El italiano Gianmarco Tamberi y el qatarí Mutaz Essa Barshim acordaron este domingo compartir la medalla de oro en salto en alto con una marca de 2,37 metros.

Ambos llegaron igualados hasta el final y cuando el juez se acercó para ofrecer un desempate acordaron compartir la medalla de oro y festejaron abrazados.

La medalla de plata quedó vacante y el bielorruso Maksim Nedasekau completó el podio con la de bronce.

Los tres atletas llegaron a los 2,37 metros y fallaron en el récord olímpico del estadounidense Charles Austin de 2,39 en Atlanta 1996 pero tanto Tamberi como Barshim habían terminado en igualdad perfecta.

Además del emocionante gesto con su colega, Tamberi protagonizó un particular festejo ya que exhibió un yeso con la frase “Road to Tokio 2020-2021”, en referencia a la lesión que lo marginó de los Juegos de Río 2016.

El qatarí Barshim, de 30 años, completó su colección de medallas tras haber logrado la de bronce en Londres 2012 y la de plata en Río 2016.