Un vestido de novia hecho completamente de máscaras faciales blancas se presentó en el marco del “Día de la Libertad” en Inglaterra, para celebrar el fin de las restricciones a las bodas, que habían sido implementadas por los contagios de coronavirus.

El vestido que fue revelado en una sesión de fotos cerca de la Catedral de San Pablo en Londres, fue encargado por el mercado de proveedores de bodas Hitched. El mismo fue hecho con 1,500 mascarillas recicladas.

El vestido fue diseñado por Tom Silverwood (Foto: David Parry / PA).

La original prenda confeccionada a base de material reciclado, fue modelado por Jemima Hambro y diseñado por Tom Silverwood, y aunque el principal motivo de su exposición es celebrar el fin de las medidas en Inglaterra, la iniciativa también tiene el objetivo de concientizar y resaltar el gran desperdicio que el PPE de plástico desechable tiene en el medio ambiente.

Al respecto, Hitched afirma que cada semana en el Reino Unido, se tiran 100 millones de máscaras desechables.

Por su parte, Sarah Allard, editora de Hitched, manifestó su alegría luego que Inglaterra eliminara todas las restricciones sobre las fiestas de casamientos. “Estamos encantados de que las bodas regresen a Inglaterra sin restricciones legales a partir de hoy”, exclamó la mujer.

En tanto, en el caso de Escocia la asistencia máxima de participantes a las bodas se elevó a 200.

“Con miles de bodas programadas para este verano, las parejas ahora pueden esperar la reapertura de las pistas de baile, recepciones de bebidas de pie y fotografías llenas de caras sonrientes con el levantamiento de las restricciones de PPE”, agregó Allard.

El vestido se presentó para celebrar el levantamiento de las restricciones en Inglaterra (Foto: David Parry / PA).

El “Día de la Libertad” en Reino Unido:

El 19 de julio en Reino Unido, fue la fecha que marcó el fin de la mayoría de restricciones por Covid-19 en el país luego de más de un año y medio.

Aunque la decisión es tomado con “cautela” por autoridades y científicos, desde el lunes ya no hay límites sobre cuántas personas pueden reunirse y asistir a eventos. En tanto, los clubes nocturnos reabren y en los pubs y restaurantes se puede ordenar en la barra. Sin embargo, el uso de la mascarilla se sigue recomendando en algunos espacios, pero no está requerido por ley.

La flexibilización de las medidas se da en un marco en el que más de 35 millones de británicos (el 68% de la población) ya recibieron la pauta completa de vacunación. Aunque hay un aumento de casos que según sostienen, está impulsado especialmente por jóvenes que aún no fueron inoculados.