El primer acto oficial de campaña que encabezó el sábado pasado Javier Milei en la Plaza Holanda de Palermo encendió las alarmas en el PRO y el kirchnerismo. Sorprendió la cantidad de jóvenes que se sumaron a apoyar al precandidato liberal con una convocatoria que se lanzó apenas unos días antes y que no contó con el clásico “aparato” de la política tradicional utilizado para darle musculatura a actividades de esta índole. A ojo libertario estiman que se acercaron entre cuatro y cinco mil personas, número que consideran que ni María Eugenia Vidal, Ricardo López Murphy y Leandro Santoro pueden traccionar por su cuenta de forma espontánea sin el respaldo partidario.

Milei logró popularizar entre adolescentes y veinteañeros un discurso extremista contra la “casta política” a la que promete “sacar a patadas en el culo” y de defensa de la libertad económica a ultranza. Detrás del show, de las apariciones mediáticas, de la parte histriónica que envuelve al economista, el frente libertario está reforzando su campaña con un contenido que preocupa a los partidos rivales, aunque un poco más a Juntos por el Cambio.

Luego de su presentación del fin de semana, Adolfo Rubinstein, competidor en la interna de Juntos por el Cambio en la Ciudad, dijo que la candidatura de López Murphy fue acordada con Horacio Rodríguez Larreta para evitar la fuga de votos hacia Milei de liberales y de la derecha descontenta con la no postulación de Patricia Bullrich. Otro síntoma de la necesidad de fidelizar a un electorado dolido es la decisión de incorporar a la campaña en los próximos días a Mauricio Macri: Vidal confirmó que su equipo está en contacto con el del ex presidente para coordinar la agenda.

“Lo veo muy asustado a Larreta y, por ello, cometiendo muchos errores no forzados”, opinó Milei en diálogo con Infobae y afirmó que con la presencia de Macri en la campaña el PRO “está saliendo a sostener al típico sepulcro blanqueado”. “Están desesperados”, agregaron en su entorno.

Milei en el lanzamiento de su campaña en Plaza Holanda Milei en el lanzamiento de su campaña en Plaza Holanda

En el Frente de todos, la disputa del voto adolescente motivó a que el propio Alberto Fernández le dedicara duras críticas a los liberales y que le pida a los jóvenes que les “piquen el boleto”. “Parece que estamos haciendo más ruido del que imaginaban, ver un acto con una convocatoria genuina y con un mensaje articulado los puso en shock”, analizó el precandidato a legislador nacional.

Milei puso una vez más a prueba los límites de la espontaneidad con una aparición en la vía pública este miércoles por la tarde. Infobae estuvo presente en la recorrida que encabezó el referente de “La Libertad Avanza”, anunciada por redes sociales apenas un puñado de horas antes.

Pasadas las 18.30 el economista apareció en la esquina de Coronel Díaz y Santa Fe. Lo esperaban Victoria Villarruel, quien lo secunda en la lista de precandidatos a diputados nacional; Ramiro Marra, broker de bolsa, youtuber, que lidera la nómina de legisladores porteños; y alrededor de medio centenar de militantes del Partido Libertario que se encontraban en ese punto neurálgico de la Ciudad repartiendo volantas entre la gente.

Como con cualquier otro espacio político, había peatones que aceptaban y otros que rechazaban los folletos. Un par de jóvenes con apariencia cercana a los 30 años se negaron a recibir los panfletos que entregaban al paso la militancia libertaria. En sus miradas y en sus gestos se notaba con claridad que no comulgan con las ideas que representa Milei. Sin embargo, retomaron sobre sus pasos y se mantuvieron expectantes. “Nos da curiosidad”, justificaron, y se quedaron observando con incredulidad como la gente se acercaba para pedir selfies e intercambiar unas palabras con el economista devenido en rockstar.

“Si te hubiese descubierto hace cinco años no me hubiese mandado las cagadas que me mandé”, le expresó un arrepentido de vaya a saber uno qué partido político. Como ahogado por la necesidad, otro le planteó: “Sos la última esperanza, sino me voy del país”. Un joven se acercó a Marra y le pidió que incluyan en la agenda la educación. Dos estudiantes oriundos de Chubut se acercaron y preguntan por Carlos Maslatón. Postales de una recorrida que continuó hasta la Plaza Güemes.

No todos fueron gestos de apoyo, una mujer los increpó pidiendo que “al menos usen barbijo”. Y si bien los referentes del espacio los tenían puestos, el comentario de la señora apuntó a un sector marginal de la militancia libertaria que es antivacunas y ha vinculado la existencia de la pandemia del COVID-19 a un invento mediático.

Durante esas cuadras Milei, Villarruel y Marra caminaron al frente del grupo de libertarios mientras se iban cruzando con gente que, sorprendida por la presencia del mediático economista, les interrumpían el paso para continuar con el ritual de pedir una foto. Un taxista incluso detuvo su auto y se bajó para sacarse la suya con Milei. Marra aprovechó y le encajó varios folletos para que reparta a sus pasajeros. “Hay que ganar la batalla cultural en la calle”, repite el precandidato a legislador porteño.

Milei junto a Victoria Villarruel y Ramiro Marra Milei junto a Victoria Villarruel y Ramiro Marra

“El país no da para más, somos una generación de jóvenes y de personas que estamos cansados de lo que estamos viviendo”, manifestó un chico que se sumó a la recorrida que descree de los políticos tradicionales. Sorprendió la cantidad de niños y adolescentes que se sumaron, algunos de ellos que llegan a votar con lo justo y aguardan figurar en el padrón electoral. Son jóvenes a los que los dirigentes ya no pueden interpelar ni con la dictadura cívico-militar, el regreso de la democracia, los noventa o la crisis del 2001. No percibieron la época de bonanza del kirchnerismo, solo vieron su declive, y tienen fresco el recuerdo del fracaso político, social y económico de Cambiemos y de la crisis profundizada durante la pandemia en la gestión de Alberto Fernández. “El statu quo es de izquierda y por ende la rebelión es liberal y además están menos expuestos al adoctrinamiento de la educación argentina”, explicó Milei sobre su aceptación en esta franja etaria del electorado.

Ya en la Plaza Güemes, Ramiro Marra hizo uso de la palabra porque Milei se encontraba con las cuerdas vocales afectadas producto del acto del sábado. “Empezamos a caminar, ya ganamos la batalla cultural en las redes ahora la estamos ganando también en la calle”, manifestó el youtuber, quien lanzó un misil teledirigido a María Eugenia Vidal y Juntos por el Cambio: “No necesitamos timbreo, a nosotros nos vienen a buscar”.

Durante la caminata, el precandidato liberal dialogó con comerciantes Durante la caminata, el precandidato liberal dialogó con comerciantes

Luego habló Victoria Villrruel, quien fue presentada como “nuestra dama de hierro”. “Es la primera caminata de muchas en las cuales tenemos que llenar la Ciudad del grito de libertad, de respeto al proyecto del otro, a la propiedad, a la vida. Es la primera vez de muchas que vamos a salir a caminar a difundir nuestro mensaje frente a la población que desde hace décadas está votando lo que puede y hoy va a poder votar lo que quiere y lo que siente”, declaró entusiasta la presidente de CELTYV, la asociación civil que nuclea a las víctimas del terrorismo de Argentina. La abogada llamó a la gente a afiliarse al Partido Libertario, para “fiscalizar y cuidar los votos” en las PASO.

Con apenas un hilo de voz rasgado, Milei hizo su esfuerzo por hablar. “Como verán el recital del sábado me dejó tomada la voz”, dijo en relación al acto del fin de semana al que definió como “el renacimiento de la Argentina, el resurgimiento después de 100 años de decadencia”. “Les pido que nos sigan acompañando en esta gesta histórica porque vamos a terminar torciendo esta historia de decadencia para volver a ser una potencia mundial”, concluyó el showman de los liberales.

Este jueves continuará con caminatas en San Telmo y mañana visitará Chacarita.