La Argentina necesitará al menos 89 días para alcanzar los niveles de vacunación que tienen actualmente Chile y Uruguay, los países de la región que están más cerca de retomar la vieja normalidad y que en los próximos días desmontarán la mayoría de las restricciones que impuso la pandemia.

En ambos países la población con el esquema completo de vacunación ya supera el 65% y está por encima del 80% si se toman los mayores de 18 años. Chile comenzó este miércoles a aplicar una tercera dosis a lo adultos mayores que recibieron el esquema completo de la china Sinovac, una de las vacunas más débiles para evitar los contagios.

 

 

En julio la Argentina alcanzó su récord de vacunación y llegó a aplicar 8,15 millones de dosis. Al 10 de agosto el país tiene al 19,3% de su población total con el esquema de vacunación completo.

En Uruguay y Chile la población con dos dosis ya supera el 65 por ciento del total de la población, mientras que en Argentina n o alcanza al 20 por ciento. En Chile este miércoles se comenzó a aplicar una tercera dosis de AstraZeneca a los adultos mayores que recibieron la más debil Sinovac.

 

En la Argentina, el número de personas con al menos una dosis es mucho más alto: son 29,29 millones de personas, casi el triple de los que tienen es esquema completo. Sin embargo, desde que surgió la variante Delta que parece contagiar con mayor facilidad a los vacunados, en el mundo se empezó a considerar inmunizada a la persona que tiene las dos dosis. Por eso, ya casi ni se habla de las personas con una dosis.

En el gobierno están muy al tanto de esta situación y por eso buscan que cuando la cepa Delta empiece a circular de forma comunitaria tener inoculada con dos dosis al menos a los mayores de 60 años.

Población completamente vacunada contra el coronavirus.

 

Al principio de la pandemia se creía que con vacunar al 70% de los mayores de 18 la población alcanzaría la “inmunidad del rebaño”, pero con la irrupción de nuevas cepas el análisis cambió completamente.

 

En Francia suponen que el fin de los contagios llegará cuando el 90% de la población esté vacunada: el cálculo lo hacen sobre el total, no sobre los mayores de 18 años. Esos nuevos enfoques llevan a pensar que la pandemia se extenderá mucho más de lo imaginado, sobre todo en países donde la población es reacia a vacunarse.

Al principio de la pandemia se creía que con vacunar al 70% de los mayores de 18 la población alcanzaría la “inmunidad del rebaño”, pero con la irrupción de nuevas cepas el análisis cambió completamente. En Francia suponen que el fin de los contagios llegará cuando el 90% de la población esté vacunada: el cálculo lo hacen sobre el total, no sobre los mayores de 18 años.

 

Argentina tiene 44,9 millones de habitantes contra 18,96 de Chile y 3,46 millones de Uruguay. Ambos países se convirtieron en ejemplos de la región a nivel de aplicaciones, sin embargo los resultados no se vieron tan claramente respecto de casos y muertes. Hay quienes creen que la baja eficacia de la vacuna Sinovac que utilizaron masivamente Chile y Uruguay tuvo que ver en la lenta caída de esas variables.

Población vacunada con al menos una dosis.

 

De todas formas Chile ya tiene 66,63% de su población completamente vacunada y Uruguay 65,75. Esos registros le permitieron a Lacalle Pou y a Piñera anunciar fuertes aperturas.

 

En la Argentina, si se mantiene el promedio de 263 mil vacunados diarios del mes de julio, en 89 días el país alcanzaría el 70% de la población total vacunada.

 

Según explicaron desde el gobierno a LPO agosto será un mes casi completamente dedicado a las segundas dosis.

 

Desde el 20 de enero al 19 de mayo de 2021 la Argentina vacunó a 8,28 millones de personas. Desde e 20 de mayo al 10 de agosto esa cifra creció a 17,89 millones. Solo en julio fueron 8,15 millones de dosis aplicadas.

 

El 1 de abril, en promedio semanal y por millón de habitantes Uruguay registraba 6,29 muertes, Chile 6,01 y la Argentina 2,68.

Muertos por millón de habitante.

 

El 30 de abril Uruguay tuvo 16 muertos por millón en promedio semanal, la Argentina 8,5 y Chile 5,32. Un mes más tarde Uruguay registró 14,56 muertos por millón, la Argentina 11,42 y Chile 5,62.

 

El 30 de junio Argentina encabezó el podio entre los tres países con 10,49 muertos por millón contra 9,01 de Uruguay y 5,97 de Chile. Un mes después la Argentina sigue en el escalón más alto, aunque los números de todos los países se redujeron: 6,75 muertos por millón en la Argentina, 3,66 en Chile y 1,52 en Uruguay.