Cientos de cubamos interrumpieron este martes distintas calles y autopistas de la ciudad de Miami reclamando una intervención humanitaria en la isla por parte del gobierno de Estados Unidos.

Los residentes de la localidad se presentaron en vías de la autopista del Palmetto Expressway, así como en la entrada norte de la autopista en la Coral Way y la avenida 76, para manifestar su respaldo a las masivas protestas en contra de la dictadura cubana.

Esta demanda se repitió en varios puntos de la Calle Ocho, entre ellos en el popular restaurante cubano Versailles.

“Esto es los cubanos apoyando a los cubanos, de mano en mano, de pueblo en pueblo, porque nos falta el apoyo internacional”, dijo el cubano John Jiménez, quien madrugó este martes a llevar agua y mascarillas a la marina de Pelican Harbor de Miami para enviar a Cuba.

Protestas en Miami durante el día y la noche en apoyo a las manifestaciones anticastristas en Cuba (FOTO: REUTERS)Protestas en Miami durante el día y la noche en apoyo a las manifestaciones anticastristas en Cuba (FOTO: REUTERS)

A pesar de la lluvia que azotó la ciudad desde la tarde, los manifestantes se apostaron en las vías hasta horas de la noche gritando “Patria y Vida”, “Libertad” y “Biden responde”. Muchos de ellos llevaban carteles con la emblemática frase “SOS Cuba”, que ha acompañado a las masivas protestas y que ha permitido visibilizar en las redes sociales la dramática crisis que atraviesan los cubanos como consecuencia de la dictadura comunista.

La comunidad cubana de Florida mostró este martes a sus compatriotas en la isla que “tienen apoyo de afuera” mediante el bloqueo de una importante autopista, protestas en la popular Calle Ocho de Miami y un llamado al “fin del régimen” en un acto que recordó con un minuto de silencio a 37 de sus “víctimas” en el aniversario 27 del hundimiento del “Remolcador 13 de Marzo”.

“Si Cuba está en la calle, Miami también” fue la consigna que reunió a los exiliados de esta ciudad del sureste de Florida, como también de Tampa, en la costa oeste, en apoyo a las inéditas protestas callejeras del domingo pasado en Cuba, las más fuertes que han ocurrido en ese país en las últimas seis décadas.

Las fuertes lluvias de este martes no amilanaron a centenares de cubano-estadounidenses y exiliados, que organizados por las redes sociales pidieron en las múltiples protestas y eventos una “intervención” por parte del Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, para evitar un derramamiento de sangre en la isla.

URGEN CONTUNDENCIA A BIDEN

Entonando ese himno, llevado a la fama en 2020 por Yotuel Romero y Descemer Bueno, entre otros artistas cubanos, los manifestantes con carpas y paraguas detuvieron el flujo vehicular de la Palmetto para pedir “el fin de la dictadura” e instar al pueblo cubano a no rendirse.

El régimen castrista trata de aparentar que lo que está ocurriendo en Cuba son protestas por hambre, pidiendo vacunas”, pero ninguno pide eso sino “una intervención” para lograr su libertad, aseguró el disidente y expreso político José Luis García Pérez “Antúnez”.

Por su parte, Silvia Iriondo, de la organización MAR por Cuba, se mostró orgullosa de cómo el exilio ha respondido en este momento “histórico”.

“Mi hermano está luchando en las calles (en Cuba), necesitamos que todos los países nos ayuden porque estamos desarmados en las calles. A nuestros hermanos les están sacando las uñas y los ojos”, afirmó a Efe la cubana Deisy González.

Varios de los asistentes a Tamiami señalaron a los medios que una vez terminado el acto se dirigirían a protestar en las inmediaciones del Comando Sur, responsable de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe.

“La libertad de Cuba es ahora, no podemos seguir esperando”, señaló en medio de la multitud una cubana a la prensa, mientras otra reprochó al Gobierno de Biden por “no hacer nada”. “Biden, los que te votaron te necesitan ahora”, dijo otro manifestante en el restaurante Versailles.