El presidente Alberto Fernández promulgó la ley que promueve el acceso al empleo formal de personas travestis, transexuales y transgénero con un acto realizado este mediodía en Casa Rosada, del que también participaron la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la subsecretaria de Políticas de Diversidad, Alba Rueda.

En ese marco, recordó que el primer gobierno (2007-2011) de su vicepresidente, Cristina Kirchner, fue “maravilloso” en la concesión de derechos a las minorías. “Fue uno de los más progresistas que ha tenido la democracia a la hora de otorgar derechos”, planteó. Y enumeró como logros de aquella gestión los avances en identidad de género, matrimonio igualitario, Asignación Universal por Hijo, Muerte Digna y reforma del Código Civil.

Pero también soy consciente de todo lo que falta avanzar y la verdad es que quisiera ganarle a Cristina y que mi gobierno sea mucho más progresista que el de ella y de más derechos de los que dio ella”, aseguró.

Alberto Fernández, este mediodía en Casa RosadaAlberto Fernández, este mediodía en Casa Rosada

El Presidente recordó que el año pasado, durante los primeros días de la cuarentena obligatoria decretada por la pandemia del coronavirus, Gómez Alcorta fue a visitarlo a la Quinta de Olivos y le habló de la importancia de fomentar el acceso de la comunidad trans a empleos formales. De ese encuentro, salió una decisión: se fijó un cupo obligatorio de ingresos a la planta de trabajadores del Estado. “En el año y medio de pandemia, el Congreso trabajó muchísimo y sacó leyes tan importantes como esta. Y cada vez que ampliamos derechos, somos una mejor sociedad, una mejor comunidad”, describió.

La ley contempla, entre otras reivindicaciones, que los tres poderes del Estado nacional, los ministerios públicos, los organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales y las empresas y sociedades del Estado deben ocupar una proporción no inferior al 1% de la totalidad de su personal con personas de ese colectivo. La norma lleva el nombre de “Diana Sacayán-Lohana Berkins” en conmemoración de sus impulsoras junto con las organizaciones LGBTI+ y defensoras de los derechos humanos.

Diana Sacayán, emblema del colectivo trans, fue asesinada brutalmente en 2015Diana Sacayán, emblema del colectivo trans, fue asesinada brutalmente en 2015

“Las minorías tienen derechos y las mayorías deben reconocer esos derechos. Así que si todos entendemos eso -y el resultado del Congreso marca que no soy yo solo el que piensa eso- lo que debemos hacer es trabajar todos los días un poco más para que no haga falta una ley que diga que en la administración tiene que haber un cupo de personas trans, porque nunca vi una ley con un cupo de hombres o de mujeres en el Estado”, dijo Fernández.

“Les pedimos a los empresarios que también colaboren con todo esto y se sumen. Vamos a impulsar y promover que lo hagan, que sumen personas trans a sus cuerpos de trabajo. También quiero pedirles a todos mis ministros que en ese registro donde hay 4000 personas anotadas vayan y busquen trabajadores así las sumamos a la formalidad”, completó.