Buenos Aires, Agosto de 2021.- El efecto del cambio climático sobre los recursos hídricos es cada vez más grande. El cambio climático afectará aún más la disponibilidad y cantidad de agua a la que los humanos tendrán acceso para necesidades básicas, sumado al efecto que tiene el uso que hacen los ciudadanos del mundo de este recurso.

El uso global de agua se ha multiplicado por seis durante el siglo pasado y se espera siga en constante aumento debido al crecimiento demográfico, el desarrollo económico y los cambios en los patrones de consumo. De esta forma y de acuerdo con datos de las Naciones Unidas, de continuar así, los humanos se enfrentarán a un déficit mundial de agua del 40 % para 2040. (Fuente)
“Es importante repensar cómo afrontamos los problemas relacionados con el agua para tener un mejor manejo de este recurso, que cada vez se vuelve un bien más preciado. La escasez de agua y sequías son cada vez más notorias en todo el mundo, incluido en Argentina, como podemos ver en la situación que afronta el río Paraná y las localidades que lo rodean”, expresó Víctor Guajardo, Gerente General de Amanco Wavin Argentina.

Hoy en día, según datos de Naciones Unidas, la escasez de agua afecta aproximadamente a 3 mil millones de personas en todo el mundo y la cantidad de agua fresca disponible por habitante cayó por un quinto en las últimas décadas.

Asimismo, el cambio climático sumado al agua como un suministro más errático e incierto agravarán las situaciones en regiones donde más falta y crearán escasez en las regiones en las que abunda el agua hoy en día. Un fenómeno que solía ser más estacional que crónico se verá alterado por el cambio climático y la disponibilidad estacional del agua se verá alterada.
Los periodos de sequía comienzan a ser más extensos y sus consecuencias más notorias. De acuerdo con datos de Naciones Unidas, durante los últimos 20 años, las sequías representaron un 5% de los desastres naturales, afectando a 1.1 mil millones de personas, con una mortalidad de 22.000 personas, y causando 100 mil millones de dólares en daños económicos. (Fuente)

“En Amanco Wavin trabajamos por un abastecimiento de agua seguro y eficiente, creemos que cada gota cuenta, por lo que constantemente buscamos crear soluciones innovadoras que den respuesta a los problemas que enfrenta el mundo. Sabemos que es necesario accionar todos nuestros esfuerzos para hacer frente a una crisis global como es la escasez de agua y buscar soluciones duraderas pensando en el largo plazo”, finalizó Guajardo.