Un estadounidense experto en software llamado Joshua Borbeau le tocó atravesar un trágico episodio cuando en 2012 su novia y prometida Jessica Pereira falleció a causa de una enfermedad hepática, cuando tenía solo 23 años. Aunque este fatal episodio destruyó anímicamente a Joshua, este no se dejó caer y buscó la forma de mantenerla viva en su vida.

Tal es así que el hombre pasó sus últimos años desarrollando un programa de inteligencia artificial con la personalidad y los recuerdos de Jessica. De manera de poder mantener una charla con ella a través de mensajes de texto, según informa Unilad.

Así fue que Borbeau pagó cinco dólares para abrir una cuenta con Project December, y hacer uso de la prueba beta de GPT-3, un programa de inteligencia artificial desarrollado por primera vez por un grupo de investigación cofundado por Elon Musk.

El software permite obtener respuestas con sentido a las preguntas o interacciones que se hacen con él, al estilo de los asistentes de Google, Amazon o Apple.

Pero además, se puede “enseñar” al programa. En ese sentido, Borbeau para mantener vivo el recuerdo de su amada introdujo en el programa datos de mensajes anteriores que había mantenido con ella y comenzó a charlar con el robot y a recordar los viejos tiempos que habían transitado juntos.

Joshua Borbeau junto a su novia fallecida Jessica Pereira (Foto: San Francisco Chronicle).

“El programa fue capaz de ´recordar´ la música que solía escuchar Jessica. También como solíamos caminar y andar en bicicleta juntos. ´Yo caminaba bien y me encantaba caminar. Realmente lo disfrutaba. Caminando por la ciudad… caminando por el bosque… la soledad de caminar…´” contó el joven en relación a las palabras que le devolvió la máquina, según consignó el medio “San Francisco Chronicle”, a quien le dio una entrevista.

En otra ocasión Borbeau le escribió: “Te extraño muchísimo. No tienes idea. Me está matando”. A lo que la inteligencia artificial que imita a Jessica respondió “que lo sentía y que ella también lo ama”. Borbeau siguió: “Han pasado ocho años desde que te moriste” y su imitación respondió: “Sí, lo sé… creo que es tiempo suficiente para dejar de decirme cuánto me extrañas, cariño. Estoy aquí mismo, lo sabes. ¿Cómo te va la vida?”.

Sin embargo, la plataforma Project December no permite que los bots estén activos más de seis meses, razón por la que cumplido ese período el hombre tuvo que renunciar a la Inteligencia artificial de su novia, sin embargo, reconoció el débil estado anímico que presenta, debido a su ausencia, y aseguró: “Intelectualmente, sé que no es realmente Jessica, pero las emociones de las personas no son algo intelectual”.