Con la pandemia a punto de cumplir un año que fue realmente casi apocalíptico por fin parecería vislumbrarse una pequeña lucecita de esperanza con la llegada de la vacuna rusa Sputnik V al país, el castigado Chaco que sufrió muchas bajas sensibles tanto en la población como entre el agotado y abnegado personal de salud. Desde Nación eligieron a la provincia para que reciba partidas llegadas la semana pasada desde Rusia, y así en 3 localidades designadas, Juan José Castelli, Sáenz Peña y Resistencia se realizaría la vacunación a “trabajadores esenciales” como ser médicos y personal de Salud que con la columna vertebral de la batalla contra esta lucha desigual con este virus que azota el planeta.

En la ciudad Termal la diputada Liliana Spoljaric junto a Ricardo Sánchez son los que comandan el Hospital 4 de Junio, todo lo que entra, acontece y sale de allí, entre otros aspectos.

Liliana Spoljaric tomó la ventaja en las primeras semanas de vacunación. Es que el día que estaban citados los medios de la ciudad Termal gobernada por bandería radical de la mano de Bruno Cipolini, para registrar el momento en que el personal del 4 de Junio era inoculado con las 540 dosis destinadas allí de Sputnik V, llegó la diputada Spoljaric y ordenó cerrar el hospital y vacunarse primero… Perdón señora diputada, sin que se le quiten méritos a su labor legislativo, pero no era para usted, no es una trabajadora esencial de la Salud, ni médica ni gobernadora, ni funcionaria de primera línea. Según los informes oficiales las primeras 300 mil dosis estarían destinadas al personal esencial del servicio médico y usted ocupó una.

Nadie se explica cómo, doblegando hasta el más básico razonamiento, cómo es que haya ordenado ser vacunada sino también que en sus redes sociales haga partícipe a sus seguidores de este “histórico momento”.

Demás está decir que los médicos y todo el personal de Hospital 4 de Junio que hacían fila obedientemente no podían creer tanto despliegue y show por parte de la diputada Liliana Spoljaric. Los mismos periodistas de la ciudad de Sáenz Peña que estaban convocados comenzaron una silbatina al advertir esta maniobra ya que ellos ya conocen a este personaje y sus mañas.

Subir a las redes no solo fotos si no también videos como si fueran celebridades debería dar vergüenza porque no fue por derecho sino que tomó ventaja de su posición de poder, que se lo deben a la gente, al pueblo que los votó, pero la diputada Spoljaric poco le importa eso, tiene una doble moral terrible, no repara en que hay miles de personas que están esperando pacientemente cuándo les llegará a ellos su dosis. La diputada Spoljaric en tanto fue inoculada de todos modos sin importarle nada ni nadie… No es la primera vez, es la más resaltante.