Tener conocimiento sobre los puntos básicos a considerar te hará el proceso de compra mucho más fácil y de este modo podrás hacerlo de un modo que no te resultará agobiante. Al tener presente determinados aspectos podrás escoger entre la extensa gama de neumáticos coche los que sean adecuados para tu vehículo, con el propósito de que funcionen óptimamente y rindan al máximo. Por supuesto, igualmente has de estar atento al estado de tus neumáticos porque deben ser reemplazados cada cierta cantidad de tiempo.

Consejos para comprar los neumáticos adecuados para tu coche

¿Cuándo cambiar los neumáticos?

Los neumáticos son una parte esencial de tu coche, lo que garantiza tu seguridad y comodidad en cada viaje. Soportan el peso corporal de los pasajeros y del propio vehículo. Los neumáticos también son las únicas partes de tu coche que tocan el suelo e impiden que se mueva. Por ende, has de estar muy al tanto de los siguientes indicios porque son señales de que deben ser reemplazados:

Tienes un neumático pinchado o irreparable: Un pinchazo seguro que lo experimentarás al menos una vez dado a que ocurre cuando el neumático ya no tiene la presión correcta, el aire se escapa de forma natural, pero lentamente con el tiempo, y es necesario cambiar los neumáticos.

Banda de rodadura muy desgastada: La profundidad de la banda de rodadura es la medida desde la parte inferior de la ranura de la llanta hasta la superficie de la llanta misma, generalmente hasta la parte más elevada de la banda de rodadura. La banda de rodadura es lo que se adhiere a la carretera, especialmente cuando está mojada.

El neumático está muy dañado: Tu neumático está expuesto a todo tipo de obstáculos y escombros en la carretera que pueden causar daños graves. Estos incluyen baches, varios objetos afilados como rocas, ramas, piedras pequeñas, latas viejas, clavos y más.

Pueden pinchar, cortar o rasgar los neumáticos delanteros y traseros e incluso deformarlos. Si detectas perforaciones visibles grandes, o incluso pequeñas, solicita a un profesional que revise tu neumático lo antes posible. No olvides desmontarlo y revisar el interior también. Si está muy dañado, debes instalar neumáticos nuevos de inmediato.

Escogiendo los neumáticos adecuados para tu coche

Para escoger perfectamente los neumáticos adecuados para tu coche has de tener en mente los siguientes factores:

Consigue el tamaño perfecto: El tamaño de un neumático aparece en sus paredes laterales en una secuencia. Los neumáticos de repuesto siempre deben coincidir con lo que se indica en el manual del propietario o en la jamba de la puerta del automóvil, no necesariamente con los que se encuentran actualmente en tu vehículo.

Piensa dos veces en la garantía: Los fabricantes suelen promocionar las garantías de kilometraje, por lo general entre 80.000 y 130.000 km, según el tipo de neumático. Pero en realidad, los conductores nunca obtienen ese tipo de kilometraje de sus neumáticos. Y cuanto más pesado es el vehículo, menos debes esperar, sin importar lo bien que conduzcas.

La edad importa en los neumáticos: Los neumáticos se deterioran naturalmente con el tiempo, más rápido en climas cálidos. El “cumpleaños” de una llanta se indica como un número de cuatro dígitos que sigue una secuencia de letras que comienza con DOT, que indica la semana y el año en que se fabricó; por ejemplo, 5009 significa la semana 50 de 2009.

Los fabricantes de coches recomiendan que reemplaces los neumáticos después de seis años, sin importar su estado. Debido a que algunas tiendas almacenan neumáticos viejos, verifica el código de antigüedad para asegurarte de que no te vendan llantas que ya tienen varios años y que están en camino de necesitar reemplazo.