El Gobierno nacional confirmó que tiene que asistir a más de 1.800.000 alumnos de nivel inicial, primario y secundario que tuvieron dificultades para estudiar durante la pandemia.

Lo informó el ministro de Educación Nicolás Trotta al presentar el martes un programa destinado a promover el regreso de quienes interrumpieron la escolaridad desde el año pasado.

“Este programa promueve la presencia de la escuela en la comunidad desplegando distintas iniciativas a través de un trabajo articulado entre espacios estatales u organizaciones de la sociedad civil en todos los niveles. De esta manera se generan verdaderas oportunidades para todas las y los estudiantes del país”, explicó Trotta.

El ministro expuso los avances de “Acompañar: Puentes de Igualdad”, cuyo objetivo es asegurar la permanencia de estudiantes y promover el regreso de quienes interrumpieron la escolaridad durante el tiempo en el que permanecieron cerradas las aulas.

La cartera educativa nacional informó a través de un comunicado que el principal objetivo del programa es “ir en busca de aquellas y aquellos estudiantes cuyas trayectorias educativas se hayan visto afectadas por la pandemia y asegurar su permanencia en el sistema educativo”. Con ese foco, según detallaron, se invirtieron más de $2 mil millones.

De acuerdo con los números oficiales, del más de 1,8 millón de estudiantes que requirieron asistencia, el 54% pertenece al nivel secundario, el 40% al nivel primario y el 6%, al nivel inicial.

El programa cuenta con más de 10.900 docentes que trabajan en 16.000 escuelas y 2500 espacios comunitarios. “El Plan de Abordaje Integral tiene cuatro líneas de acción: el acompañamiento a las trayectorias educativas, la revinculación escolar, la permanencia en la escolaridad de los niveles obligatorios y el egreso del nivel cursado”, señalaron desde la cartera educativa.

“El programa lo definimos políticamente y pedagógicamente como de cercanía, porque lo que debe suceder en el marco de Acompañar es un trabajo pedagógico muy cuidado y laborioso. Ahora, lo que tenemos por delante es profundizar las acciones que están en curso para avanzar en una caracterización más precisa de la población que, dentro de este universo, necesite mayor acompañamiento en calidad de singularidades”, señaló la secretaria de Educación Marisa Díaz.

De acuerdo con los datos publicados en diciembre de 2020, 450.000 estudiantes del secundario habían tenido una nula o insuficiente participación escolar, de los cuales 190.000 tuvieron nulo contacto con el colegio.

La Ciudad prepara un nuevo protocolo de burbujas en las escuelas para evitar aislamientos masivos

El regreso de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, en pandemia, se dio bajo estrictos protocolos destinados a prevenir posibilidades de contagios de coronavirus. En principio, fue bajo la modalidad de burbujas y desde finalizadas las vacaciones de invierno, ese recinto pasó a ser el curso entero.

Este año se retomaron por completo las clases presenciales. (Foto: Télam).

En las últimas semanas, la cantidad de chicos y docentes aislados en las escuelas aumentó debido a que ante cualquier síntoma sospechoso, el grado entero cumple la cuarentena indicada hasta tener certezas. Por eso, desde el ministerio de Educación porteño confirmaron a TN.com.ar que ya está listo un nuevo protocolo con cambios que flexibilicen la definición de caso sospechoso y que los cursos no deban interrumpir la asistencia ante el primer síntoma.