Connect with us

ECONOMÍA

El impacto de la pandemia: la industria láctea está al borde del colapso y con muchas de sus empresas con balances en rojo

La situación se complicó por el incremento de los costos y el atraso en los precios en góndola. Además, rechazaron la medida de fuerza que lleva adelante el gremio Atilra, la cual podría impactar en el ciclo de producción

Publicado

on

La industria láctea advirtió sobre su difícil situación en medio de la crisis económica desatada por la pandemia de coronavirus y alertó sobre el complicado presente de muchas de las empresas del sector que están “al borde del colapso por el quebranto de sus balances”, como consecuencia de un combo que conjuga un crecimiento de costos productivos constantes, caída en las ventas, congelamiento de precios y el pedido de aumento salarial por parte de los sindicatos, entre los principales problemas.

Así lo afirmó el Centro de la Industria Lechera (CIL) a través de un comunicado en el cual rechazan las medidas de fuerza tomadas por la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA) este jueves y en el cual remarcan su imposibilidad para hacer frente a nuevos incrementos salariales, poniendo de manifiesto “la crítica situación” de la actividad, la cual fue catalogada como una de las “más severas que ha vivido el sector en su historia”.

“Ante las medidas gremiales ejecutadas por parte de ATILRA, el CIL, asociación que nuclea a pequeñas, medianas y grandes empresas del sector, expresa su rechazo a la metodología del conflicto. El CIL se manifiesta a favor de una mesa de diálogo con las autoridades nacionales y los gremios, ante la crítica situación en la que se encuentra el sector, agravado severamente por la caída de ventas y el incremento de costos, en el marco de una pandemia del coronavirus”, indicó la entidad.

En dicho escrito, el CIL puntualiza sobre los diferentes inconvenientes económicos que hacen mella en el sector industrial de la cadena láctea argentina y ratifica su imposibilidad de hacer frente a un aumento salarial para sus trabajadores.

A la creciente presión sobre la estructura de costos de las empresas lácteas, que este año acumula un aumento superior al 20% y con valores de insumos críticos a precios dolarizados, se suma la imposibilidad de trasladar estos incrementos a los precios de venta desde hace más de 6 meses, lo que está colocando a muchas empresas al borde del colapso por el quebranto de sus balances. En este contexto, no es posible realizar nuevos incrementos en los salarios, cuando nos encontramos en el medio de una de las crisis más severas que ha vivido el sector en su historia”, señalaron desde la industria láctea.

Desde el CIL aseguran, "tenemos 20 empresas en la entidad, de las cuales 10 están complicadas"Desde el CIL aseguran, “tenemos 20 empresas en la entidad, de las cuales 10 están complicadas”

Por otro lado, el comunicado indicó que “el conjunto de la sociedad reconoce y valora el importante esfuerzo que, en el marco de la emergencia sanitaria, vienen realizando los trabajadores y las empresas de la actividad láctea para garantizar el abastecimiento pleno de productos alimenticios frescos y esenciales a todos los rincones de Argentina. Es un desafío que se alcanza, a diario, aplicando rigurosos y costosos protocolos, indispensables, que permiten cuidar la salud de los colaboradores y, por supuesto, garantizar la calidad y seguridad alimentaria de los productos. Este gran esfuerzo se incrementa por las dificultades en el acceso al crédito y la inevitable desaparición del capital de trabajo”.

“Frente a este panorama, reiteramos nuestro rechazo a medidas que causan daños a las empresas y ponen en riesgo el normal abastecimiento de productos, e invitamos nuevamente a una mesa de diálogo tripartito, bajo la indispensable tutela de las autoridades competentes, a efectos de buscar coincidencias que permitan encontrar soluciones alternativas frente a una situación crítica”, concluyó el escrito.

Opinión

El presidente del CIL, Miguel Paulón, explicó a Infobae que si bien hubo un aumento en la producción desde que comenzó la pandemia por parte de la industria, el aumento de costos estructurales y el congelamiento de precios desde “hace 6 meses” pone en “situación crítica” a las empresas del sector. Asimismo, sostuvo que en los primeros meses de la cuarentena hubo estabilidad en el consumo, el mismo se desplazó hacia el segmento de productos más baratos, pero que en mayo empezó a producirse una caída en las ventas.

No hay una caída de la producción. Al contrario. Lo que pasa es que al aumentar la producción, aumentan las pérdidas, porque hay que destinar a productos que hay que vender con rebaja. Con bonificaciones”, sostuvo Paulón y agregó: “Hay un atraso de precios, porque estamos con el programa Precios Máximos y Precios Cuidados, lo cual produce un retraso significativo calculado entre un 15% y 20%, mientras que el aumento de la producción desde que comenzó la pandemia se ubicó en un 10%. Aproximadamente, hoy se procesan entre 10 y 11 millones de litros diarios, lo que significa un incremento de 1,1 millones de litros diarios más”.

Por otro lado, el dirigente empresarial explicó que en lo que respecta al consumo “se produjo una relación en la cual se venden más productos, pero de menores precios, como la leche pasteurizada o dulce de leche. O sea, el segmento más barato. Estas ventas no llegan a compensar las pérdidas, porque cuando haces la ecuación te da que cada vez estás un poco peor. Cada rojo que aparece en los balances de las empresas, nos pone en alerta. Además, cuando hay que salir a comprar mercadería para stockeo, no hay financiamiento”.

En este sentido, marcó que “gran parte de las empresas están en una situación crítica. Tenemos 20 empresas en el CIL, de las cuales 10 están complicadas. A partir de la pandemia, si bien algunas ya venían complicadas, en otras se agravó la situación”.

Protesta de los trabajadores

El jueves pasado, Atilra convocó a sus representados a realizar un quite de colaboración “ante la postura de las cámaras empresarias de negarse a actualizar los salarios en relación con la inflación en lo que va de 2020” que se extenderá hasta las 24 horas del domingo. En ese lapso, el gremio estableció que “se trabajará exclusivamente la jornada semanal tal cual lo establece en Convenio Colectivo de la actividad, absteniéndose de trabajar días francos durante ese período, y tampoco se deberán realizar horas extras”.

Críticas de la industria láctea a la medida de fuerza del gremio AtilraCríticas de la industria láctea a la medida de fuerza del gremio Atilra

Según Paulón, esta medida “entorpece todo el ciclo de producción. La gente no puede recolectar la leche correctamente y si lo hace no sabe dónde colocarla. Hay compañías con dificultades para distribuir la producción. Faltan bandejas para poder volcar en el mercado esa producción” y remarcó que desde la industria no tienen “la capacidad de dar un aumento. Ya se aplicó un 25% en este año. Quedamos con las ruedas para arriba. Ellos piden ajustar a nivel de la inflación, y para eso, evidentemente, algunas compañías tienen que salir de la cancha. Tampoco es cuestión de aumentar el precio, porque el contexto no da. El aumento de precios no se está dando en el mercado, sino todo lo contrario, por una cuestión de estacionalidad”.

El rechazo de las Pymes lácteas

Los dirigentes de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL) también rechazaron y repudiaron la protesta gremial que lleva adelante el gremio Atilra, y advirtieron que la misma, “agrava la situación provocando un mayor perjuicio, no sólo a las industrias y a sus trabajadores sino también a los productores y al público consumidor en general, ya que podría afectar la normal recolección de leche, su industrialización y el posterior abastecimiento”.

Además, señalaron que “la grave crisis del sector industrial en general y de la industria láctea en especial generada por la pandemia, nos ha puesto en una situación límite que no nos permite discutir incrementos salariales. Entendemos la difícil situación que atraviesan los trabajadores y el esfuerzo por ellos realizado, pero esta misma difícil situación la padecen también las Pymes lácteas que han sido las más afectadas a pesar de lo cual siguen manteniendo los puestos de trabajo”.

En medio de la difícil situación, desde Apymel plantearon una salida de la misma mediante un trabajo en conjunto, y sin conflicto. “Si así lo hacemos, saldremos adelante, de la misma manera en que lo hemos hecho en otras oportunidades”.

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ECONOMÍA

Los inversores volvieron al dólar que, en todas sus variantes, abrió y terminó en alza

Publicado

on

Por

Y cada cual volvió a su juego. Los que tomaron ganancias siguieron comprando dólares y los más arriesgados, acciones. Por eso subió la divisa y las acciones que venían en caída, revirtieron la tendencia a media hora del final por la aparición de compradores de oportunidad que entran y salen con rapidez del mercado.

Ahora, todos esperan la siguiente fase de esta historia: la negociación con el FMI que va a volver a despertar del letargo a los inversores que apostarán a si hay acuerdo o no. La Argentina es una montaña rusa sin partes amesetadas.

Por eso, el dólar en todas sus variantes abrió y terminó en alza. El “blue” o dólar libre no solo aumentó $ 2 a $ 132, sino que quedó comprador para el viernes. “Hay que ver cuánto dura esto porque los compradores tienen plata porque es principio de mes”, señaló un operador hablando específicamente de ese mercado donde predominan pequeños y medianos jugadores. Los dólares alternativos, que concentran la atención de las manos más grandes, se recuperaron de sus traspiés del lunes y martes y subieron por segunda rueda consecutiva. El dólar Bolsa o MEP aumentó $ 4,51 (+3,8%) a $ 121,68. El martes. Cotizó a $ 116,28. En dos días recorrió un largo camino igual que el contado con liquidación que avanzó $ 4,07 (+3,4%) a $ 123,53 que contrastan con los $ 119,18 que valía hace tres ruedas.

En el mercado oficial, el dólar en bancos y casas de cambio subió a $ 76,89 y dejó al dólar “solidario” en $ 100. En la plaza mayorista, el Banco Central recuperó la menor devaluación de los días anteriores y el dólar aumentó 8 centavos a $ 72,70. Con estas modificaciones, la devaluación del mes será igual, pero el Central cambió su ritmo para no ser tan previsible. Hace tiempo devaluaba 8 centavos por día. Después comenzó a devaluar 12 centavos los lunes y 6 los días restantes. Ahora lo hace de otra manera. El lunes devaluó 24 centavos y el martes y miércoles 5 centavos. Una muestra de como cambió el humor de los participantes de esta plaza es que hasta hace poco se negociaban más de USD 500 millones y ahora se operaron nada más que USD 178 millones que obligaron a la entidad a vender 40 millones para satisfacer la demanda de los que están autorizados a comprar en ese mercado (importadores y empresarios con deuda en el exterior, principalmente).

infobae-image

En estas circunstancias, las reservas perdieron USD 30 millones porque la suba del oro (+0,74%) al récord de USD 2.084,70, fue afectada por un alza del dólar contra las principales monedas del mundo. Esto hizo que bajaran el precio del euro, la libra esterlina y el yen, entre otras divisas que atesora el Banco Central. Por eso, al final de la rueda quedaron en USD 43.345 millones.

La buena noticia, que hizo que las reservas mantuvieron este nivel, fue que el Banco Central renovó el swap en renminbi (Moneda del Pueblo) como se denomina a la moneda china (el yuan es la unidad) equivalentes a USD 18.200 millones a una tasa Shibor (Shanghai Interbank Offered Rate) más 400 puntos básicos, o sea más 4%. Si los yuanes no se utilizan, el país no paga intereses, porque la moneda es un asiento contable. Físicamente, sigue en China. Si en una emergencia el país decidiera utilizarlos, se activará la tasa de interés que a valores de hoy esta en alrededor de 6% anual.

Los bonos en dólares también soportaron el reacomodamiento de precios. Los que se destacaron fueron los de legislación local. El Bonar 2020 subió 0,87% y el Bonar 2024, 0,59%. Entre los de ley Nueva York, que son los que más importan porque están en los portfolios de los fondos del exterior, el Discount bajó 0,85% y el Par, 0,54%. La caída de estos títulos que son de largo plazo y tienen una gran incidencia en el riesgo país, hizo que subiera 29 unidades (+1,4%) a 2.056 puntos básicos.

infobae-image

La Bolsa, por su parte, padeció el humor que reina entre los inversores. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, comenzó con una suba de 0,23% a las 11.15 y a partir de allí descendió hasta 1,72% a las 12.20. Luego comenzó una tímida recuperación que se frustró a las 14.00 cuando estaba 0,31% abajo. A partir de allí hubo compras y ventas que mantuvieron el índice en terreno negativo hasta que a las 16.30 a media hora del cierre aparecieron decididos los cazadores de oportunidades y el S&P Merval no paró de subir hasta que al final de la rueda las pantallas marcaron un aumento de 0,18%. El monto de negocios volvió a los niveles habituales de la semana pasada con $ 2.679 millones. Lejos están los más de $ 5.000 millones del martes, el volumen más elevado del año. En otras palabras, mucha gente se fue del mercado.

Edenor fue el papel que más subió con 4,35%. Lo siguieron Banco Supervielle (+2,55%) y Ternium (+2,36%). Las caídas más significativas fueron las de BYMA (-3,92%) y las de YPF (-2,30%), afectada por la caída del petróleo en el mundo.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares en Wall Street- tuvieron una rueda mixta donde alzas y bajas se repartieron el protagonismo. Los ganadores fueron Loma Negra (+6,03%), Ternium (+4,76%) y Edenor (+4,58%). La contracara estuvo en Tenaris (-4,25%), YPF (-3,35%), Transportadora Gas del Sur (-3,19%) y Telecom Argentina (-2,66%).

El panorama para la última rueda indica que la demanda de dólares puede seguir porque la divisa terminó el día con tendencia compradora. Los bonos seguirán operando en calma. La Bolsa está en manos de los más arriesgados por lo que es imprevisible su comportamiento.

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Población: casi 7 de cada 10 chaqueños percibe el IFE

A través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la ANSES asiste a 347.580 personas en la provincia de Chaco, de las cuales 183.085 son mujeres y 164.495 son hombres. Asimismo, lo recibió el 45,6% de los chaqueños que tienen entre 18 y 65 años, lo que representa al 68,8% de la Población Económicamente Activa (PEA)*.

Publicado

on

Por

Del total de beneficiarios provinciales, 224.681 son trabajadores informales o están desocupados; 97.777 perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) o por Embarazo (AUE); 15.106 son monotributistas de las categorías A, B o monotributo social; 2747 son trabajadores de casas particulares y 7269 son titulares de PROGRESAR.

En este marco, la directora ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta, sostuvo que, “el IFE es una prestación absolutamente importante porque ha llegado a cerca de 9 millones de argentinos en el marco de esta pandemia”.

Fernanda Raverta

”Se trata de una transferencia de dinero a las familias, única en la región. Quiero destacar la magnitud del alcance económico, ya que se trata de una inversión de 90 mil millones de pesos cada vez que se inició un cronograma de pagos”, agregó.

En relación a los indicadores sociales, el IFE llegó al 48,1% de los hogares que están bajo la línea de pobreza e indigencia.

Se define a la PEA (Población Económicamente Activa) como la cantidad de personas que tienen una ocupación o que, sin tenerla, la están buscando activamente; está compuesta por la población ocupada más la población desocupada.

Distribución del IFE por rango etario

Edad Personas
18 a 24 115.688
25 a 34 118.734
35 a 44 63.713
45 a 54 31.485
55 a 65 17.960

Seguir leyendo

ECONOMÍA

Las empresas de telefonía celular ya anunciaron subas para septiembre: cuáles serán los nuevos precios

Publicado

on

Por

Las empresas de telefonía ya están informando a sus usuarios los aumentos que tendrán en las tarifas de sus planes de telefonía celular y conexión a Internet a partir de septiembre. Los precios se habían mantenido congelados desde mayo de este año, luego de un acuerdo de las compañías con el Gobierno.

De acuerdo con la legislación vigente, las compañías del sector están obligadas a informar de aumentos a sus clientes con 30 días de anticipación, por eso ya están enviando la información detallada con las nuevas tarifas. Hace un tiempo, ese plazo era de 60 días, pero se acortó.

Las compañías del sector están obligadas a informar de aumentos a sus clientes con 30 días de anticipación

“Debido al contexto que atraviesa la industria en el país, Movistar se ve en la necesidad de realizar una adecuación de precios que permita sostener los niveles de calidad de servicio requeridos por los clientes, más aún en un momento en el cual la digitalización tiene un rol relevante en el desarrollo de todas las industrias y sectores sociales”, informaron desde la empresa de telefonía

El plan pospago más usado tendrá una actualización promedio del 10% a partir de septiembre. El resto de los planes subirá entre 6% y 15%. En la modalidad prepago, en tanto, la empresa en octubre finalizará la bonificación otorgada en noviembre de 2019 y extendida en marzo de este año.

En el contexto de la pandemia, las tarifas se mantuvieron congeladas desde mayo pasado (REUTERS/Matias Baglietto)En el contexto de la pandemia, las tarifas se mantuvieron congeladas desde mayo pasado (REUTERS/Matias Baglietto)

Para la banda ancha fija, la adecuación será de un promedio del 9% desde septiembre, pero en la empresa aclararon que la suba alcanzará a poco más de la mitad de los clientes. Ese mes también finalizará la bonificación de $104 otorgada en noviembre de 2019 para el abono de telefonía fija.

“Hay servicios que no tendrán adecuación y mantendrán sus valores actuales, como los planes inclusivos y planes reducidos; y otros en los que se bonificará por tres meses la actualización, como las pymes con servicio de banda ancha cuyo tráfico disminuyó en un 70% o más”, detallaron. También ofrecerán promociones y ofertas.

En mayo de este año se pusieron a disposición planes accesibles de telefonía e Internet móvil

El resto de las compañías, también confirmaron subas a partir de septiembre. En el caso de Telecom el aumento promedio será del 11% en sus servicios móviles (prepago y pospago), fijos, TV Paga e Internet fija que comenzarán a implementarse escalonadamente a partir de septiembre.

“La actualización es muy inferior al promedio de inflación del año en curso, que fue de 13,6% entre enero y junio y obedece al aumento de los costos de mantenimiento de infraestructura y servicios y al impacto de la devaluación del peso en una industria que tiene un alto porcentaje de sus insumos dolarizados”, indicó la compañía.

En Claro detallaron que de acuerdo a lo establecido con el Gobierno, “tienen previsto a partir de septiembre, una adecuación del precio de referencia de sus planes. Los más accesibles no aumentarán: el plan reducido se mantendrá en $250 y el inclusivo en $280. El resto de los planes pospagos variarán de acuerdo al plan, pero la adecuación será de aproximadamente un 10% promedio”. Respecto a los prepagos, aseguraron que se restablecerán los recios previstos en el mes de marzo y que fueron suspendidos en esa oportunidad.

A mediados de mayo de este año, el Gobierno acordó con las empresas de telecomunicaciones la suspensión de los aumentos en las tarifas de los servicios de telefonía móvil y fija, Internet y TV. El acuerdo incluía el congelamiento de los precios hasta el 31 de agosto de 2020, con el fin de aliviar la situación económica de los usuarios afectados por la cuarentena.

En ese momento, además, se pusieron a disposición planes accesibles de telefonía e Internet móvil de pospago; de prepago móvil y de Internet fijo, con un precio congelado hasta el 30 de septiembre. “El objetivo es que las personas que atraviesan dificultades económicas durante la cuarentena puedan cambiarse de plan y acceder a un servicio que garantiza la conectividad a un precio accesible”, informaron desde el Enacom tres meses atrás.

Seguir leyendo

Tendencias