El módulo científico ruso Nauka se acopló este jueves a la Estación Espacial Internacional (ISS), tras ocho días de viaje, informó la agencia espacial Roscosmos.

Pocas horas después del acoplamiento, hubo un problema con el motor de los propulsores, que se encendió de manera inesperada, lo que modificó la orientación de la ISS.

“Los propulsores empezaron a funcionar (…) de manera inesperada y desplazaron en 45º la estación. Las operaciones de enderezamiento permitieron reubicarla en su posición y la tripulación no se encuentra en peligro”, explicó la NASA en Twitter, según la agencia de noticias AFP..

 

La responsable de vuelos de la NASA, Kathy Lueders, calificó en rueda de prensa el incidente como una “hora realmente emocionante” al tiempo que agradeció a la tripulación que hubiera superado el contratiempo.

La agencia espacial estadounidense agregó que la cápsula espacial Dragon, del programa SpaceX, lanzada por el millonario Elon Musk, actualmente amarrado a la estación internacional, estaba lista para evacuar a la tripulación en caso necesario.

Este incidente provocó que el lanzamiento de prueba del vehículo espacial Boeing Starliner, sin tripulación, hacia la estación internacional, fuera aplazado hasta el 3 de agosto mientras dure la investigación en curso.

El viaje de Nauka

Nauka (“Ciencia” en ruso) despegó el 21 de julio a bordo de un cohete Proton-M del cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Después de ocho días de viaje espacial, que necesitó para ubicarse en la misma órbita que la ISS, este módulo científico se amarró a las 13h29 GMT (10:29 hora argentina) al módulo del servicio ruso Zvezda.

La operación de amarre debía realizarse de manera automática, pero el cosmonauta Oleg Novitski, a bordo de la ISS, tomó el control manual del módulo para guiarlo en los últimos metros.

“Nuevo módulo, nuevas perspectivas para la cosmonáutica rusa”, destacó en Twitter el tripulante ruso Ivan Vagner.

Antes de que Nauka esté plenamente operacional e integrado en la ISS, aún se necesitarán varios meses de trabajo y algunas caminatas espaciales, agregó AFP.

Nauka es un módulo de laboratorio, pero también proporcionará “espacio adicional para estaciones de trabajo y almacenamiento de carga, y espacio para equipos de regeneración de agua y oxígeno”, indicó Roscosmos.

Sustituye, tras 20 años de servicio, al módulo Pirs, que se desacopló el lunes de la ISS para consumirse en la atmósfera terrestre durante un ingreso controlado sobre el océano Pacífico.

Nauka se empezó a ensamblar en los años ’90 pero su lanzamiento, previsto inicialmente para 2007, se fue retrasando, por problemas de financiamiento, errores burocráticos y problemas técnicos durante su diseño y desarrollo.