A dos semanas del cierre de listas, todavía no hay demasiadas certezas sobre quién encabezará la lista a diputados nacionales del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires. Se dejan correr nombres y dos líneas de trabajo posibles para ese armado que irá a las urnas: que el candidato o candidata “sea el proyecto” -una idea que seduce cada vez más al gobernador Axel Kicillof– o que los candidatos sean figuras de peso, con centralidad en el oficialismo, para hacerle a frente a caras “nuevas” de la arena política opositora como puede llegar a ser el neurocirujano Facundo Manes, que ya oficializó su precandidatura por el radicalismo.

En ese debate -que terminarán de definir el presidente Alberto Fernández y sobre todo la vicepresidenta Cristina Kirchner en la previa a la fecha límite para la presentación de las listas- los intendentes del peronismo con territorialidad en el conurbano tienen una porción de protagonismo . O al menos, eso esperan.

A la fecha, por fuera de los “ministros intendentes” Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Jorge Ferraresi (Desarrollo Territorial y Hábitat) y -más como delegado de Sergio Massa en noreste y noroeste bonaerense- Alexis Guerrera (Transporte), hay tres intendentes que se aseguran estar en la negociación territorialMartín Insaurralde de Lomas de Zamora, Juan Zabaleta de Hurlingham y Leonardo Nardini de Malvinas Argentinas. Luego, por el peso electoral de La Matanza, también está el tándem de la vicegobernadora Verónica Magario y el intendente Fernando Espinoza.

Tras el acto que encabezó Cristina Kirchner en Lomas de Zamora, donde fue invitada por el propio Insaurralde a la presentación del plan Conectar Igualdad Lomas, el nombre del intendente del distrito del sur del conurbano escaló en la pirámide de nombres posibles para ir a la lista del oficialismo. Sin embargo, el rol de Insaurralde hoy parece más perfilado al armado y la construcción del FdT que al propio protagonismo electoral como el que tuvo en 2013 cuando encabezó la lista del Frente para la Victoria en la elección legislativa que terminó perdiendo frente al Frente Renovador de Sergio Massa.

Sin posibilidad de reelección en 2023, primero buscará revalidar los acuerdos políticos sellados desde 2019 a esta parte que se terminaron de evidenciar con la presidencia de Máximo Kirchner al frente del PJ bonaerense y que incluyeron también la conducción en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Hoy es liderada por un leal suyo: Federico Otermin, que ha llevado sin mayores sobresaltos la conducción de ese cuerpo legislativo.

Juan Zabaleta de Hurlingham es otro intendente del conurbano que empujó -apoyado sobre algún reclamo interno por la falta de apertura en la discusión política electoral para la provincia de Buenos Aires- un lugar en la consideración. En las últimas semanas su apellido también apareció en algún borrador de posibles nombres dentro del oficialismo. Antes, debe afrontar el ordenamiento del PJ de Corrientes, donde fue designado interventor para organizar el partido e ir a la elección provincial con un candidato de fuste para hacer una buena elección el 29 de agosto contra el gobernador opositor Gustavo Valdés que buscará renovar. En esa empresa, logró convencer al vicegobernador Gustavo Cantero de romper con Valdés e ir por la intendencia de la capital provincial en acuerdo con el peronismo.

Con el distrito administrativamente controlado, Zabaleta sigue el contacto estrecho con Fernández y el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. En una entrevista con el medio Letra P el intendente albertista se encargó de reclamar que el encuentro rotulado como la mesa de los lunes tenga mayor amplitud. El mensaje fue oído.

Axel Kicillof con intendentes peronistas del conurbanoAxel Kicillof con intendentes peronistas del conurbano

La semana pasada Zabaleta mantuvo un encuentro poco trascendido con Fernández y Cafiero en Casa Rosada. Fue el mismo día que el intendente se vacunó. Vacunas, Corrientes y situación bonaerense fueron parte del menú.

Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas, también está dentro de los considerados para el armado electoral para las próximas elecciones. No sería candidatopero sí uno de los portavoces del grupo de intendentes del peronismo de la Primera Sección electoral, donde el Ejecutivo bonaerense tiene especial interés ya que por esa sección electoral se eligen ocho lugares para el Senado bonaerense, donde hoy domina Juntos por el Cambio.

Por su cercanía territorial, Nardini también mantiene sintonía con el líder del Frente Renovador, pese a no ser un intendente que reporta en el massismo. El fin de semana pasado inauguró un paso bajo a nivel. Buscó darle al evento un volumen político que reunió a Massa, Kicillof (vía teleconferencia), la ministra de Gobierno bonaerense Teresa García y algunos intendentes de la Primera Sección electoral, además del ministro de Transporte de la Nación.

De 41 años, es considerado por el diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, quién será el tamiz en el armado de listas seccionales dentro del FdT.

Allí, los intendentes esperan al menos conservar los lugares que hoy tienen en la Legislatura bonaerense con representación legislativa de sus territorios. El senador Luis Vivona, de Malvinas Argentinas, vence mandato en el Senado. Mientras que en Diputados, con sello de Insaurralde, también termina su período el diputado Federico Otermín.

Nardini junto a Sergio Massa y Teresa García Nardini junto a Sergio Massa y Teresa García

Quien también espera recuperar presencia legislativa en la Cámara baja bonaerense es el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. Mientras que Magario se inclina por las recorridas en el interior bonaerense donde el FdT tendrá que pelear una elección que históricamente le es compleja, el jefe comunal del distrito con mayor peso electoral de la Provincia intentará hacer valer su peso para recuperar terreno en el ámbito de Diputados.

Hoy hay dos bancas que ocupan legisladores referenciados con La Matanza. Uno es el presidente del bloque oficialista en la Cámara baja, Facundo Tignanelli, dirigente de La Cámpora. La otra banca la tiene la peronista María Laura Ramírez, quien actualmente mantiene un distanciamiento político con Espinoza, pese a haber formado parte de su estructura política. El intendente, en tanto, ya fue diputado nacional hasta 2019. A priori no estaría en la lista para el Congreso, aunque pondrá en la discusión los resultados electorales en el tramo local de las últimas elecciones en el distrito que tiene más de 1 millón cien mil personas habilitadas para votar, según el sufragio 2019.