El Barcelona ofreció la carta de libertad al defensor camerunés nacionalizado francés Samuel Umtiti y al centrocampista bosnio Miralem Pjanic, quienes no eran tenidos en cuenta para el director técnico neerlandés Ronald Koeman. Según informan medios españoles y catalanes, su salida ayudaría a reducir la masa salarial de la plantilla azulgrana, un objetivo prioritario para poder inscribir a Lionel Messi en La Liga. 

El club trabaja a destajo en la operación salida y tiene claro que a los jugadores prescindibles para el nuevo proyecto deportivo que no acepten marcharse libres se les rescindirá el contrato, como ha pasado recientemente con el centrocampista Matheus Fernandes.

Mientras, el Barça ya ha traspasado al defensa Jean Claire Todibo al Niza (8,5 millones + 7 en variables) y al delantero Konrad de la Fuente al Olympique de Marsella (3 millones) y ha cedido al delantero Francisco Trincao al Wolverhampton, que se reserva una opción de compra sobre el jugador por 30 millones de euros. Además, en los próximos día también podría cerrar un acuerdo con el Leeds de Marcelo Bielsa por el defensa Junior Firpo a cambio de unos 15 millones.

 

La renovación de Lionel Messi en el Barcelona está condicionada por el Fair Play Financiero

La continuidad de Lionel Messi en el Barcelona depende de muchos factores luego de haber terminado su contrato el 30 de junio último y, a pesar del acercamiento entre las partes, desde España aseguran que la institución debe regularizar su situación económica con el Fair Play Financiero debido a una masa salarial excedida del límite que sería un obstáculo para inscribir a los nuevos refuerzos, entre ellos Sergio Agüero, y la necesidad de vender futbolistas, pero no a cualquier costo.

 

Messi quedó libre de Barcelona y ya recibió una oferta de PSG

Lionel Messi es por estas horas jugador libre y, mientras su mente está puesta por completo en la Copa América, varios clubes del mundo sueñan -con mayor o menor porcentaje de realidad- con poder tenerlo en su plantel a partir de la próxima temporada. Y más allá de que en Barcelona confían en poder retenerlo y, por ejemplo, en Newell’s anhelan verlo vestido de rojo y negro, uno que fue a fondo y con argumentos es el PSG. El París le hizo una oferta, sabiendo que es el momento ideal para dar el golpe, aprovechando su condición de jugador sin contrato. Los franceses saben que cuentan con una billetera importante para tentar a la Pulga, incluso con la posibilidad de superar desde lo económico la oferta del Barcelona, aunque difícilmente la decisión de 10 pase solo por ese aspecto.