La primera mitad del año terminó con un déficit primario de 0,5% del Producto Bruto Interno, por lo que registró una fuerte reducción en comparación con ese mismo tramo del 2020, que había registrado un rojo en las cuentas públicas del 3,3% del PBI por la expansión del gasto en medio de la crisis sanitaria.

El recorte en el déficit primario estuvo explicado, principalmente, por una recuperación en el ritmo de ingresos tributarios que percibe el Estado. Los que más peso tuvieron fueron los derechos de exportación. En junio, por ejemplo, registraron una suba de 141,2% interanual, “impulsados por el sostenimiento de los términos de intercambio favorables respecto al año anterior”, consideró el Ministerio de Economía en un comunicado.

El 0,5% de rojo primario de los seis meses iniciales de 2021 fue en términos nominales de $208.098 millones. Al sumar en la cuenta los intereses de deuda, el déficit fiscal redondeó el primer semestre con un resultado deficitario de $514.005 millones, lo que equivale al 1,3% del PBI.

El recorte en el déficit primario estuvo explicado, principalmente, por una recuperación en el ritmo de ingresos tributarios que percibe el Estado

Los ingresos totales del sector público ascendieron en junio a $766.680 millones (+90,3% interanual), aunque excluyendo el impuesto a la riqueza hubieran tenido así un avance de 68% interanual hasta los $676.946 millones. Además de la recaudación de retenciones, que subió de la mano de un precio mayor de los commodities, otros tributos que tuvieron incrementos ligados a la recuperación económica fueron el IVA neto de reintegros (+$59.250,2 millones; +96,1%), Bienes Personales (+6.702,6 millones; +68,7%) Débitos y Créditos Bancarios (+$26.203,5 millones; +64,1%) y Ganancias (+$28.438 millones; +56,0 por ciento).

Por su parte, el gasto primario registró en junio una suba de 40,1% interanual, que asciende a 68,9% si se excluye el gasto Covid en 2020 y 2021. En este sentido, el Ministerio de Economía recalcó que “esta expansión de alrededor de 12 puntos por encima de la inflación del período se encuentra motorizada por la inversión de capital, que más que duplica su nivel respecto al mismo periodo 2020″, en referencia al incremento de fondos para la obra pública.

En ese sentido, remarcaron que “el gasto de capital registró una suba de $32.965 millones (+210,5% interanual). El crecimiento estuvo impulsado tanto por mayor inversión de empresas públicas ($9.739 millones) como por erogaciones de la Dirección Nacional de Vialidad para la construcción de autopistas y autovías ($3.339 millones) y aquellas realizadas por el Ministerio de Defensa en el marco del programa Mantenimiento, Producción y Soporte Logístico para la Defensa ($1.373,6 millones)”, mencionó el Palacio de Hacienda.

El ajuste del rojo en las cuentas públicas de la primera parte del año implicará un margen mayor para aumentar el gasto en la segunda mitad en medio de las elecciones parlamentarias. El objetivo de recorte de déficit primario que se planteó el Gobierno en el Presupuesto 2021 buscaba pasar de un 6,5% del PBI de desequilibrio fiscal hasta 4,5%, por lo que aún tiene cuatro puntos del Producto para poder cumplir con esa meta.