Con una carta a Sergio Massa, el diputado Eduardo “Bali” Bucca formalizó este jueves su pase al Frente de Todos, al que representará como candidato a senador provincial, y le permitió llegar a 120 votos propios, sólo nueve menos que la mayoría simple.

Pero ya cuenta con 6 aliados casi fijos en todas las votaciones, como es el bloque de Unidad para el desarrollo presidido por José Luis Ramón, 3 misioneros, un rionegrino y el dirigente de Uatre Pablo Ansaloni.

Necesitaría sólo 3 más para tener mayoría aunque entre los propios se contabiliza a José Ignacio De Mendiguren, que está de licencia para presidir el Bice, y Massa, que vota si hay que desempatar. Un 128 a 128 sería una ocasión.

Bucca formalizó su salida de la oposición y esperan su ayuda para la ley del procurador

Estos conteos circulan por estas horas en las oficinas semi vacías de los referentes de Cambiemos por temor a que hay a una sesión en noviembre convocada para aprobar leyes cajoneadas hace un año por falta de quórum, como la reforma del Ministerio Público.

Tiene dictamen pero nunca se sancionó por falta de una mayoría que ahora el Frente de Todos podría alcanzar con algunos votos sueltos de diputados que estén por finalizar su mandato, ya asea de monobloques sueltos o de cambiembistas heridos.

La oficialización de Bucca como nuevo conducido por Máximo Kirchner lo evita de responder sobre qué hará en cualquiera de esas sesiones. Es que en estos años no fue un aliado fijo del Gobierno y hasta complicó muchas leyes.

Su pase al Frente de Todos lo definió en una reunión con Alberto Fernández en Olivos y se especula que si resulta electo tal vez podría mudarse a un cargo ejecutivo y dejarle la banca a su segunda, la también diputada Liliana Schwindt.

Su popularidad en la séptima sección electoral ayudaría al Frente de Todos a acercarse al piso de votos necesario para acceder al reparto de senadores provinciales, que es de 33.3%. Sería un aporte más que valioso en una Cámara en la que Axel Kicillof tiene minoría.

Bucca deja el bloque justicialista, que integraba junto al salteño Andrés Zottos, uno de los que deja su banca en diciembre. Pero además presidía, como coordinador, el interbloque federal, junto a cordobeses, lavagnistas y socialistas santafesinos. Ahora quedaron a cargo de Alejandro “Topo” Rodríguez.