Rápidamente, los efectivos se dirigieron al lugar y constataron que en un contenedor de residuo había una bolsa de polietileno y entre los desechos estaba una pierna izquierda amputada desde la rodilla, con una venda en el área del tobillo.

El fiscal Obaldia Eyseric tomó conocimiento de lo sucedido y dispuso que se de intervención al personal del Gabinete Científico y médico policial. También se dio intervención a personal de Bomberos.