Cerca de 285 mil autos de Tesla fabricados en Shangai, China, y correspondientes a los modelos Model 3 y Model Y deberán pasar por una revisión en un taller oficial en ese país por una posible falla en el sistema del control de velocidad crucero.

La Administración Estatal de Regulación del Mercado de China dijo que, en ciertos modelos, el control de crucero se puede encender por error cuando los conductores intentan cambiar de marcha o si rozan el selector de marchas por accidente, lo que tiene el potencial de hacer que el vehículo acelere inesperadamente.

Tesla emitió un comunicado en su cuenta oficial en Weibo, un popular sitio de redes sociales chino, disculpándose por “cualquier inconveniente que esto pueda causar a los propietarios de automóviles” y prometiendo “seguir estrictamente las regulaciones nacionales y seguir mejorando la protección de seguridad”. Los propietarios chinos de Tesla afectados por el retiro del mercado recibirán una actualización de software gratuita, que pueden instalar online o en persona.

Tesla se ha enfrentado a otros desafíos en China en los últimos meses. Cinco agencias reguladoras diferentes han planteado dudas sobre la calidad de los Model 3 construidos en la fábrica de Shanghai. Y en abril, durante el Salón del Automóvil de esa ciudad, la dueña de un Model 3 se subió a uno de los autos que exhibía la marca californiana para reclamar a los gritos que le instalaron frenos defectuosos en su unidad.

Tenía puesta una remera blanca que decía “los frenos pierden el control” en el idioma local. Su enojo reside en que tiempo atrás tuvo un choque grave cuya causa principal, según ella, fue una falla de fábrica en el sistema de frenos del vehículo.

Tras haber hecho una serie de análisis en el vehículo, la automotriz que preside Elon Musk determinó que, al momento del accidente, los sistemas de frenado y las asistencias al conductor funcionaban correctamente. Además, iba a 120 kilómetros por hora, excediéndose de la velocidad máxima limitada de la calle en la que chocó.

Algunos de estos factores probablemente contribuyeron a las pésimas ventas de abril de Tesla en el país, con solo 11.671 autos vendidos en China, una gran disminución desde las 35.478 unidades en marzo. Aunque las ventas se recuperaron en mayo a 21.936 vehículos, esto sigue siendo sustancialmente inferior en comparación con marzo. Y eso que en ese mercado las ventas de autos eléctricos están un 177 por ciento por encima del año pasado.

Model 3. Foto: Tesla.Por: Tesla
Model S. Foto: Tesla.