “El uso de la IA para predecir el embarazo adolescente en la provincia de Salta”, “IA en armas autónomas. Los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario”, “Llamado a dar testimonio a los asistentes virtuales”, entre otros, fueron algunos de los temas abordados.

Clases todavía presenciales

La idea inicial de la materia era que tuviese una cursada semipresencial, pero recién a partir de este año se realizaría un proyecto piloto en otra asignatura de la carrera con una pequeña parte virtual.

La Facultad de Ciencias Económicas es pionera en la materia, ya que desde el año 2011 tiene implementada la cursada virtual en todas sus carreras y ofrece un programa de capacitación permanente a los estudiantes para cursar en entornos virtuales. El Rectorado de la Universidad de Buenos Aires, mediante Resolución (C.S.) Nro. 4239/08, reglamenta la “educación a distancia” y la iguala a la presencial.

Cómo aplicar el derecho en una disciplina no regulada

“En líneas generales, no existe una regulación propia de la IA por lo que se le aplican las normas análogas. Y cuando pensamos en una regulación nos encontramos con varios desafíos. Por un lado el gran desconocimiento del fenómeno y por el otro, la imposibilidad de avizorar sus fronteras”, dice Danesi.

Al ser una disciplina en constante crecimiento, resulta difícil crear una correcta regulación de la IA en este momento, opina la abogada. “Además, ésta debe garantizar la protección de los Derechos Humanos sin frenar el desarrollo tecnológico. El quid de la cuestión está en lograr ese equilibrio”, asegura.

Qué sucede con los sesgos

Danesi en un seminario sobre el Pensamiento Profundo de la Inteligencia Artificial, en la ciudad de Catamarca, junto al filósofo y periodista Tomas Balmaceda.

Danesi en un seminario sobre el Pensamiento Profundo de la Inteligencia Artificial, en la ciudad de Catamarca, junto al filósofo y periodista Tomas Balmaceda.

En IA, la “caja negra” refiere a la imposibilidad, según el modelo que se use, de determinar por qué los algoritmos llegaron a una predicción y no a otra. “Si, por ejemplo, usamos la inteligencia artificial para diagnosticar cáncer o asignar créditos en un banco, lógicamente las personas quieren explicaciones acerca de las respuestas. Por ello, hay una tendencia en las regulaciones más modernas a exigir que en los casos más delicados sólo se puedan utilizar modelos explicables”, explica.

Pero no es el único tema en la mira. ¿Qué sucede en las redes sociales? “Su punto cúlmine es el caso Cambridge Analitica. Las complejidades de este tema están precisadas en los informes del Relator Especial de la ONU sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión. A/HRC/38/35 y A/73/348, este último aborda las consecuencias de las tecnologías de IA para los derechos humanos en el entorno de información”, explica.

Por su parte, el Reino Unido está trabajando también en este sentido a través del “Online Harms White Paper” (el libro blanco sobre daños en línea). “Otro punto de inflexión es la utilización de la IA para el reconocimiento facial, que fue prohibida en algunos lugares como San Francisco y despertó una masiva polémica debido a su uso por parte de las autoridades en las movilizaciones de Hong Kong”, añade Danesi.

Género, Derecho e IA

Danesi en la cumbre latinoamericana de IA en el MIT donde coordinó las comisiones de Educación, Ética y Regulación, junto al emprendedor Mateo Salvatto

Danesi en la cumbre latinoamericana de IA en el MIT donde coordinó las comisiones de Educación, Ética y Regulación, junto al emprendedor Mateo Salvatto

Como vengo del campo del Derecho, donde la mayoría de los juristas reconocidos son hombres con varias décadas de trayectoria, especializarme en IA cuando el tema ‘no era tema’, me abrió las puertas al mundo. Eso a pesar de mi condición de ‘mujer joven´”, confiesa la abogada.

Ahora dice que quiere abrir puertas. Se encuentra desarrollando un proyecto con dos objetivos principales. “Por un lado, acercar la IA a las personas; hacerla más amigable y concientizar acerca de su uso y los derechos en juego. Por el otro, realizar este acercamiento con un especial enfoque de igualdad de género. Subo periódicamente a mis redes información acerca del uso de la IA, conferencias o eventos, becas y oportunidades”, finaliza.

Seguir leyendo

TECNO

EōN, el «álbum infinito» de Jean-Michel Jarre potenciado por IA

Publicado

on

Por

Jean-Michel Jarre, músico electrónico francés que desde los años 70 se ha caracterizado por innovar en torno a la música electrónica, lanzó a fines de 2019 EōN, lo que él denominó como su primer “álbum infinito”. Esta aplicación (de momento disponible únicamente para iOS) utiliza un algoritmo que combina ritmos, melodías y acordes en un ciclo sin fin, en compañía de elementos visuales de apoyo.

Durante febrero, a un par de meses de su primer lanzamiento, Jarre anunció la versión 1.2 de su app, la cual además de traer algunas mejoras, sería la primera en llegar a Android.

Jean-Michel Jarre presentando EōN en 2019.

EōN recibe su nombre del dios del tiempo eterno, original de la cultura fenicia y posteriormente adoptado por los romanos. Esta app genera música infinita gracias a un algoritmo de Inteligencia Artificial que combina patrones, secuencias y sonidos compuestos por Jarre. La creación de este software surgió tras una colaboración del músico francés con Alexis Zbik y Vianney Apreleff, sus coterráneos de Bleass, desarrolladores de apps musicales. El funcionamiento del algoritmo fue creado en base a las ideas de ambas partes.

Los arreglos visuales que acompañan la experiencia sonora de la app estuvieron a cargo de Alexis André, investigador del Sony Computer Science Laboratories (CSL).

Esta iniciativa llegó para concretar un proyecto que ya había ideado Jarre hace un tiempo. “Una idea que tenía desde hace bastante tiempo en mi mente era intentar de crear música que sea específica para cada auditor. Cada vez que abras la aplicación, se generará algo diferente”, señaló Jean-Michel Jarre, conocido por algunas de sus obras como Oxygene y Equinoxe.

Originalmente, esta app se lanzó en noviembre de 2019 sólo para iOS. Como anunciábamos al principio de esta nota, Jarre comunicó recientemente que se avecina una nueva versión de su app, la 1.2, la cual además de implementar nuevos patrones musicales y arreglos sonoros, también presentará mejoras en su algoritmo de generación musical y será la primera entrega de EōN para Android a través de la Play Store.

“Personalmente, siento que EŌN es probablemente uno de mis proyectos creativos más emocionantes desde Oxygene” comentó con entusiasmo Jarre, haciendo referencia a su álbum de 1976, considerado una pieza clave en la historia de la música electrónica, el cual es hasta hoy uno de los más vendidos de Francia, contando con certificación de disco de doble platino.

Desde la implementación de un iPad como instrumento musical en su última gira, hasta la musicalización de un discurso de Edward Snowden, son bastantes los guiños que el músico francés hace en su actividad artística a su afición tecnológica. En más de una ocasión, Jarre ha comentado la visión sobre un futuro en el que las máquinas podrían tomar más protagonismo, contando con la capacidad para, entre otras cosas, también crear música. Previamente, en su álbum Equinoxe Infinity, una de sus canciones fue co-creada con un sistema de IA, presuntamente una tecnología predecesora a la que hoy conocemos en EŌN.

La aplicación cuesta $8.99 USD en la App Store. Puedes acceder a su descarga y revisar más información en el sitio web de Jean-Michel Jarre.

Si te interesan este tipo de novedades, te recomendamos revisar lo que previamente hemos publicado sobre la IA que usó Björk en uno de sus últimos proyectos y sobre Mubert y Amadeus Code, dos apps que generan música también gracias a Inteligencia Artificial.

Seguir leyendo

Tendencias