Esta semana Clubhouse se mueve hacia una nueva etapa, tras su exitoso (aunque privativo) primer despliegue. La aplicación abandona la condición de beta y deja atrás el sistema de invitaciones que exigía a los usuarios contar con un convite para participar de la plataforma. En criollo: ya no hay lista de espera, ni se requiere presentar credencial para usar la herramienta. Simplemente hay que descargarla (se consigue gratis en iOS y Android) y echar mano a sus funciones.

Clubhouse es una de las aplicaciones nuevas con mayor visibilidad, apostando las fichas a las salas de audio. A diferencia de lo que ocurre en otras redes “tradicionales”, esta plataforma se despliega sin auxilios visuales ni del texto: no hay videos, ni fotos, ni publicaciones escritas. El contenido gira en torno a salas en las que siempre se participa con la voz.

La app tiene un recorrido breve: se lanzó a mediados de 2020 (en primera instancia únicamente en iOS, y con las mencionadas invitaciones) e incluso con tales restricciones consiguió gran visibilidad y un crecimiento meteórico. Tanto, que algunas celebridades como el CEO de Tesla Elon Musk, el fundador de Facebook Mark Zuckerberg, y el actor Ashton Kutcher, entre otros, fueron oradores en sus propias salas.

Nuevos tiempos en Clubhouse

“El sistema de invitaciones ha sido una parte importante de nuestra historia temprana”, comentan en una publicación de blog los fundadores de Clubhouse, Paul Davison y Rohan Seth. Además explican que la adición gradual de usuarios les permitió crecer a un ritmo saludable sin “romperse”. Aún así, reconocen que “siempre han querido que la app sea abierta”. Con este nuevo paso, la aplicación también tiene un nuevo logotipo.

Tal como nota TechCrunchel recorrido de Clubhouse fue salvaje, con una gran popularidad temprana. Su éxito fue tan grande, que muchas redes sociales y plataformas reconocidas emularon su propuesta, incluyendo Facebook, Spotify y Discord. Twitter hizo lo propio con Spaces, que también son salas que ponen todas las fichas al contenido de audio.

Con el cambio de era, Clubhouse tiene un nuevo logo.Por: (Foto: Clubhouse Blog)

“El interés en Clubhouse alcanzó un punto álgido a principios de este año, y el aumento de la aplicación es inseparable del aislamiento social impuesto por la pandemia que vio a personas de todo el mundo desesperadas por formas de sentirse conectadas a medida que pasaban los meses”, nota la fuente mencionada.

Resta por ver si con el paso del tiempo, y con esa apertura, Clubhouse sostiene su popularidad, si incluso logrará aumentarla, o si la emoción que generó será efímera, como un amor de verano.