HomePoliticaEl gobierno ofrece a Juntos repartirse los jueces federales por nombrar pero...

El gobierno ofrece a Juntos repartirse los jueces federales por nombrar pero Macri lo resiste

Alberto Lugones fue elegido este jueves como presidente del Consejo de la Magistratura y el kirchnerismo se quedó con las principales comisiones del organismo, sin embargo será difícil que el gobierno logre cubrir las dos vacantes disponibles en la Cámara Federal y los tres juzgados federales que no tienen juez designado.

Mauricio Macri ya avisó que no está de acuerdo en negociar con el kirchnerismo las designaciones en el fuero que juzga los delitos de corrupción, revelaron a LPO fuentes al tanto de las conversaciones entre el oficialismo y la oposición sobre como cubrir los juzgados vacantes.

El ex presidente, explicaron las fuentes, prefiere mantener el actual status quo en la justicia federal. Sin el acompañamiento de la oposición parece difícil que el Gobierno logre juntar en el Consejo de la Magistratura los 9 votos necesarios para avanzar con las ternas para cubrir vacantes.

La intención del oficialismo es repartirse los puestos con Juntos por el Cambio con la siguiente proporción: dos juzgados federales y un camarista para el Gobierno y uno y uno para Juntos.

La intención del oficialismo es repartirse los puestos con Juntos por el Cambio con la siguiente proporción: dos juzgados federales y un camarista para el Gobierno y uno y uno para Juntos.

 

El principal objetivo del Gobierno es correr a Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi de la Cámara Federal. Ambos habían sido trasladados por Macri para lograr mayoría en todas las salas de la Cámara y con el cambio de gobierno la Corte decidió que permanecieran en sus funciones hasta que estuvieran resueltos los nuevos  concursos.

 

Algunos funcionarios del kirchnerismo vendieron ese fallo como una victoria, pero a casi un año y medio de la sentencia, los jueces siguen en el mismo lugar.

El ministro de Justicia, Martín Soria.

Según pudo saber LPO Macri cree que la situación actual favorece los intereses de Juntos por el Cambio. Considera que la Corte es “antigobierno” y que en la Cámara Federal tiene una importante ventaja sobre el kirchnerismo, mientras que en Casación ve un “empate” y por eso es mejor no innovar.

 

Si el gobierno lograra sacar adelante una negociación que parece difícil, como mínimo se quedaría con una de las poltronas del tribunal, algo que Macri rechaza. El ex Presidente es quien tiene más llegada a la justicia de todos los dirigentes de Juntos gracias a las redes que tejió Daniel Angelici, entre otros operadores de la denominada Mesa Judicial.

Los nombres de los candidatos se negocian bajo un estricto hermetismo, pero LPO pudo saber que Fernando Arce, secretario de Ariel Lijo, es uno de los candidatos para ocupar el Juzgado Federal 12. Para el concurso de camaristas Gonzalo Rúa, juez penal de la Ciudad, quedó en el primer puesto.

 

En el Consejo el oficialismo cuenta con los votos de Vanesa Siley e Inés Pilatti de Vergara, que se quedaron con las comisiones de Selección y de Disciplina y Acusación, las más trascendentes del organismo. Mariano Recalde es el otro representante del poder legislativo, que se suma a Gerónimo Ustarroz, Alberto Lugones y Diego Molea. Graciela Camaño es la “swing voter” del Consejo, aunque suele acompañar más al oficialismo que a la oposición.

 

El macrismo tiene los votos de Carlos Matterson, representante de los abogados del interior y cercano a  Angelici, de Diego Marías y de Pablo Tonelli. La senadora jujeña Silvia del Giacoppo y los representantes de los jueces Juan Manuel Culotta y Ricardo Recondo forman parte de la oposición pero no del núcleo duro macrista.

 

El oficialismo necesita llegar a nueve de los trece consejeros, para cubrir las ternas y ante la negativa de Macri la única opción a explorar es la de los representantes de los jueces. Los magistrados, más allá de sus simpatías políticas, responden de forma directa a sus representados y eso podría abrir una via de negociación para el Gobierno.

El juez federal Ariel Lijo.

 

Sobre la mesa están los juzgados federales que quedaron vacantes: el de Claudio Bonadío, Rodolfo Canicoba Corral y Sergio Torres, además de los dos puestos en Casación.

 

Los nombres de sus reemplazantes se negocian bajo un estricto hermetismo, pero LPO pudo saber que Fernando Arce, secretario de Ariel Lijo, es uno de los candidatos para ocupar el juzgado federal 12. Para el concurso de camaristas Gonzalo Rúa, juez penal de la Ciudad, quedó en el primer puesto.

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MIRA LO QUE PERDISTE