En la mañana del miércoles, en el marco del inicio de un paro por 48 horas, trabajadores de la salud pública nucleados en la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) se congregaron en el Hospital Pediátrico de la capital chaqueña, para continuar su plan de lucha exigiendo respuestas a una seria de reclamos relativos a las problemáticas actuales que vive la salud pública y sus trabajadores.

 

Al respecto, el Dr. Ricardo Matzkin, secretario general de APTASCH, afirmó que “estamos comenzando un nuevo paro de 48 horas en toda la provincia, y el plan de lucha, así como el conflicto en salud pública, se consolida, debido a que el gobierno no da respuesta a ninguno de los planteos que estamos elevando, tanto en lo salarial como en las condiciones laborales”.

 

En referencia a la problemática salarial, el titular de la entidad gremial destacó que “estamos reclamando por el aumento sectorial que se acordó a fin de marzo y que no se cumplió. Ese incremento iba a ser una recomposición para el sector de salud, por encima de la pauta general y por encima de la inflación. Pero nos encontramos con incumplimientos en la forma de liquidación de la primera cuota del aumento de las bonificaciones, que tenía que ser un 10%”.

 

Detalló sobre ello que “vimos que tanto en la liquidación de abril como en la de mayo, los errores de liquidación, por aplicar cálculos distintos a los que deberían haber hecho, hicieron que finalmente el aumento haya sido mucho menor del 10% que se había comprometido”.

 

“El otro aspecto en este mismo sentido es la falta de apertura de la negociación salarial para el segundo trimestre. El gobierno había definido un aumento salarial en el primer trimestre y fijado que se iban a dar pautas trimestrales, pero estamos terminando el segundo trimestre y no hay ningún indicio de la apertura de negociaciones”, agregó Matzkin.

 

Por otro lado, el profesional se refirió a la cuestión de la precarización laboral y las condiciones de trabajo. Sobre ello, manifestó que “seguimos reclamando una solución para los precarizados. Hubo una convocatoria la semana pasada a una reunión, que generó que incluso vengan a Resistencia delegados del interior, pero finalmente, esa reunión que iba a ser con los ministros de Economía y de Salud no se llevó a cabo, y solo fueron atendidos por funcionarios de segundas y terceras líneas, sin ninguna respuesta a los planteos, y lo único que supieron decir es que la cuestión seguía en estudio”.

 

“Nosotros decimos que no hay que seguir estudiando ninguna alternativa, sino que hay que tomar la decisión política de regularizar a estos trabajadores. Podemos después sentarnos a discutir los plazos, las formas y los criterios, pero hay que decidir qué, a los trabajadores, que vienen de hace más de una década cumpliendo funciones en salud pública, incluso muchos que han cumplido funciones en esta pandemia en servicios críticos, se los debe pasar a planta, con procesos claros y transparentes y participación de los trabajadores”, indicó.

 

Finalmente, desde APTASCH insisten en el reclamo de “la puesta en marcha de una vez por todas de la carrera sanitaria”. Matzkin afirmó que “es necesario y urgente la implementación de la ley, cuyo decreto reglamentario está, otra vez, en el freezer, esperando hace casi medio año la firma”.

 

“Lo que queda claro es que no hay voluntad política para dar realmente una recomposición de los salarios en salud, no hay voluntad política para pasar a planta a los precarizados, y no hay voluntad política para poner en marcha la carrera sanitaria”, agregó.

 

“Por eso, vamos a seguir con este plan de lucha, y tratar de seguir sumando voluntades, para lograr torcer la voluntad del gobierno y que haga lo que realmente la salud pública necesita”, finalizó diciendo.