Así lo reveló Pedro Ávalos, Vice. Pte. de CONJUB (Confederación de Jubilados, Pensionados, Retirados, y Adultos Mayores del País).

En ese sentido, el doctor Ávalos, quien es cuadripléjico desde niño, y a su vez asesora a decenas de jubilados y discapacitados todas las semanas en la sede de la Conjub, agregó: “convocamos a todas las personas con discapacidad a que reclamen por su derecho al trabajo digno en «Kioscos Inclusivos» que pueden instalarse en todos los edificios públicos. Solo en la Capital federal y el Gran Buenos Aires existen más de 2000 lugares disponibles para las personas con discapacidad”.

“Hoy hay más de 800 personas esperando desde hace más de 25 años, y solo se han adjudicado 100 lugares, o sea 100 puestos de trabajo» finalizó Pedro Ávalos; un luchador social que a pesar de su manifiesta discapacidad fue preso por seis años durante la última dictadura militar.

Por otra parte «Reclamamos al ejecutivo nacional los mil millones de dólares que nos quitaron al sector de las personas con discapacidad (por decreto 908, de 2016) para meterlos en la “bicicleta financiera” con bonos 2020 del Banco Nación, a partir de lo cual hoy nos privan de servicios básicos como sillas de ruedas, aparatos ortopédicos, audífonos, terapistas ocupacionales, psicopedagogas, etc” denunció el Dr. Pedro Ávalos, Vice Pte. de CONJUB.

Ávalos agregó: padecemos de «la complicidad de algunas ONGs que cobran para prestar servicio a las personas con discapacidad, y que supuestamente nos representan, y que en realidad han silenciado este saqueo de los recursos que nos priva a casi 5 millones de argentinos, de sillas de ruedas, audífonos, maestras integradoras,  psicopedagoga, etc.étc».