Para saltar las complicaciones por la falta de segundas dosis de Sputnik la Nación junto a la Ciudad y la Provincia informarán los primeros resultados de los cocktails de vacunas. Poco antes del anuncio, desde el laboratorio Gamaleya aprobaron 3 millones de dosis producidas por Richmond en la Argentina.

El retraso en la entrega de Sputnik provocó una crisis en el gabinete de Alberto Fernández. La asesora Fernanda Nicolini reclamó al Fondo Ruso de Inversión Directa una respuesta ante la falta de segundas dosis de Sputnik y amenazó con cancelar el contrato firmado con Rusia.

Emiratos Árabes aprobó la Sinopharm para menores desde 3 años y se abre una opción para Argentina

“Estamos en una situación muy crítica”, le advirtió Nicolini a una autoridad del Fondo Ruso de Inversión Directa, el 7 de julio pasado. Lo hizo en momentos en que el Gobierno estaba sometido a una fuerte presión pública por las millones de personas que esperan la segunda dosis de la vacuna rusa.

Para salvar el problema el Gobierno comenzó a realizar ensayos clínicos y mezcló el primer componente de Sputnik con AstraZeneca, Sinopharm y también con dos primeras dosis de Sputunik. Argentina no es el único país que realiza este tipo de análisis: Azerbaiyán informó que el cocktail entre la primera dosis de Sputnik y la primera de AstraZeneca no generó “efectos adversos graves” ni tampoco “casos de coronavirus después de la vacunación”, explicaron.

Fuentes al tanto de los ensayos en Argentina informaron a LPO que los resultados fueron exitosos hasta el momento. En el distrito capitalino ya analizaron muestras de 7 y 14 días, pero aún queda la última muestra de sangre cuatro semanas después de la segunda dosis.

Según aseguran la mezcla que mejor respuesta inmunitaria tuvo fue dosis 1 de Sputnik mezclada con una segunda de AstraZeneca, pero las otras pruebas también dieron resultados alentadores que serán analizados el miércoles por Carla Vizzotti, Nicolás Kreplak y Fenán Quirós.

En paralelo desde el Fondo Ruso de Inversión adelantaron que esta semana la Argentina podrá distribuir 150 mil dosis del segundo componente y un total de 3 millones que entrarían en agosto.

Son dosis fabricadas por el Laboratorio Richmond que Gamaleya aprobó el martes. “Las muestras de la vacuna producidas en Argentina han superado con éxito el control de calidad en el Centro Gamaleya el 3 de agosto”, anunciaron el martes.