Connect with us

ECONOMÍA

¿Capitalismo o socialismo?

Es uno de los debates más interesantes y a la vez más estériles de la actualidad está referido a la organización de la economía mundial post-pandemia

Publicado

on

La opinión pública parece inclinarse a considerar las gravísimas consecuencias económicas de la crisis sanitaria como un fracaso del capitalismo y de su aliado principal, la globalización. Parece olvidarse rápidamente el ostensible fracaso, en las últimas décadas, del sistema colectivista de organización social y de los medios de producción, y demandarse más Estado y más intervención redistribuidora que incremente lo que, inocentemente, se denomina “estado de bienestar”.

Cuando el presidente Alberto Fernández, declaró recientemente que “hay que revisar el capitalismo”, muchas voces opositoras salieron al cruce de esta opinión, vociferando que los argentinos son los menos indicados en pretender mostrarle al mundo cuál es el mejor camino hacia el éxito económico y la prosperidad de los ciudadanos.

Si bien el sistema capitalista parece no tener rivales en el mundo actual, luego de la caída del Muro de Berlín, es posible, al menos desde un punto de vista teórico, imaginar que existen dos alternativas diferentes, el capitalismo y el socialismo, entre las cuales puede optar la sociedad, a fin de procesar los medios económicos con los cuales satisfacer sus necesidades.

La alternativa colectivista

En el modelo socialista, una junta planificadora, determina de manera centralizada, los precios y cantidades que satisfacen las necesidades de compradores y vendedores. La asignación de recursos se realiza en base al cálculo de un sistema de precios sombra, que simulan un óptimo social en el cual, supuestamente, la producción y los ingresos se distribuyen de manera igualitaria.

En el modelo socialista, una junta planificadora, determina de manera centralizada, los precios y cantidades que satisfacen las necesidades de compradores y vendedores. La asignación de recursos se realiza en base al cálculo de un sistema de precios sombra

El conocido modelo de Wassily Leontief, muy utilizado en la desaparecida Unión Soviética, representa la economía en forma de matrices. Más específicamente, relaciones de producción y de factores productivos, con la técnica para obtener los precios y cantidades de equilibrio bajo el supuesto de beneficio cero. Esto último es posible debido a la inexistencia de lucro privado, dada la propiedad colectiva de los medios de producción.

Un algoritmo minimiza los costos y luego obtiene las demandas finales y los precios de equilibrio. A partir de esos datos es posible planificar el funcionamiento de la economía durante todo el año o, como era usual en el régimen mencionado, mediante planes quinquenales.

Los objetivos de producción así obtenidos, debían respetarse minuciosamente en todo el período indicado. Los incumplimientos solían otorgar el mote de enemigo de la revolución y se premiaban con una largas vacaciones de reeducación en escuelas especiales en las lejanas estepas siberianas.

El capitalismo

En el modelo de libre mercado, los precios y cantidades se determinan de manera descentralizada, mediante el accionar individual de millones de “agentes económicos”. Consumidores y productores, actuando en su propio interés, disputan a diario en los mercados, hasta que estos alcanzan el equilibrio en una suerte de subasta que agota los excedentes de oferta y demanda.

El mercado de hacienda de liniers es un ejemplo del modelo de libre mercado, los precios y cantidades se determinan de manera descentralizada (NA)El mercado de hacienda de liniers es un ejemplo del modelo de libre mercado, los precios y cantidades se determinan de manera descentralizada (NA)

Un modelo abstracto, denominado de “competencia perfecta”, permite predecir el comportamiento del mercado de cada producto o servicio, y es utilizado para analizar el movimiento de los precios y las cantidades, tanto gráfica como matemáticamente. Es posible demostrar que los recursos de la economía se asignarán, de esta manera, a sus usos más eficientes.

Trasladados los resultados obtenidos a la Teoría del Bienestar, se comprueba que se obtiene una optimización de la producción, dados los recursos existentes, y una consecuente maximización del goce y beneficio que obtiene de ella la sociedad.

Trasladados los resultados obtenidos a la Teoría del Bienestar, se comprueba que se obtiene una optimización de la producción, dados los recursos existentes, y una consecuente maximización del goce y beneficio que obtiene de ella la sociedad

Sería bueno rescatar la idea con la que Álvaro Alsogaray insistía permanentemente: “el postulado de la tendencia”. La competencia perfecta no existe, decía, y nunca existirá. La tarea del estadista es ir eliminando una a una las infinitas distorsiones que impiden la competencia. Esta maraña de regulaciones, reservas de mercado, elección de ganadores y perdedores, exceso de tributación y gasto público, entre otras, alejan la economía del modelo competitivo, impidiendo la eficiente asignación de recursos que permitiría maximizar el bienestar de la población. Inteligentemente, proponía tender permanentemente hacia la competencia, con una acción decidida en pos de menguar el intervencionismo estatal y aumentar paralelamente el espacio de actuación individual para permitir la cooperación social voluntaria.

Estas opiniones deben ser matizadas y complementadas con la afirmación de Friedrich Hayek respecto a la tarea aproximativa y tendencial que deben tener las predicciones de lo que denomina “la buena ciencia económica”. Siempre criticó, y pocas veces fue comprendido, el exceso de formalismo y la pretensión de exactitud, algunas veces rayana en la locura, de algunos modelos excesivamente matemáticos, a los que consideraba “fatalmente arrogantes”.

¿Cuál de los dos modelos es mejor?

Algunos autores describen la superioridad del mercado respecto a la planificación central aduciendo que una junta planificadora nunca podrá disponer de toda la información económica necesaria, que se encuentra dispersa en la mente de millones de personas, que interactúan libremente en el mercado día a día.

Algunos autores describen la superioridad del mercado respecto a la planificación central aduciendo que una junta planificadora nunca podrá disponer de toda la información económica necesaria, que se encuentra dispersa en la mente de millones de personasAlgunos autores describen la superioridad del mercado respecto a la planificación central aduciendo que una junta planificadora nunca podrá disponer de toda la información económica necesaria, que se encuentra dispersa en la mente de millones de personas

Si fuera posible, mediante la ingeniería social y la planificación centralizada, poder reemplazar la acción de coordinación que impersonalmente realiza el mercado, todavía subsiste el gravísimo inconveniente de que el sistema de precios es un organismo vivo, en constante cambio y mutación. Las modificaciones en las funciones “implícitas” de producción y consumo que existen en la mente de las personas varían cada segundo, a medida que incorporan nueva información y descubren nuevas oportunidades de mejora en su situación microeconómica, decidiendo cambios minúsculos, inasibles para la ciencia estadística.

Si es imposible modelar informáticamente el comportamiento de un solo “agente económico”, hacerlo con la agregación de millones de ellos supone una tarea a la que la ciencia aún dista mucho de poder alcanzar.

Es necesario tanto esfuerzo, cálculo económico y poder informático para suplir lo que tan fácil y gratuitamente realiza el mercado en una economía libre, que la discusión ni siquiera debería existir. Es más, al decir de Hayek, la planificación central es imposible, porque sin mercados libres no hay precios, y sin ellos no hay manera de asignar prioridades de producción a los diversos bienes con los cuales satisfacer las necesidades de los consumidores.

La planificación central es imposible, porque sin mercados libres no hay precios, y sin ellos no hay manera de asignar prioridades de producción a los diversos bienes con los cuales satisfacer las necesidades de los consumidores

Un sistema de planificación central muy potente, con bases de datos muy amplias, hubiera podido determinar, por ejemplo en 1.990, cuántas sucursales de Blockbuster serían necesarias para atender eficientemente la demanda de los consumidores y planificar su apertura año tras año y década tras década.

Se puede preguntar y responder rápidamente cuál es el grado de probabilidad de que la computadora más potente y el programa más “inteligente” tienen de haber “imaginado” la fulminante aparición de Netflix y la ruina de Blockbuster.

Como respuesta a la afirmación de Hayek respecto a la imposibilidad teórica de la existencia del socialismo, surgió el movimiento en pos del establecimiento del “socialismo de mercado”. En él se “permite” la competencia en el consumo, a fin de establecer los precios finales, que luego serán usados para el cálculo de las necesidades de bienes de producción, materias primas y bienes intermedios. En su escrito “La tendencia del pensamiento económico”, hace casi un siglo, en pleno auge del keynesianismo, el estatismo y el intervencionismo, predijo que el mundo, si no cambiaba la ideología dominante, se dirigía “camino a la servidumbre”.

Friedrich Hayek, en “La tendencia del pensamiento económico”, hace casi un siglo, en pleno auge del keynesianismo, el estatismo y el intervencionismo, predijo que el mundo, si no  cambiaba la ideología dominante, se dirigía “camino a la servidumbre”Friedrich Hayek, en “La tendencia del pensamiento económico”, hace casi un siglo, en pleno auge del keynesianismo, el estatismo y el intervencionismo, predijo que el mundo, si no cambiaba la ideología dominante, se dirigía “camino a la servidumbre”

Sus palabras fueron ignoradas, pues eran totalmente ajenas al tronco central de la ciencia económica dominante en la época. Sin embargo, aunque no está disponible el escenario contra-fáctico, que permitiera mostrar cómo hubiera evolucionado la economía mundial en un ambiente de verdadera libertad económica y ausencia de planificación, si es visible el resultado de la aplicación de una mezcla de ambos sistemas, que es lo que predomina claramente en la actualidad.

Tras el fracaso del socialismo de mercado, el avance colectivista fue sigiloso y disimulado. La creación de diferentes instituciones legales de carácter intervencionista, con el pretexto de corregir las “fallas de mercado”, fueron alejando la realidad de los mercados libres y extensos hacia un dirigismo populista, que siempre deja caer algunas migajas hacia los sectores populares, a fin de “comprar su voto” en las elecciones. El objetivo no declarado es esclavizar bajo el yugo de la nueva realeza, la corporación política, al ingenuo creyente en la bondad y superioridad moral de la justicia social y la redistribución de los ingresos.

La creación de diferentes instituciones legales de carácter intervencionista, con el pretexto de corregir las “fallas de mercado”, fueron alejando la realidad de los mercados libres y extensos hacia un dirigismo populista

La creación de los Bancos Centrales y los encajes fraccionarios, la irrigación permanente de artificiales facilidades crediticias y la invención de la nefasta figura del “prestamista de última instancia” y del “demasiado grande para caer”, ha empeorado la situación, puesto que, además de impedir el crecimiento sano y natural de la economía mundial, lo estimula arbitraria y transitoriamente, concentrándolo en aquellos países que primero supieron elegir el camino de la libertad económica y la frugalidad fiscal, dejando en el camino a los que desean alcanzar los niveles de vida del primer mundo, que no logran acceder a la “convergencia” que predicen los modelos clásicos porque los países dominantes le corren el arco, disminuyendo la competencia y aumentando el proteccionismo.

Además, ingenuamente, los países pobres desean emular lo que hacen los países ricos una vez que alcanzaron el desarrollo. Es lógico advertir que la emulación debería dirigirse a copiar lo que hicieron para llegar donde están ahora, en lugar de lo que ahora hacen para permanecer allí.

Ingenuamente, los países pobres desean emular lo que hacen los países ricos una vez que alcanzaron el desarrollo. Es lógico advertir que la emulación debería dirigirse a copiar lo que hicieron para llegar donde están ahora, en lugar de lo que ahora hacen para permanecer allí

Pero esto no es lo peor. Lo más grave es que los excesos monetarios y financieros de Occidente, para financiar el intervencionismo y el gasto estatal, ha generado una ola de pensamiento antiliberal que oculta el verdadero origen de las desigualdades intra e inter Estados, y asigna al “neoliberalismo financiero” la culpa de todos los males.

El moribundo “estado de bienestar”

Es así que la población mundial no clama por más libertad sino por más colectivismo, no pide más globalización sino más autarquía. Cada día que pasa es más profunda la fosa que cavan los que por ideología o estupidez quieren enterrar el capitalismo y resucitar el moribundo “estado de bienestar”.

La verdadera incógnita es cuánto tiempo persistirá el engaño y cuándo caerá el velo que esconde la verdadera naturaleza regresiva de la ayuda y la intervención del Estado en favor de los más pobres y necesitados.

La dinámica progresista del capitalismo y la globalización es tan potente que su parcial desnaturalización, introducida por la tendencia al intervencionismo estatal, no ha hecho más que retrasar pero no impedir el crecimiento económico y el avance de la clase media, que es una “invención” de la economía de mercado.

Antes de su aparición, hace 250 años, en todo el mundo prevaleció durante siglos la pobreza. Sólo una pequeñísima minoría vivía en la abundancia, mientras más del 90% de la población subsistía a duras penas en una situación verdaderamente injusta, con hambrunas, miseria y desolación.

Millones de seres humanos pudieron ingresar al mundo del consumo y el trabajo en condiciones razonables de seguridad e ingresos. La miopía de muchos y el adoctrinamiento de algunos otros, impiden a veces advertir quién es el gestor de estos “bienes” (Reuters)Millones de seres humanos pudieron ingresar al mundo del consumo y el trabajo en condiciones razonables de seguridad e ingresos. La miopía de muchos y el adoctrinamiento de algunos otros, impiden a veces advertir quién es el gestor de estos “bienes” (Reuters)

Desde entonces, millones de seres humanos pudieron ingresar al mundo del consumo y el trabajo en condiciones razonables de seguridad e ingresos. La miopía de muchos y el adoctrinamiento de algunos otros, impiden a veces advertir quién es el gestor de estos “bienes” y cuáles son los factores que aminoraron su éxito, generando muchos de los “males” actuales.

La insólita consigna de “derribar el capitalismo y la globalización” será ejecutada, aparentemente, de manera gradual. La receta será incrementar, aún más, la intervención estatal y cerrar aún más el comercio entre países.

La insólita consigna de “derribar el capitalismo y la globalización” será ejecutada, aparentemente, de manera gradual. La receta será incrementar, aún más, la intervención estatal y cerrar aún más el comercio entre países

En esto sí tiene razón el presidente Alberto Fernández. El camino es erróneo. Hay que hacerlo más abierto y más competitivo, aunque no son los argentinos los maestros, sino que debieran bajar el ego y escuchar en lugar de hablar. Su papel es el de alumnos. Se debiera aprender lo que otros países hicieron para progresar y recién entonces se podrá pensar en dar lecciones sobre cómo reformar mejor el capitalismo.

El autor es economista y asesor financiero

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ECONOMÍA

Los inversores volvieron al dólar que, en todas sus variantes, abrió y terminó en alza

Publicado

on

Por

Y cada cual volvió a su juego. Los que tomaron ganancias siguieron comprando dólares y los más arriesgados, acciones. Por eso subió la divisa y las acciones que venían en caída, revirtieron la tendencia a media hora del final por la aparición de compradores de oportunidad que entran y salen con rapidez del mercado.

Ahora, todos esperan la siguiente fase de esta historia: la negociación con el FMI que va a volver a despertar del letargo a los inversores que apostarán a si hay acuerdo o no. La Argentina es una montaña rusa sin partes amesetadas.

Por eso, el dólar en todas sus variantes abrió y terminó en alza. El “blue” o dólar libre no solo aumentó $ 2 a $ 132, sino que quedó comprador para el viernes. “Hay que ver cuánto dura esto porque los compradores tienen plata porque es principio de mes”, señaló un operador hablando específicamente de ese mercado donde predominan pequeños y medianos jugadores. Los dólares alternativos, que concentran la atención de las manos más grandes, se recuperaron de sus traspiés del lunes y martes y subieron por segunda rueda consecutiva. El dólar Bolsa o MEP aumentó $ 4,51 (+3,8%) a $ 121,68. El martes. Cotizó a $ 116,28. En dos días recorrió un largo camino igual que el contado con liquidación que avanzó $ 4,07 (+3,4%) a $ 123,53 que contrastan con los $ 119,18 que valía hace tres ruedas.

En el mercado oficial, el dólar en bancos y casas de cambio subió a $ 76,89 y dejó al dólar “solidario” en $ 100. En la plaza mayorista, el Banco Central recuperó la menor devaluación de los días anteriores y el dólar aumentó 8 centavos a $ 72,70. Con estas modificaciones, la devaluación del mes será igual, pero el Central cambió su ritmo para no ser tan previsible. Hace tiempo devaluaba 8 centavos por día. Después comenzó a devaluar 12 centavos los lunes y 6 los días restantes. Ahora lo hace de otra manera. El lunes devaluó 24 centavos y el martes y miércoles 5 centavos. Una muestra de como cambió el humor de los participantes de esta plaza es que hasta hace poco se negociaban más de USD 500 millones y ahora se operaron nada más que USD 178 millones que obligaron a la entidad a vender 40 millones para satisfacer la demanda de los que están autorizados a comprar en ese mercado (importadores y empresarios con deuda en el exterior, principalmente).

infobae-image

En estas circunstancias, las reservas perdieron USD 30 millones porque la suba del oro (+0,74%) al récord de USD 2.084,70, fue afectada por un alza del dólar contra las principales monedas del mundo. Esto hizo que bajaran el precio del euro, la libra esterlina y el yen, entre otras divisas que atesora el Banco Central. Por eso, al final de la rueda quedaron en USD 43.345 millones.

La buena noticia, que hizo que las reservas mantuvieron este nivel, fue que el Banco Central renovó el swap en renminbi (Moneda del Pueblo) como se denomina a la moneda china (el yuan es la unidad) equivalentes a USD 18.200 millones a una tasa Shibor (Shanghai Interbank Offered Rate) más 400 puntos básicos, o sea más 4%. Si los yuanes no se utilizan, el país no paga intereses, porque la moneda es un asiento contable. Físicamente, sigue en China. Si en una emergencia el país decidiera utilizarlos, se activará la tasa de interés que a valores de hoy esta en alrededor de 6% anual.

Los bonos en dólares también soportaron el reacomodamiento de precios. Los que se destacaron fueron los de legislación local. El Bonar 2020 subió 0,87% y el Bonar 2024, 0,59%. Entre los de ley Nueva York, que son los que más importan porque están en los portfolios de los fondos del exterior, el Discount bajó 0,85% y el Par, 0,54%. La caída de estos títulos que son de largo plazo y tienen una gran incidencia en el riesgo país, hizo que subiera 29 unidades (+1,4%) a 2.056 puntos básicos.

infobae-image

La Bolsa, por su parte, padeció el humor que reina entre los inversores. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, comenzó con una suba de 0,23% a las 11.15 y a partir de allí descendió hasta 1,72% a las 12.20. Luego comenzó una tímida recuperación que se frustró a las 14.00 cuando estaba 0,31% abajo. A partir de allí hubo compras y ventas que mantuvieron el índice en terreno negativo hasta que a las 16.30 a media hora del cierre aparecieron decididos los cazadores de oportunidades y el S&P Merval no paró de subir hasta que al final de la rueda las pantallas marcaron un aumento de 0,18%. El monto de negocios volvió a los niveles habituales de la semana pasada con $ 2.679 millones. Lejos están los más de $ 5.000 millones del martes, el volumen más elevado del año. En otras palabras, mucha gente se fue del mercado.

Edenor fue el papel que más subió con 4,35%. Lo siguieron Banco Supervielle (+2,55%) y Ternium (+2,36%). Las caídas más significativas fueron las de BYMA (-3,92%) y las de YPF (-2,30%), afectada por la caída del petróleo en el mundo.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares en Wall Street- tuvieron una rueda mixta donde alzas y bajas se repartieron el protagonismo. Los ganadores fueron Loma Negra (+6,03%), Ternium (+4,76%) y Edenor (+4,58%). La contracara estuvo en Tenaris (-4,25%), YPF (-3,35%), Transportadora Gas del Sur (-3,19%) y Telecom Argentina (-2,66%).

El panorama para la última rueda indica que la demanda de dólares puede seguir porque la divisa terminó el día con tendencia compradora. Los bonos seguirán operando en calma. La Bolsa está en manos de los más arriesgados por lo que es imprevisible su comportamiento.

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Población: casi 7 de cada 10 chaqueños percibe el IFE

A través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la ANSES asiste a 347.580 personas en la provincia de Chaco, de las cuales 183.085 son mujeres y 164.495 son hombres. Asimismo, lo recibió el 45,6% de los chaqueños que tienen entre 18 y 65 años, lo que representa al 68,8% de la Población Económicamente Activa (PEA)*.

Publicado

on

Por

Del total de beneficiarios provinciales, 224.681 son trabajadores informales o están desocupados; 97.777 perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) o por Embarazo (AUE); 15.106 son monotributistas de las categorías A, B o monotributo social; 2747 son trabajadores de casas particulares y 7269 son titulares de PROGRESAR.

En este marco, la directora ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta, sostuvo que, “el IFE es una prestación absolutamente importante porque ha llegado a cerca de 9 millones de argentinos en el marco de esta pandemia”.

Fernanda Raverta

”Se trata de una transferencia de dinero a las familias, única en la región. Quiero destacar la magnitud del alcance económico, ya que se trata de una inversión de 90 mil millones de pesos cada vez que se inició un cronograma de pagos”, agregó.

En relación a los indicadores sociales, el IFE llegó al 48,1% de los hogares que están bajo la línea de pobreza e indigencia.

Se define a la PEA (Población Económicamente Activa) como la cantidad de personas que tienen una ocupación o que, sin tenerla, la están buscando activamente; está compuesta por la población ocupada más la población desocupada.

Distribución del IFE por rango etario

Edad Personas
18 a 24 115.688
25 a 34 118.734
35 a 44 63.713
45 a 54 31.485
55 a 65 17.960

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Las empresas de telefonía celular ya anunciaron subas para septiembre: cuáles serán los nuevos precios

Publicado

on

Por

Las empresas de telefonía ya están informando a sus usuarios los aumentos que tendrán en las tarifas de sus planes de telefonía celular y conexión a Internet a partir de septiembre. Los precios se habían mantenido congelados desde mayo de este año, luego de un acuerdo de las compañías con el Gobierno.

De acuerdo con la legislación vigente, las compañías del sector están obligadas a informar de aumentos a sus clientes con 30 días de anticipación, por eso ya están enviando la información detallada con las nuevas tarifas. Hace un tiempo, ese plazo era de 60 días, pero se acortó.

Las compañías del sector están obligadas a informar de aumentos a sus clientes con 30 días de anticipación

“Debido al contexto que atraviesa la industria en el país, Movistar se ve en la necesidad de realizar una adecuación de precios que permita sostener los niveles de calidad de servicio requeridos por los clientes, más aún en un momento en el cual la digitalización tiene un rol relevante en el desarrollo de todas las industrias y sectores sociales”, informaron desde la empresa de telefonía

El plan pospago más usado tendrá una actualización promedio del 10% a partir de septiembre. El resto de los planes subirá entre 6% y 15%. En la modalidad prepago, en tanto, la empresa en octubre finalizará la bonificación otorgada en noviembre de 2019 y extendida en marzo de este año.

En el contexto de la pandemia, las tarifas se mantuvieron congeladas desde mayo pasado (REUTERS/Matias Baglietto)En el contexto de la pandemia, las tarifas se mantuvieron congeladas desde mayo pasado (REUTERS/Matias Baglietto)

Para la banda ancha fija, la adecuación será de un promedio del 9% desde septiembre, pero en la empresa aclararon que la suba alcanzará a poco más de la mitad de los clientes. Ese mes también finalizará la bonificación de $104 otorgada en noviembre de 2019 para el abono de telefonía fija.

“Hay servicios que no tendrán adecuación y mantendrán sus valores actuales, como los planes inclusivos y planes reducidos; y otros en los que se bonificará por tres meses la actualización, como las pymes con servicio de banda ancha cuyo tráfico disminuyó en un 70% o más”, detallaron. También ofrecerán promociones y ofertas.

En mayo de este año se pusieron a disposición planes accesibles de telefonía e Internet móvil

El resto de las compañías, también confirmaron subas a partir de septiembre. En el caso de Telecom el aumento promedio será del 11% en sus servicios móviles (prepago y pospago), fijos, TV Paga e Internet fija que comenzarán a implementarse escalonadamente a partir de septiembre.

“La actualización es muy inferior al promedio de inflación del año en curso, que fue de 13,6% entre enero y junio y obedece al aumento de los costos de mantenimiento de infraestructura y servicios y al impacto de la devaluación del peso en una industria que tiene un alto porcentaje de sus insumos dolarizados”, indicó la compañía.

En Claro detallaron que de acuerdo a lo establecido con el Gobierno, “tienen previsto a partir de septiembre, una adecuación del precio de referencia de sus planes. Los más accesibles no aumentarán: el plan reducido se mantendrá en $250 y el inclusivo en $280. El resto de los planes pospagos variarán de acuerdo al plan, pero la adecuación será de aproximadamente un 10% promedio”. Respecto a los prepagos, aseguraron que se restablecerán los recios previstos en el mes de marzo y que fueron suspendidos en esa oportunidad.

A mediados de mayo de este año, el Gobierno acordó con las empresas de telecomunicaciones la suspensión de los aumentos en las tarifas de los servicios de telefonía móvil y fija, Internet y TV. El acuerdo incluía el congelamiento de los precios hasta el 31 de agosto de 2020, con el fin de aliviar la situación económica de los usuarios afectados por la cuarentena.

En ese momento, además, se pusieron a disposición planes accesibles de telefonía e Internet móvil de pospago; de prepago móvil y de Internet fijo, con un precio congelado hasta el 30 de septiembre. “El objetivo es que las personas que atraviesan dificultades económicas durante la cuarentena puedan cambiarse de plan y acceder a un servicio que garantiza la conectividad a un precio accesible”, informaron desde el Enacom tres meses atrás.

Seguir leyendo

Tendencias