“Entrenamos como si fuésemos a viajar, pero la realidad es que todavía no nos confirmaron nada”. Las palabras de Ludmila Ianni, joven de 18 años, oriunda de Ramos Mejía e integrante de la selección sub 20 de waterpolo femenino grafican el sentir del resto de sus compañeras.

Sucede que el plantel de 20 jugadores -que deberá reducirse a 13 previo a la competición- aún desconoce si podrá viajar a Israel para disputar el mundial entre el 9 y 17 de octubre. “Clasificamos hace dos años y al día de hoy no nos dijeron si nos van a apoyar o no. Nadie nos dio una respuesta aún. Es un poco complicado porque no sabemos si debemos prepararnos”, reveló la joven, en diálogo con TN.com.ar.

Serán 13 las jóvenes menores de 20 que viajarán al torneo: el presupuesto es de US$3000 por cada una de ellas (Foto: Ludmila Ianni).

“No es lo mismo prepararse sabiendo que vas que con esta incertidumbre. Nosotras siempre intentamos dar lo máximo y estamos haciendo todo lo posible para poder viajar”, agregó. La búsqueda de recursos recaudatorios llevó a las chicas a rifar la ropa deportiva que entrega la marca que viste al seleccionado, la misma que utilizan para entrenar y concentrarse: 50 rifas de $100 que lograron vender en un santiamén.

Precisamos juntar US$3000 por cada jugadora. Próximamente vamos a comenzar otra rifa, vamos a incluir cosas nuestras. Abrimos una cuenta en Mercado Pago y estamos juntando por todos lados. Siempre que alguien nos pueda ayudar, de manera externa, se lo agradecemos de corazón”, dijo Ianni.

El presupuesto incluye los pasajes para las 13 jugadores, el hospedaje en Israel, los traslados y las comidas. “Las mallas también las compramos nosotras, porque son de una tela especial, a medida y llevan un cierre detrás. También incluyen nuestros nombres y tienen que ser todas iguales. Cuestan alrededor de 60 euros cada una”, reveló la joven, quien juega en la Universidad de La Matanza y estudia para ser profesora de educación física.

“Acá es un deporte amateur y en Europa lo ven como un deporte profesional. En 2020 jugué en el Club Natació Catalunya de Barcelona. Allá habían cerrado todos los deportes pero nosotras podíamos entrenar porque es profesional. Estando acá, este tipo de situaciones te ponen en desventaja”, manifestó Ludmila.

El seleccionado femenino obtuvo el pasaje al mundial luego de la clasificación obtenida en el Sudamericano Juvenil de Iquique (Chile), en 2019. A diferencia del torneo masculino, que primero iba a desarrollarse en Buenos Aires y luego se confirmó en República Checa, la organización siempre estuvo prevista en Israel. Hace unos días, TN.com.ar relató cómo dos de los jóvenes del plantel sub 20 comenzaron a vender alfajores para cumplir el sueño de jugar el torneo.

La joven de 18 años con la medalla del tercer puesto en el Sudamericano Absoluto de Polo Acuático de Mujeres 2021 (Foto: Ludmila Ianni).

Estoy entrenando todos los días y estoy haciendo doble turno. A la mañana hago la parte de natación y a la tarde waterpolo. Cuatro veces por semana gimnasio. Eso en un día habitual. Los fines de semana entrenamos con la Selección”, dijo Ludmila.

El plantel depende de que haya disponibilidad en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) para instalarse los viernes por la tarde y entrenar hasta el domingo, con la posibilidad de concentrar allí mismo. “A veces no hay lugar y las chicas que son del Interior se quedan en nuestras casas. Es un sacrificio muy grande el que hacemos todas”, expresó.

El mundial comienza el 9 de octubre y se desarrollará hasta el 17 del mismo mes (Foto: Ludmila Ianni).

Ludmila continuó: “En mi club somos muy pocas entrenando. Ayer, por ejemplo, éramos nueve personas. No llegábamos a armar un equipo. Se complica un poco. En nuestro caso todo tiene que pasar por la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos (CADDA). El último mundial que fuimos no se nos apoyó, pero tenemos la ilusión que para este año sí podamos obtener algo. El país vive una situación muy difícil, lo sabemos; pero clasificamos, quiere decir que tenemos el nivel para competir”.

El cuerpo técnico que deberá acompañarlas tampoco cuenta con la seguridad de poder hacerlo. “Ellos nos plantearon que entrenemos y nos preparemos igual. La realidad es que nuestra cabeza está puesta en eso y en pelear para obtener uno de esos 13 lugares. Ninguna tiene un puesto asegurado”, dijo Ludmila.

Y completó: “Sortearemos cosas que vamos juntando. Una de las chicas aportó un parlante, otra un día de spa en un centro de estética, lo que sea. En cuanto a la ropa es la oficial de la selección. Prendas que teníamos sin uso, que era nuestra y preferimos aportarla para esta causa. No perdemos las esperanzas”.

Para colaborar con el seleccionado sub 20 de waterpolo femenino:

CBU: 000000310096934449563 – Alias: WPFEMARG.

Instagram: @wpfermarg.jrs.