Tras el escándalo del “vacunatorio VIP” contra el coronavirus en el Ministerio de Salud de la Nación, que le costó el cargo al ministro Gine´s González García, retomó impulso una serie de casos de privilegios en Chaco, encabezada por el cura Rafael Del Blanco.

Así surgieron otros incluso masivos, como el del Insssep, donde todos los directivos y trabajadores recibieron la vacuna, según confirmó la secretaria general del gremio de los trabajadores y síndico: Zulema Verón.

Pero la funcionaria negó que se tratara de un privilegio: “No hubo vacunatorio VIP, de ninguna manera. Repudio esas apreciaciones”, dijo.

Para ella, “es horrible que se diga eso”, y contó que “cayó muy mal dentro de los trabajadores que trabajaron durante la pandemia en la casa central, en las delegaciones del interior y en las farmacias”.

“Fue lamentable y doloroso que digan vacunatorio VIP”, insistió.

Además, detalló cómo llegaron a la vacuna: “Nosotros, como gremio, hicimos las gestiones ante el presidente. Le dijimos que necesitábamos vacunas para nuestros afiliados que estaban trabajando todos los días para los afiliados de la institución”.

“El presidente hizo gestiones y consiguió que vengan dosis para vacunar al Insssep. Pero tambie´n otras reparticiones sue recibieron vacunas”, agregó, y contó entre ellas a “complementarias o auxiliares de la Salud como Pami e Iprodich”.

“Si no nos asignaban dosis no nos íbamos a vacunar, porque acá se comenzó a vacunar a la gente más expuesta”, añadió.

La sindicalista y funcionaria considera que fue correcto a pesar de que ni los directivos ni el personal del Insssep calificaban como trabajadores de salud, de seguridad, mayores de 80 o docentes, que son los grupos abordados por el plan de vacunación hasta ahora.

HDP nOTICIAS