El papa Francisco expresó este domingo su “preocupación” por la situación en Afganistán y exhortó al “diálogo” para resolver el conflicto, en momentos en que el movimiento islamista talibán rodea la capital afgana y exige una entrega del poder.

“Me uno a la preocupación unánime con relación a la situación en Afganistán”, declaró el Papa en la tradicional oración del Ángelus en la Plaza San Pedro.

 

Francisco deseó que “cese al ruido de las armas y que se puedan encontrar soluciones en la mesa del diálogo”, informó la agencia de noticias AFP.

“Sólo de esta manera los miembros de la población martirizada de este país -hombres, mujeres, niños y ancianos, podrán regresar a sus hogares, vivir en paz y seguridad, en pleno respeto recíproco”, agregó el Papa.