El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, sostuvo que las medidas anunciadas en conjunto con su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, busca “garantizar el acceso de la población a los cortes” de carne vacuna y aseguró que si los precios del producto se estabilizan, “seguiremos abriendo la exportación”.

En una conferencia de prensa brindada esta tarde junto a Kulfas en Casa de Gobierno, donde se anunciaron la prohibición de exportar cortes de carne bovina de consumo popular y limitar al 50% los despachos respecto al año anterior hasta el 31 de agosto, Basterra subrayó que “el objetivo central es garantizar el acceso de la población a los cortes”.

Asimismo, se anunció la implementación de un plan ganadero nacional que busca aumentar la producción de carne bovina de las tres millones de toneladas actuales a cinco millones, el cual fue comunicado con anterioridad a la conferencia a los sectores de la cadena productiva, entre ellos a la Mesa de Enlace.

“El diálogo fue muy constructivo. Está claro que no vamos a tener uniformidad de pensamiento. La tesis que han planteado los integrantes de la Mesa de Enlace respecto a la importancia de liberar las exportaciones para nosotros no es una decisión rígida, sino que está ligada a cómo evolucionen los precios”, explicó.

En este sentido, Basterra indicó que “el compromiso que se hizo fue continuar en el diálogo y la construcción. Claramente, expresaron su posición respecto a su voluntad de que las exportaciones se abran por completo y nosotros explicamos que estamos en ese tránsito.

El funcionario nacional consideró como un paso importante “habilitar el 50% de lo que en promedio se exportó el año pasado, más las cuotas, más la posibilidad de que si logramos que los precios se estabilicen, seguiremos abriendo la exportación”.