Después de la habitual desaceleración de los contagios de coronavirus producto de la reducción de hisopados durante el fin de semana, este martes 6 de junio el Ministerio de Salud de la Nación confirmó 736 nuevos casos positivos en Chaco y ascienden a 80.158 los infectados desde el inicio de la pandemia.

Tampoco cede la letalidad en nuestra provincia, donde en las últimas 24 horas murieron 7 mujeres y 13 hombres, de acuerdo al reporte nacional.

Por la mañana, el Ministerio de Salud Pública local había admitido sólo 10 de las 24 muertes informadas por la Nación la tarde del lunes, y un total de decesos.

La situación epidemiológica contradice los pronósticos del gobernador Jorge Capitanich que el mes pasado, al prorrogar las restricciones a varias actividades, dijo que, “superadas las 3 semanas críticas de junio, habrá una reducción de los contagios en la primera semana de julio”.

No sólo se mantiene la curva de contagios, sino también la letalidad que el Gobernador pensaba reducir con el avance del plan de vacunación que desde hace 2 semanas alcanza a mayores de 18.