Javier Tebas, presidente de LaLiga española, publicó este viernes un fuerte mensaje en sus redes sociales mientras Joan Laporta, titular del Barcelona, daba su explicación pública sobre la salida del crack argentino Lionel Messi del club catalán.

“Hola @JoanLaportaFCB, sabes que la operación de CVC, no hipoteca los derechos de tv del @FCB 50 años, lo que hace es que los mismos tengan más valor para todos los clubes y así tú los puedas HIPOTECAR a tus BANCOS y resolver la gran deuda. Así lo entendías hace horas. #Solucion”, publicó Tebas en su cuenta de Twitter.

De inmediato, y mientras explicaba la situación que derivó en que el Barcelona no renueve el contrato de Messi -en transmisión de TV y a través de la página del club “culé”- que concluyó el 30 de junio pasado, Laporta respondió el picante tuit del mandamás de LaLiga española.

“Hola Javier, te diré que esto no lo interpretamos así. De hecho, hubo unas conversaciones ayer entre nuestros altos ejecutivos y los que están llevando esta operación que no vemos claras. Hay ciertos riesgos que no quiero asumir como presidente del Barça. Al fin y al cabo, de lo que se trata es ceder o poner a disposición los derechos audiovisuales por medio siglo”, replicó el presidente del Barcelona.

Y prosiguió: “Las operaciones que se hacen con un horizonte de medio siglo no debemos hacerlas. El importe que ha puesto CVC (fondo de inversión británico) es muy inferior con el que se debería valorar en 10% de LaLiga. Con todo mi cariño, ya te he respondido”.

Laporta aseguró que la comunicación sobre la salida del astro argentino “no es un chantaje a LaLiga” sino una decisión tomada por la conclusión que la ingeniería para adecuar su contrato “no da para más”

Laporta ya había explicado en el comienzo de su mensaje que la continuidad de Messi implicaba “hipotecar el club por medio siglo” debido al fair play financiero impuesto por LaLiga de España, y justificó la decisión de dar por terminadas las negociaciones para la renovación del contrato, ya que “la institución está por encima de todos, incluso del mejor jugador del mundo”.

El dirigente también admitió que Messi “se quería quedar” pero se resignó a su partida con la convicción de que “es lo mejor para el club” ante una situación económica condicionada por la “herencia nefasta” de su antecesor, Josep María Bartomeu.

Laporta aseguró que la comunicación sobre la salida del astro argentino “no es un chantaje a LaLiga” sino una decisión tomada por la conclusión que la ingeniería para adecuar su contrato “no da para más”.

Laporta remarcó en la rueda de prensa realizada en la sede del club que no busca “generar falsas esperanzas. Esta negociación ha concluido y los acuerdos no se han podido materializar por el límite salarial que tiene LaLiga”.

Messi, de 34 años, tenía un acuerdo de palabra para la extensión pero Barcelona no pudo encajar las cifras del convenio dentro de la normativa impuesta por las autoridades del fútbol español.