Concurrieron a las mimas un total de 600 personas. Los propietarios fueron notificados de la infracción al Decreto N° 15/21.

Mediante el Plan Integral de Regulación y Servicio de Seguridad, la Policía del Chaco diagramo un operativo que se extendió en toda la provincia con la finalidad de controlar la circulación y permanencia en la vía pública. Mediante ello, desarticularon unas ocho fiestas clandestinas donde concurrieron unas 600 personas.
De las mismas se labraron 21 actas por infracción al decreto N° 15, en tanto por circulación fuera de horario permitido se labró unas 219 actas.
Los operativos son tendientes a contrarrestar el contagio masivo de Covid-19 y prevenir hechos delictivos en todo el territorio provincial.