Un abogado fue sentenciado a 10 años de prisión. Dos cómplices aceptaron culpa en juicio abreviado y recibieron penas de 7 años cada uno. Los tres habían adquirido en Santa Fe un vehículo con caja térmica; en nuestra capital, lo hallaron con 2.500 kilos de alucinógeno.

Tres hom­bres fue­ron con­de­na­dos en la ciu­dad de Co­rrien­tes por la Jus­ti­cia Fe­de­ral a cum­plir va­rios años en la cár­cel, al ser ha­lla­dos cul­pa­bles en un de­li­to de nar­co­trá­fi­co. Se tra­ta del ca­so en el que la Po­li­cía pro­vin­cial des­cu­brió un “a­guan­ta­de­ro” e in­cau­tó dos to­ne­la­das y me­dia de ma­ri­hua­na, en el año 2018.

Uno de los in­te­gran­tes de la or­ga­ni­za­ción ilí­ci­ta fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Yo­bel Ed­gar Hein­ze, de 44 años, un abo­ga­do a quien el Tri­bu­nal Oral en lo Cri­mi­nal Fe­de­ral sen­ten­ció a cum­plir 10 años de pri­sión.

Hein­ze afron­tó un lar­go pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción y, de los tres de­te­ni­dos, fue el úni­co que de­ci­dió ex­po­ner­se a un jui­cio.

Los otros im­pli­ca­dos, Ale­jan­dro Mar­tín Bau­za, alias “Ge­nio”, y Mar­tín Ga­lar­za, de apo­do “Chi­no”, acep­ta­ron su cul­pa­bi­li­dad en un jui­cio abre­via­do en el que ca­da uno re­ci­bió sen­ten­cia a 7 años de pri­sión.

Es­ta cau­sa, cu­ya tra­ma no fue re­ve­la­da con an­te­rio­ri­dad, po­ne pun­to fi­nal a un tra­ba­jo de pes­qui­sa efi­cien­te por par­te de efec­ti­vos de dis­tin­tas de­pen­den­cias de la fuer­za pro­vin­cial.

El Fis­cal Fe­de­ral Ge­ne­ral Car­los Scha­e­fer di­jo que es­tas tres per­so­nas for­ma­rí­an par­te de una or­ga­ni­za­ción de “ma­yor am­pli­tud”, aun­que no pu­die­ron des­cu­brir a más par­tí­ci­pes.

“La in­ves­ti­ga­ción con el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal arri­bó a la con­clu­sión de que es­tas per­so­nas eran las res­pon­sa­bles” del tras­la­do del enor­me car­ga­men­to, va­lua­do en mi­llo­nes de pe­sos.

Scha­e­fer di­jo -­respecto a Heinze-­ que si bien cuen­ta con la ma­trí­cu­la de abo­ga­do, al mo­men­to de in­cu­rrir en el ilí­ci­to no ejer­cía la pro­fe­sión.

“E­ra un co­au­tor de es­te he­cho. Pu­di­mos acre­di­tar que tras­la­dó (la ma­ri­hua­na) des­de Pa­so de la Pa­tria; que pu­so en con­di­cio­nes la es­ce­na, el lu­gar en el que iba a que­dar el ca­mión”, pun­tua­li­zó res­pec­to al rol del abo­ga­do nar­co.

El gol­pe a es­ta ban­da se pro­du­jo el 6 de mar­zo de 2018, en el ca­pi­ta­li­no ba­rrio San­ta Ro­sa. Tra­ba­jo po­li­cial en el que in­ter­vi­nie­ron el Des­ta­ca­men­to San Mar­cos, in­ves­ti­ga­ción de De­li­tos Com­ple­jos y la Di­vi­sión de To­xi­co­ma­nía (á­rea que me­ses más tar­de pa­só a de­no­mi­nar­se Di­rec­ción Ge­ne­ral de Dro­gas Pe­li­gro­sas y Cri­men Or­ga­ni­za­do).
En un tin­gla­do de ca­lle Ge­ne­ral Paz al 2100 des­cu­brie­ron la exis­ten­cia de un ca­mión Mer­ce­des Benz, con ca­ja tér­mi­ca y plo­te­a­do co­mo trans­por­te de lác­te­os “La Se­re­ní­si­ma”, car­ga­do con po­co más de dos to­ne­la­das y me­dia de ma­ri­hua­na.

In­ves­ti­ga­ción de­ta­lla­da per­mi­tió sa­ber que Hein­ze, Bau­za y Ga­lar­za re­a­li­za­ron la com­pra de ese ve­hí­cu­lo en la ciu­dad de Ro­sa­rio, pro­vin­cia de San­ta Fe, pa­ra ser tra­í­do a Co­rrien­tes con la úni­ca fi­na­li­dad de trans­por­tar es­tu­pe­fa­cien­tes.

Los bul­tos con la sus­tan­cia fue­ron aca­rre­a­dos des­de la lo­ca­li­dad de Pa­so de la Pa­tria, acon­di­cio­na­dos en la ca­ja del ca­mión. En el pre­dio alla­na­do en el ba­rrio San­ta Ro­sa vi­vía un hom­bre cu­ya par­ti­ci­pa­ción en el de­li­to fue de­ses­ti­ma­da. Pa­ra las au­to­ri­da­des, esa per­so­na des­co­no­cía lo que ocu­rría a su al­re­de­dor. Ha­bía per­mi­ti­do a los im­pli­ca­dos guar­dar el ve­hí­cu­lo el día an­tes a mo­do de “gau­cha­da”, ya que Ga­lar­za era su ami­go.

Cuan­do lle­gó la Po­li­cí­a, el cui­da­dor del lu­gar no ofre­ció re­sis­ten­cia y se trans­for­mó en tes­ti­go del ope­ra­ti­vo de aper­tu­ra del ca­mión, el cual es­ta­ba con las puer­tas de la ca­bi­na lla­ve­a­das y las aber­tu­ras de la ca­ja tér­mi­ca ase­gu­ra­das con can­da­dos.

Bul­tos con 2.576 pa­que­tes ti­po “la­dri­llos” fue­ron se­cues­tra­dos jun­to a dos ba­lan­zas. To­do lo lle­va­ron ha­cia el pla­yón de la Es­cue­la de Po­li­cía pa­ra re­a­li­zar las prue­bas de nar­co­test y el pe­sa­je, que arro­jó 2.566 ki­los con 730 gra­mos de Can­na­bis sa­ti­va.

Al pa­so de los dí­as, ter­mi­na­ron de­te­ni­dos y pro­ce­sa­dos los tres hom­bres a quie­nes aho­ra la Jus­ti­cia sen­ten­ció a pri­sión.