Ni Michael Jordan, ni LeBron James, ni cualquiera de las grandes estrellas del básquet del presente y del pasado pueden superar la efectividad de un robot que en un partido de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 demostró su absoluta capacidad para encestar. El espectáculo ocurrió durante el descanso del encuentro entre Francia y Estados Unidos.

El protagonista es CUE, un autómata desarrollado en los laboratorios de robótica de la firma Toyota. Su precisión es asombrosa: acertó 2.000 tiros libros consecutivos y también embocó desde mitad de cancha. También fue efectivo desde la línea de tres. Sus estadísticas generan envidia en cualquier basquetbolista de carne y hueso, aunque ninguno de ellos conseguirá una tasa de aciertos del 100%.

El gran evento deportivo en Japón fue el escenario para la demostración de las habilidades de CUE, que no es un desarrollo precisamente nuevo. Ya el año pasado, desde Toyota contaron que esta máquina fue creada por ingenieros de la compañía durante su tiempo libre y que lleva varios años de trabajo, con versiones que mejoran a las anteriores.

El mencionado partido determinó que, por primera vez desde 2004, el equipo masculino de básquetbol de Estados Unidos tropiece en unos Juegos Olímpicos. El amplio favorito a colgarse la medalla de oro, cayó ante su par de Francia por 76-83 en la apertura de los Juegos de Tokio y terminó con un invicto de 25 partidos en competencias olímpicas.

Un robot alto y eficiente

La versión que vemos en el video que abre este repaso es CUE4, que a diferencia de ediciones anteriores del autómata tiene movilidad y es capaz de agarrar la pelota por cuenta propia. Si bien no es súper veloz, es difícil (o imposible) verlo fallar.

Versiones anteriores de CUE no contaban con movilidad propia.Por: (Foto Toyota)

Además de la eficiencia que mostró durante el partido entre los franceses y los estadounidenses, una edición anterior de CUE encestó 2.020 tiros libres seguidos. En esa ocasión no le fue tan bien con los triples: metió cinco de ocho intentos.

Según informan desde la compañía que lo desarrolla, su posición es escolta, tiene una altura de 2.09 metros y pesa 91 kilogramos. Su número de camiseta lo vemos en el video: 94. Más allá de estos datos, lo más relevante del robot es su tecnología capaz de procesar información en tiempo real, permitiéndolo calcular los movimientos necesarios para conseguir encestar.

Mientras tanto, los jugadores de carne y hueso no deben temer: en lo inmediato no perderán su protagonismo en las canchas, ya que ingenios como CUE son muy efectivos a la hora de lanzar aunque absolutamente lentos e incapaces de recorrer la cancha como ellos lo hacen.